Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

¿Que es el Homo Academicus?

Publicado por Francisco Mora activado 20 Marzo 2013

¿Que es el Homo Academicus?

Del Homo Academicus al Homo Pensador:

La Dimensión Personal en la Formación Universitaria.


Por: Lic. Gladys Adamson (Directora Escuela de Psicología Social en Quilmes, Argentina)

¿Dónde se halla la sabiduría que hemos perdido con el conocimiento, dónde se halla el conocimiento que hemos perdido con la información?" T.S.Eliot

Voy a empezar con una referencia a un oscuro filósofo napolitano que vivió en el siglo XVIII en plena época de auge del racionalismo de Descartes. Este filósofo es Giambattista Vico (1) que se opuso al hegemónico cogito ergo sum cartesiano y planteó Verum est factum ipsum " Lo verdadero es lo hecho mismo".

Rescata la acción, el hacer y propone que es desde allí que surge lo verdadero La verdad para el hombre es lo que él mismo hace. "En Dios esta la primera verdad porque Dios es el primer hacedor". El criterio de verdad acerca de una cosa está en hacerla. Se opone a Descartes planteando "ciertamente el pensar no es causa de que yo sea espíritu sino su señal". La certeza de que se piensa no es ciencia sino conciencia. Enfatiza la "divina facultad de hacer" que representa la natural forma de conocer del hombre.

Lacan

Lacan plantea que en el discurso universitario el agente es el saber. El saber, como discurso, se dirige al goce del otro, al goce de los alumnos pero para ponerlos en régimen. Aspira a que todos sean iguales. Por ello hay que tener en cuenta que en el discurso universitario lo que se produce son sujetos: sujetos todos iguales. El discurso universitario toma el goce del alumno que es lo más particular que tiene cada uno y lo mete en régimen. Por eso Lacan plantea que el discurso universitario es una variante del discurso del amo. Porque tiene el significante amo como el lugar de la verdad.

Lo que el discurso universitario enuncia como verdad opera como amo. Es interesante pensar que esta sería una de las razones por la cual los alumnos universitarios, tradicionalmente se rebelan. En términos universales, lo habitual del estudiantado es la posición de rebeldía. Sería la manera de demostrar que el discurso universitario como discurso del amo, en última instancia, fracasa. Que no quieren dejarse identificar por el significante del saber y hacer de su goce un estándar.

En relación a la formación Lacan plantea que el psicoanálisis es intransmisible. Retomaremos luego esta cuestión.

Pierre Bourdieu:

Este autor plantea que los profesores académicos lo son, en la medida que asumen un punto de vista escolástico, el scholastic view y que "se trata de un punto de vista absolutamente particular sobre el mundo social, sobre el lenguaje o sobre cualquier objeto de pensamiento que se vuelve posible gracias a la situación de skholè, de ocio, de la cual la escuela - palabra que también proviene de skholè- constituye una forma particular, en tanto que situación institucionalizada de ocio estudioso".

El punto de vista escolástico implica una "disposición neutralizante (en el sentido de Husserl) que implica la suspensión de toda tesis de existencia y de todo propósito práctico". Implica también al "ejercicio escolar como juego gratuito, experiencia mental, que es un fin para sí mismo."

El homo academicus u homo scholasticus es alguien que puede asumir este punto de vista porque el Estado o una organización "le suministra los medios necesarios para hacerlo, es decir el tiempo libre -liberado de las urgencias de la vida y la competencia- garantizada por un aprendizaje especifico a base de skholè y por ultimo la disposición (entendida como aptitud y como inclinación) para invertir, para invertirse uno mismo en los envites fútiles, que se engendran en los mundos escolásticos".

Para penetrar verdaderamente en estos universos en los que se producen pensamientos o discursos liberados de las coerciones y de los limites de una coyuntura histórica hay que disponer de tiempo, de skholè y también tener esa disposición para jugar a juegos gratuitos que se adquiere y se refuerza en las situaciones de skholè, como la inclinación y la aptitud para plantear problemas especulativos por el mero placer de resolverlos, y no porque ya estén planteados a menudo con urgencia, por las necesidades de la vida, para tratar el lenguaje no como un instrumento sino como un objeto de contemplación, de delectación o de análisis, etc.

Bourdieu aclara que la lógica en que intenta situarse no es la de la condena sino de la interrogación epistemológica ya que se refiere a la postura epistémica en si, a los "presupuestos inscritos en el hecho de retirarse del mundo y de la acción en este mundo para pensarlos. Y de que modo este distanciamiento, esta abstracción, este retiro afectan el pensamiento que posibilitan y con ello el contenido mismo de lo que se piensa".

Pierre Bourdieu nos invita a pensar qué tipo de subjetividad conformamos con los dispositivos formativos que implementamos en la Universidad. Las casas de altos estudios emergen así no tanto como transmisoras de productos objetivos (sino) como productoras de subjetividades

E. Pichón Rivière:

El concepto de aprendizaje de Enrique Pichon Rivière se halla articulado con el de socialización. Para este autor el psiquismo es social antes de ser singular. La socialización es posible porque a través de la intermediación de las tramas vinculares objetivas (2) que sostienen a cada sujeto - ya se trate de estructuras duales, ámbitos grupales, institucionales o comunitarios - éste va construyendo una estructura subjetiva, un esquema referencial, un "cristal con que mira" al mundo y a sí mismo. Es fundamental que cada subjetividad construya una estructura subjetiva que articule y organice el mundo social que lo precede, que de otra manera emergería en su condición de desmesura, inabarcabilidad y caos.

El esquema referencial es el reservorio de los modelos de pensar, sentir y hacer que nos permite posicionarnos en un lugar en el mundo, percibirlo, organizarlo, valorarlo. Contiene estructuras cognitivas, afectivas y de acción, que marcan al cuerpo. Está constituido en gran parte por las identificaciones con rasgos de las relaciones vinculares que se entablan con personas significativas de nuestra vida. El sujeto es concebido como el anudamiento singular de una compleja red de tramas multidimensionales que E. Pichón Rivière distingue en ámbitos (grupal, institucional y comunitario).

Es importante señalar que no tenemos o portamos un esquema referencial, sino que somos un esquema referencial. Nuestra subjetividad es una forma de interpretar el mundo (social y material) y de posicionarnos frente a él. Gran parte de esta estructura subjetiva es inconsciente lo que asegura su reproducción y la de la sociedad que la ha conformado.

El concepto de aprendizaje de Pichón Rivière tiene este sentido amplio. Es aprendizaje de la vida, en y para la vida. Para este pensador latinoamericano, el aprendizaje no es algo que acontece en los claustros de la educación formal. Lo que circula por las aulas universitarias es fundamentalmente información teórica que aspira a su repetición uniforme. El aprendizaje transcurre en las grietas de la educación formal, en la vida cotidiana, en los vínculos, en los recreos, los pasillos, en la vereda y en las calles, en los bares y las alcobas. En lo que la sabiduría popular llama la universidad de la calle. Cada experiencia vincular, cada experiencia de vida es un "protoaprendizaje". ¿Y por qué este concepto tan amplio de aprendizaje? ¿Cómo lo define?

Aprendizaje, para este autor, implica cambios relativamente estables en el esquema referencial. En última instancia aprendizaje es todo aquello que conmueve nuestros referentes, lo que introduce una nueva perspectiva en nuestra lectura de la realidad, lectura que nos involucra, que incluye una manera de posicionarnos y de mirarnos.

En 1969 agrega otra perspectiva. En "Grupo Operativo y modelo dramático" define aprendizaje como "apropiación instrumental de la realidad para transformarla". Desde esta perspectiva transformar la realidad implica transformarse.

Aprendizaje y crisis de la modernidad:

Pichon Rivière llama la atención que la subjetividad moderna es un tipo especial de subjetividad. Se trata de una estructura sometida a constantes cambios y exigida a permanentes procesos de desestructuración y reestructuración de su esquema referencial.

La crisis de la modernidad no es algo que sólo acontece en el mundo externo. La crisis de la modernidad constituye también el drama subjetivo de cada sujeto contemporáneo. Esta tiende a fragmentar su esquema referencial a astillar o romper el cristal con que mira al mundo (4).

El sujeto moderno está compelido a tolerar amplios márgenes de incertidumbre, para sostenerse en la condición de precariedad de sentido (5) que caracteriza a nuestra cultura de modernidad radicalizada o posmoderna. Para Enrique Pichon Rivière el sujeto sano es el sujeto que aprende, es el que está dispuesto a que su esquema referencial quede sometido a procesos mas o menos constantes de desestructuración - reestructuración.

Por ello plantea que así como necesitamos un esquema conceptual, un sistema de ideas que guíen nuestra acción en el mundo, necesitamos que este sistema de ideas, este aparato para pensar la realidad opere también como un sistema abierto que permita su modificación. Es la interrelación dialéctica mutuamente transformante con el medio lo que guiará la ratificación o rectificación del marco referencial subjetivo. Concretamente plantea que nuestro esquema referencial debe permanecer flexible, permeable a los cambios. Pero E. Pichon Rivière no concibe a las modificaciones del esquema referencial como una renuncia sino como las modificaciones necesarias para una adaptación activa a la realidad (6)y para que, ante los cambios en el contexto los deseos y proyectos sigan siendo posibles.

Que la estrategia no surja inconscientemente producto de un esquema referencial que reproduce las condiciones de su conformación sino una estrategia que posee la direccionalidad del proyecto de un ser autónomo que se plantea una relación mutuamente transformante con su contexto. En síntesis: Es en esta sociedad, marcada por el cambio y por la "precariedad de sentido", que el ser humano debe construir un "aparato para pensar la realidad" que le permita insertarse y pertenecer a un campo simbólico propio de su cultura y la cultura particular en la que está inserto.

Este "aparato para pensar" nos permite percibir, distinguir, sentir, organizar y operar en la realidad. A partir de un largo proceso de identificaciones con rasgos de las estructuras vinculares en las cuales transcurre nuestra vida construimos, en el mejor de los casos, este esquema referencial que nos estabiliza una cierta manera de concebir al mundo. En los años 60 E. Pichon planteaba que debemos pensar a la subjetividad en su condición de moderna y a la sociedad como estructura en permanente cambio y que tiende a la fragmentación de las significaciones sociales

Todo esquema referencial es inevitablemente propio de una cultura en un momento histórico-social determinado. Somos siempre emisarios y emergentes de la sociedad que nos vio nacer. Todo esquema referencial es a la vez producción social y producción individual. Se construye a través de los vínculos humanos y logra a su vez que nos constituyamos en subjetividades que producimos y reproducimos la sociedad en que vivimos.

Enrique Pichon Rivière nos sitúa frente al desafío de pensarnos como sujetos signados por el cambio insertos en una sociedad que también se modifica permanentemente y que actualmente ha sido definida como "contexto de turbulencia" (Mario Robirosa). Ello nos obliga a pensar al sujeto y a la sociedad en condiciones de creación y mutabilidad. E. Pichón Rivière rescata así nuestra condiciones de creadores, porque no concibe ningún sistema como cerrado y producido "para siempre", porque todos los sistemas, el sujeto, los grupos, las instituciones, los marcos teóricos, su ECRO están abiertos a la producción de las innovaciones a las cuales inexorablemente nos va a someter la sociedad desde su condición de modernidad.

Subjetividad y formación:

Para E. Pichon Rivière hay una dimensión en la formación que es transmisible y que se lleva a cabo cuando el docente brinda información ya sea teórica, metodológica o técnica. Hay un plano donde el deseo de saber motoriza al alumno al encuentro con información novedosa. Es la dimensión que requiere la presencia del docente, las clases, los materiales didácticos, los libros.

Pero hay otra dimensión en la formación que efectivamente es intransmisible como lo plantea Lacan. Es la dimensión donde se juega el goce singular del alumno en el abordaje del objeto de conocimiento, es la dimensión de la verdad subjetiva, donde se pone en juego el saber que no se sabe que se sabe. Esta dimensión no es transmisible solo se pueden crear las condiciones para que emerja.

En la formación, desde la concepción de Enrique Pichon Rivière de aprendizaje, es ineludible conformar dispositivos que permitan la emergencia de un compromiso subjetivo en el campo del saber, el compromiso del esquema referencial, el poner en juego, involucrar los modelos de pensar, sentir y hacer en relación a lo histórico-social.

No es posible, de otro modo, promover un sujeto autónomo, activo protagonista de su propio proceso de aprendizaje. Para esta dimensión Pichon Rivière propone la técnica, que implica también una transmisión metodológica, que es el Grupo Operativo.

Dispositivos de aprendizaje

La concepción de aprendizaje de Enrique Pichon Rivière tiene consecuencias radicales o estructurales en el momento de pensar los dispositivos de formación. No se puede tener esta concepción de aprendizaje y de subjetividad y apostar a metodologías racionalistas de transmisión. Esta noción de subjetividad es contraria a los métodos tradicionales de enseñanza. Requiere que los dispositivos de formación permitan un compromiso subjetivo y no solo racional. Sabemos la consecuencia que ha tenido el paradigma de la razón en la educación: ha intentado uniformar a los educandos, estandarizarlos, y la enseñanza ha tenido la misión de controlar y disciplinar mas que educar o transmitir.

Por eso planteo que la posición de Pichon Rivière está más cercana a la de Gianbattista Vico que a Descartes. Es la acción la que está más cerca de la verdad que la razón. E.P. Rivière propone como criterio de verdad de su teoría, la operatividad. Lo verdadero está en la acción, en aquello que transforma la realidad (7).

Pichon Rivière enfatiza que la praxis es lo que puede darnos alguna certidumbre acerca de la objetividad, en rigor reemplaza el criterio de objetividad por el de operatividad. La praxis tiende a articular la representación con el objeto. No se trata de la coincidencia entre representación y cosa sino de una intima dialéctica que al mismo tiempo que transforma el objeto ajusta las representaciones del mismo en función operativa. La Técnica de Grupo Operativo incluye un momento de clase o de producción escrita y un momento de producción social de saber.

En este sentido se trata de una estructura abierta que incluye el constante ingreso de información novedosa ya que tiende a la introducción de nuevas perspectivas que promuevan a ampliar, o complejizar el esquema referencial y a reposicionar a cada integrante frente a determinadas problemáticas. Intenta conmover el esquema referencial a partir de cambios de perspectivas y significaciones novedosas. Es una invitación, desde el docente, a avanzar hacia lo impensado, hacia lo imposible. Es una fuerte incitación a abandonar el goce de lo ya conocido.

El grupo operativo es una unidad de lo múltiple: su regla de oro tal como lo plantea E. Pichon Rivière es "a mayor heterogeneidad de los miembros y mayor homogeneidad de la tarea mayor productividad grupal". Esta heterogeneidad logra además que la circulación de los discursos vaya complejizando los temas abordados y cuando se trata de abordar un problema o una disputa, la circulación de diferentes puntos de vista va tendiendo un efecto de flexibilizar las posiciones más dilemáticas.

Esta técnica se plantea una tarea explícita: abordar los temas establecidos en un programa y su bibliografía o trabajar la clase dada previamente. Y una tarea implícita: flexibilizar los esquemas referenciales de los integrantes y esta no es una tarea menor. Pichon Rivière propone en este sentido asumir una responsabilidad en relación al momento histórico social en que vivimos: la modernidad. Implica en este sentido un compromiso ético. Opera también como un antídoto contra el dogmatismo. (8)

El Grupo Operativo (9) surge así como una estructura estructurándose que produce un objeto de conocimiento concebido también como una Gestalt - Gestaltung.

La construcción social de saber que se despliega en el Grupo Operativo requiere del Coordinador una tolerancia a un objeto de conocimiento multidimensional y polimorfo que se construye con "materiales" no habituales en el aprendizaje tradicional. La producción social de saber, cuando un conjunto humano se aboca a desentrañar una problemática, se lleva a cabo con "herramientas" múltiples y disímiles. El material que los integrantes de un grupo aporta son interrogantes, saberes conceptuales previos, saberes que provienen de la experiencia cotidiana (la dóxa de Platón), de la practica social en contextos disímiles, balbuceos de pensamientos incipientes, intuiciones, respuestas rápidas y apresuradas que promueven debate etc.

Enrique Pichon Rivière designa al objeto de conocimiento de la Psicología Social como complejo y polifacético. Lo plantea como conformado por múltiples "caras" (faz) que operan como envolturas de un vacío central. En este sentido todo saber es fragmentario y transitorio. Todo objeto de conocimiento contiene verdades múltiples. Ese vacío incognoscible, que nunca agotará su conocimiento, es lo inquietante de todo proceso de aprendizaje y a la vez el poderoso atractivo de lo desconocido.

En este sentido la técnica de Grupo Operativo respeta la multidimensionalidad de la inteligencia humana: La inteligencia no es una habilidad abstracta, habilidad en manejar abstracciones matemáticas, sino que la inteligencia designa una capacidad operativa de interacción con el mundo, designa modalidades especificas de intercambio transformador con el mundo (relación mutuamente transformante con el mundo, aquello que transformo me transforma). Se distingue de las inteligencias múltiples por el hecho que no se trata de encajar en una clasificación de inteligencia sino de abordar una multidimensionalidad como concepción abierta de las diferentes modalidades de conexión con el mundo

Grupo Operativo no es un dispositivo disciplinar: No se trata de un panóptico ni de un lecho de Procusto. La libertad de palabra y pensamiento constituye su clima de trabajo. El sujeto del grupo operativo es un sujeto descentrado en la producción social de un saber. Su discurso no es desde un yo consciente que domina voluntariamente su enunciación. Allí es posible el pensamiento errante, el pensamiento nómade. El pensamiento no sujeto a fiscalización ni auditoria.

Notas:

(1) El libro de Gianbattista Vico se denominó Ciencia Nueva y se publicó en 1726 y es posterior y continuación de Sabiduría primitiva de los italianos de 1710. Esta última obra se editó en el "Instituto de Filosofía" de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires (Argentina) en 1939. Traducción de Jacinto Cúccaro. También se puede ver en Benedetto Croce La filosofía di Gianbattista Vico, Gius, Laterza & Figli, Bari, Italia, 1911.

(2) No son objetivas en el sentido de verdad científico sino que son objetos del mundo externo.

(3) Enrique Pichon Rivière, risueñamente, establecía tres escenarios fundamentales de aprendizaje: la calle, el estaño (metal con que se revestían los mostradores de los bares) y la alcoba.

(4) "Engranaje y Envoltura" de "Psicología de la vida cotidiana" Ed. Nueva Visión. Argentina, 1998. "Una sociedad estable le permite al individuo reconocerse a través de una serie de funciones fijas que actúan como espejos dándole un rostro. Pero hoy esos espejos como los de un siniestro parque de diversiones, devuelven una imagen distorsionada e irreconocible. La confusión de roles sociales, que atañe tanto al hombre como a la mujer, la quiebra de estereotipos de pensamiento y conducto, la incertidumbre acerca de un destino imprevisible, desembocan en una situación critica y angustiante que exige ser esclarecida".

(5) Noción planteada por Cornelius Castoriadis: "El mundo fragmentado" Editorial Altamira. Montevideo. Uruguay

(6) El concepto de adaptación activa a la realidad se refiere a una condición subjetiva que implica un atravesamiento de la ley, una inclusión en la dimensión simbólica de la sociedad a la cual se pertenece pero al mismo tiempo incluye un posicionamiento no alienado, no sometido a esta dimensión. El término activa se refiere a la trasgresión creativa de estas condiciones de sociabilidad. La dimensión simbólica debe ser recreada para preservar la condición de autonomía del sujeto.

(7) La transformación de la realidad no se da en cualquier sentido. Cuando E. Pichon Rivière la plantea, este concepto conlleva una direccionalidad. Esta es hacia una complejización material y simbólica de la misma (que implica a Eros) y hacia una autonomía del sujeto o los sujetos involucrados. Autonomía como camino contrario a la alineación.

(8) Con la teoría como dogma la problemática que se desencadena es que se toman los conceptos no como herramientas de producción, herramientas de trabajo intelectual, sino como certezas, lo que clausura la posibilidad de seguir pensando. La verdad transmitida solo aspira a su repetición, a su trasmisión textual. Esto transforma la enseñanza en un ritual y a la teoría en un mito. Este posicionamiento frente a un cuerpo teórico, frente a un determinado campo de saber es similar al de los fundamentalistas, los fanáticos. Hay determinados posicionamientos teóricos donde no se puede establecer una crítica porque lo perciben como el ataque a todo un sistema de significaciones. Es importante sostener la posición acerca de la teoría como un universo de significaciones que permite la lectura de ciertos fenómenos pero no-todos. Todo cuerpo teórico permite "leer" ciertos fenómenos y dar cuenta de ellos y no permite leer otros. La teoría-total, la teoría-verdad implica una ilusión. Habría una teoría que daría cuenta de la verdad universal. Esto es tranquilizante, concreta la concepción de una teoría-refugio. La validación de ese cuerpo teórico se obtiene fácilmente remitiéndola al autor, repitiendo las palabras de verdad consagrada.

(9) E. Pichon Rivière define Grupo como: "conjunto de personas, ligadas entre sí por constantes de tiempo y espacio y articuladas por su mutua representación interna que se plantea explicita e implícitamente una tarea que constituye su finalidad". Dice del Grupo Operativo que es una técnica que "se caracteriza por estar centrada en forma explicita en una tarea que puede ser el aprendizaje, la curación (en este sentido abarca a los grupos terapéuticos), el diagnostico de las dificultades de una organización laboral, la creación publicitaria etc. Bajo esta tarea explícita subyace otra implícita, que apunta a la ruptura, a través del esclarecimiento, de las pautas estereotipadas que dificultan el aprendizaje y la comunicación, significando un obstáculo frente a toda situación de progreso o cambio." Plantea que "El Coordinador cumple en el grupo un rol prescripto: el de ayudar a los miembros a pensar, abordando el obstáculo epistemológico configurado por las ansiedades básicas. Opera en el campo de las dificultades de la tarea y la red de comunicaciones."

¿Que es el Homo Academicus?

Comentar este post