Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Diccionario de Psicologia Social 5a. parte.

Publicado por Francisco Mora activado 26 Junio 2013

Diccionario de Psicologia Social 5a. parte.

Diccionario de Psicologia Social 5a. Parte.

Por Pablo Cazau.

(Anexos de F. Mora)

44. ENFERMO MENTAL

Sujeto al que se le ha adjudicado -y él ha asumido- el rol de portador de la ansiedad y los conflictos de su grupo inmediato. En tal sentido, es el portavoz, el símbolo y el depositario de los aspectos alienados de la estructura social.

1. Caracterización.- El enfermo mental es "el portador de la ansiedad y conflictos del grupo inmediato, es decir, del grupo familiar" (37), "y es también, por ello, el símbolo y el depositario de los aspectos alienados de su estructura social y portavoz de su inseguridad y su clima de incertidumbre" (185).

Un miembro de la familia pasa a constituirse en 'enfermo mental' no sólo cuando le es adjudicado ese rol por su familia, sino además también cuando él mismo asume ese rol que le adjudican. La adjudicación y la asunción de roles en relación con un determinado integrante del grupo familiar tiene que ver con una característica de éste último: es el miembro más débil, es decir, el que menos resistencia puede oponer a la adjudicación de roles. Sería interesante, por lo demás, investigar por qué razones un miembro del grupo es el más débil.

A modo de ejemplo, imaginemos una familia donde el padre tiene dificultades económicas, y tiende a culpar a su hijo por ello ya que "debe gastar en escuela, útiles, transporte y maestra particular". La madre, por su lado, padece crisis histéricas, y sostiene que "este hijo es el que me pone nerviosa". La hermana, finalmente, acusa a su hermano de crearles a sus padres permanentes dificultades. A todo esto, el hijo no puede defenderse, o lo hace débilmente, hasta que finalmente asume el rol de enfermo haciéndose cargo de los malestares de la familia (desde ya, aún cuando realmente no ocasione gastos, ni realmente le haga la vida imposible a su madre).

El enfermo mental no surge de la nada. "Cuando emerge una neurosis o una psicosis en el ámbito del grupo familiar, descubrimos que previamente un grado determinado de inseguridad se ha instalado en el seno de ese grupo, impotentizándolo. Esto significa dinámicamente que un miembro del grupo familiar asume un rol nuevo, se transforma en el portavoz y depositario de la ansiedad del grupo. Se hace cargo de los aspectos patológicos de la situación en un proceso interaccional de adjudicación y asunción de roles, que compromete tanto al depositario como a los depositantes. El estereotipo se configura cuando la proyección de los aspectos patológicos surgidos en esa situación de inseguridad es masiva. El sujeto queda paralizado, fracasa en su intento de elaborar una ansiedad tan intensa, y enferma... A partir de ese momento se completa el ciclo de elaboración de un mecanismo de seguridad patológica, desencadenado por un incremento de las tensiones, que consiste en la depositación masiva, con la posterior segregación del depositario por la peligrosidad de los contenidos depositados" (187). Además de depositario, el enfermo es un portavoz, en cuanto es "el vehículo por el que comienza a manifestarse el proceso implícito causante de la enfermedad" (186).

Pichon Rivière tiende a concebir al enfermo mental como un depositario de la patología grupal, lo que significa que lo que está enfermo, estrictamente hablando, no es la persona sino el grupo o, más específicamente, los vínculos que en él se establecen. De allí que la curación implica curar un vínculo, no una persona, para lo cual entonces se requerirá la presencia de todos, es decir, la implementación de una terapia grupal.

2. Relación con el terapeuta.- "El paciente está denunciando, es el 'alcahuete' de la subestructura de la cual él se ha hecho cargo, y que trae como consecuencia el empleo de técnicas de marginalidad o segregación (internación en hospital psiquiátrico) donde en un Inter-juego implícito... el psiquiatra asume el rol de resistencia al cambio, es decir de la cronicidad del paciente" (37-38). En oposición a esta actitud, "curarlo es adjudicarle un rol nuevo, el de agente de cambio, y transformarnos nosotros mismos también [como terapeutas] en elementos del cambio" (185).

45. EPISTEMOLOGIA CONVERGENTE

Postura según la cual las ciencias del hombre convergen sobre un objeto único: el hombre en situación. Esta Inter-ciencia funcionaría como una unidad operacional que permite el enriquecimiento de la comprensión de dicho objeto de conocimiento.

1. Concepto.- Pichon Rivière destaca siempre la índole social y pluridimensional de la estructura y sentido de la conducta, razón por la cual su indagación no puede quedar circunscripta a una única disciplina.

En este contexto, la epistemología convergente es una postura según la cual "las ciencias del hombre conciernen a un objeto único: "el hombre en situación", susceptible de un abordaje pluridimensional. Se trata de una inter-ciencia, con una metodología interdisciplinaria, la que funcionando como unidad operacional permite un enriquecimiento de la comprensión del objeto de conocimiento y una mutua realimentación de las técnicas de aproximación al mismo" (12).

Así, la psicología social que postula Pichon Rivière apunta a una visión integradora del "hombre en situación", ubicado en una determinada circunstancia histórica y social. Tal visión se alcanza, entonces, "por una epistemología convergente, donde todas las ciencias del hombre funcionan como una unidad operacional" la que, como tal, aporta elementos para la construcción de un instrumento único llamado ECRO (150).

La denominación 'epistemología', utilizada por Pichon Rivière, obedece al hecho de que no se trata de una postura frente a cierta realidad llamada 'hombre en situación', sino una postura frente a las ciencias que estudian esa realidad. La epistemología se define, en efecto, genéricamente, como el estudio del conocimiento científico.

46. ESCISION

Proceso hipotético que acontece originariamente en la posición esquizo-paranoide, y en virtud del cual el yo y/o el objeto se separan o dividen en una parte buena y una parte mala, lo que le permite al sujeto emerger del caos y ordenar sus experiencias. Pichon Rivière retoma este concepto en el marco de la teoría kleiniana, aplicándolo a los fenómenos grupales y otorgándole un lugar en su teoría de la depresión básica. Sinónimos: disociación, splitting.

1. Concepto.- En general y más allá de su sentido específico en psicología, la palabra 'escisión' significa división, rompimiento, separación. Por ejemplo, puede decirse que una asamblea se escindió en dos grupos antagónicos, o que una célula madre se escindió en dos células hijas.

En el psicoanálisis kleiniano y el pensamiento de Pichon Rivière el término adquiere un sentido específico: se trata de un proceso que comienza en el transcurso de los seis primeros meses de vida (posición esquizo-paranoide), y que consiste en una separación o división del yo y /o del objeto parcial en una parte 'buena' y una parte 'mala'. Por ejemplo: en términos kleinianos, el objeto parcial pecho se escinde en un pecho bueno y uno malo.

La escisión tiene como finalidad ordenar el universo del sujeto para lograr una discriminación de sus percepciones y sus emociones. En efecto, la escisión o splitting "permite al yo emerger del caos y ordenar sus experiencias. Está en la base de todo pensamiento, si consideramos que la discriminación es una de las primeras manifestaciones de este comportamiento del área 1 [mente]" (22).

Para organizar sus experiencias, entonces, entabla sendas relaciones con lo que él vivencia como dos objetos: "uno totalmente bueno, gratificante, al que ama y por el que es amado, y otro totalmente malo, frustrante, peligroso y persecutorio, al que odia y por el que se siente odiado. Esta escisión y relación del yo con dos objetos de valencias opuestas se denomina 'divalencia' y es característica de la posición esquizoparanoide" (180-181).

La escisión del objeto en bueno y malo es correlativa de la misma división a nivel yoico, es decir, se produce también al mismo tiempo la escisión del yo en un Yo bueno y un Yo malo. Quedan así configurados dos vínculos separados: por un lado el vínculo Yo bueno-Objeto bueno, y por el otro lado el vínculo Yo malo-Objeto malo.

Para Pichon Rivière, la escisión es un mecanismo necesario para la socialización del sujeto y para la génesis del pensamiento. a) En cuanto a la socialización, "la división del objeto total tiene como motivación impedir la destrucción total del objeto, que al escindirse en bueno y malo configura las dos conductas primarias en relación con amar y ser amado y odiar y ser odiado, es decir, dos conductas sociales que determinan el comienzo del proceso de socialización en el niño que tiene un rol y un status dentro de un grupo primario o familiar" (20); b) el mecanismo de la escisión tiene también su importancia en la génesis del pensamiento: a partir de sus experiencias de gratificación y frustración, el niño va adquiriendo "la capacidad de discriminar entre varios tipos de experiencias como primera manifestación de pensamiento, construyendo así una primera escala de valores" (20).

Pero la escisión no es solamente considerado como un mecanismo arcaico, es decir, como un mecanismo típico de los seis primeros meses de vida, sino también, y particularmente en el pensamiento de Pichon Rivière, como un mecanismo regresivo y como un mecanismo grupal. En ambos casos, se trata de una reactivación de la escisión como mecanismo arcaico.

2. Escisión y regresión.- En el contexto de su teoría de la depresión básica (ver este artículo), la escisión y todos los otros mecanismos propios de la posición esquizoparanoide se reactivan regresivamente, se instalan dos vínculos separados con un objeto bueno y con un objeto malo, configurándose así las diversas patologías según la ubicación de esos objetos en las distintas áreas: mente, cuerpo o mundo externo (23).

En este contexto es donde aparece explícita la función defensiva que tiene la escisión. Indica Pichon Rivière que "la función básica del yo en esta situación [regresiva] es la 'preservación de lo bueno y el control de lo malo', evitando la fusión de ambos aspectos en un objeto total, lo que significaría la emergencia de la posición depresiva, que es vivida por el sujeto como catastrófica" (122).

3. Escisión en los grupos.- El concepto de escisión permite explicar también los fenómenos grupales, ya que los grupos también necesitan, al igual que el bebé de la posición esquizoparanoide, emerger del caos y organizar sus experiencias perceptivas y emocionales ubicando en un 'lugar' el objeto bueno y en otro 'lugar' distinto el objeto malo (proceso de discriminación). Por ejemplo, el líder como objeto bueno y el chivo emisario como objeto malo.

En efecto, puede ocurrir que en un grupo algún miembro, siguiendo el mecanismos de adjudicación y asunción de roles, se haga depositario de los aspectos malos, negativos o atemorizantes del grupo o de la tarea, y mediante un tácito acuerdo con el grupo asume el rol de chivo emisario. Otro miembro, en cambio, y siempre siguiendo un plan de adjudicación y asunción de roles, puede hacerse depositario de los aspectos buenos o positivos del grupo, constituyéndose como líder. Decimos entonces que se ha producido una disociación, a través de la cual el objeto bueno líder puede ser preservado de los ataques del grupo, que entonces serán canalizados hacia el objeto malo chivo emisario.

47. ESCLARECIMIENTO

Trabajo compartido que se realiza en el marco de la técnica de los grupos operativos, cuya finalidad es el análisis de la situación grupal en el 'aquí y ahora', a los efectos de abordar y resolver los miedos básicos implicados en dicha situación, permitiendo al grupo avanzar hacia el logro de sus objetivos.

1. Concepto.- El esclarecimiento es un trabajo compartido por todos los miembros del grupo, tendiente a analizar y resolver los miedos básicos que le impiden avanzar hacia el logro de sus objetivos.

Este esclarecimiento "implica el análisis, en el 'aquí y ahora' de la situación grupal, de los fenómenos de interacción, los procesos de adjudicación y asunción de roles, las formas de la comunicación, en relación con las fantasías que generan esas formas de interacción; los vínculos entre los integrantes, los modelos internos que orientan la acción (grupo interno) y los objetivos y tarea prescripta del mismo. Un paso importante en este proceso de esclarecimiento, de aprender a pensar, es un trabajo orientado hacia la reducción del índice de ambigüedad grupal por la resolución dialéctica de las contradicciones internas al grupo, que toman la forma de dilema paralizando la tarea a través del enfrentamiento entre individuos o subgrupos. La situación dilemática esteriliza el trabajo grupal y opera como defensa ante la situación de cambio" (210-211).

El esclarecimiento "puede ser súbito y pasajero o más o menos duradero (golpe de 'insight', o instante de 'insight' que puede ser también transitorio), o continuarse en un proceso de elaboración" (136).

48. ESPIRAL DIALÉCTICA.

Espiral dialéctica: "A este proceso lo he representado gráficamente como el funcionamiento de una espiral en continuo movimiento, en la cual situaciones de apertura y de cierre alternan y se resuelven dialécticamente de una manera continua, pero en condiciones anormales se transforma en un circulo cerrado, vicioso, patológico. La actividad (la obra) adquiere el carácter de lo estereotipado. Esa dificultad puede definieres como una inhibición (fobia) frente al espacio abierto por el nuevo ciclo de la espiral." "Entrevista de Zito Lema a Enrique Pichón Rivière, sobre el arte y la locura" pag. 139, Ediciones Cinco.)

49. ESTRUCTURA

Conjunto de elementos que interactúan entre sí constituyendo un sistema o unidad múltiple. Ejemplos de estructuras: el vínculo y la conducta. La configuración de las estructuras, sean normales o patológicas, está regida por los principios de poli-causalidad, pluralidad fenoménica, continuidad genética y funcional, y movilidad de las estructuras (175).

1. Concepto.- A partir de la lectura de los textos de Pichon Rivière es posible inferir su idea de estructura como una unidad múltiple (175): 'múltiple' porque está constituida por diversos elementos, y 'unidad' porque esos elementos no están aislados ni son independientes, sino que existen entre ellos relaciones de interacción e interdependencia (10) en virtud de las cuales se modifican mutuamente.

Se citan algunos ejemplos de estructura, como por ejemplo el vínculo (o estructura vincular) y la conducta. Así, vínculo es definido en los términos de una estructura compleja de interacción (28), y conducta como una estructura, como un sistema dialéctico en permanente interacción (173).

2. Principios.- Las estructuras pueden ser normales o patológicas (ver Salud Mental y Enfermedad Mental). Según Pichon Rivière, existen ciertos principios que "rigen la configuración de una estructura" (18, 175), o "que intervienen en su causación" (122), sea esta normal o patológica. Estos principios constituyen tal vez las conceptualizaciones más teóricas y abarcativas que podemos encontrar en el pensamiento de Pichon Rivière, por lo que podríamos calificarlos como una suerte de 'meta-psicología pichoniana' (así como la meta-psicología freudiana está constituida por los principios económico, dinámico y tópico).

Respecto a cuáles son estos principios, existen diferentes versiones que fueron apareciendo cronológicamente a medida que Pichon Rivière desarrollaba su pensamiento. He aquí una síntesis de esta evolución, según el texto "El proceso grupal":

a) Primera versión (año 1965): Se mencionan tres principios: policausalidad, pluralidad fenoménica, y continuidad genética y funcional (122).

b) Segunda versión (año 1967): Se amplía la cantidad de principios, y a los tres anteriores se agregan los principios de movilidad de las estructuras, de rol, vínculo y portavoz, y de situación triangular (18). Para los dos últimos, remitimos al lector a los artículos Rol, Vínculo, Portavoz, y Edipo, Complejo de.

c) Tercera versión (año 1970): Siete años antes de su fallecimiento, Pichon Rivière expone esta versión, que es la que consideraremos en la presente Guía, y según la cual hay cuatro principios: poli-causalidad, pluralidad fenoménica, continuidad genética y funcional, y movilidad de las estructuras. Pichon Rivière considera necesario además agregar tres nociones que permitirán comprender la configuración de una estructura: rol, vínculo y portavoz (175). Para acceder a un mayor desarrollo de los cuatro principios enunciados, remitimos al lector a los respectivos artículos.

Principios rectores de la configuración de una estructura

Principios

Policausalidad (factores constitucional, disposicional, actual)

Continuidad genética y funcional (teoría de la enfermedad única; depresión básica)

Pluralidad fenoménica (área 1 mente, área 2 cuerpo, área 3 mundo externo)

Movilidad (estructuras instrumentales y situacionales)

Otros conceptos importantes

Rol, vínculo, portavoz

El existente. Es un momento fenomenológico que, a partir de la observación que se está haciendo, se aísla del contexto o del material existencial que ofrece el grupo o el sujeto. A partir de él, el psicólogo social hace una hipótesis sobre lo que sucede a nivel inconsciente en ese momento. “El existente tiene una estructura, una forma, una configuración, es una Gestalt, en realidad una Gestaltum, es decir, un continuo proceso de formarse una Gestalt o estructura”.[1]

La familia, es en nuestra sociedad, un grupo humano centrado en tareas de procreación, afectivo sexuales, educativas, de supervivencia, económicas y sociales prescritas por el sistema socio-político; organizado para el cumplimiento de esas tareas en base a la diferencia de sexos, edades y roles, sometido a una interacción dinámica interna y a un intercambio con el exo-grupo social; determinado por la prohibición del incesto, por la estructura edifica y por la estructura social, para renovar el parentesco por medio de la alianza heterosexual. (A. Scherzer).

"Es el proyecto o la estrategia totalizante de una acción sobre la base de una necesidad" (67). Las fantasías inconscientes, en tal sentido, orientan la conducta de las personas, y siguen el modelo primario del acontecer del grupo interno.

1. Concepto.- Las fantasías inconscientes intervienen ya tempranamente cuando el niño, librado al medio extrauterino, estructurará sus vínculos positivos y negativos sobre la base de sus experiencias de gratificación o de frustración (180). Tales vínculos irán configurando su mundo interno, por internalización de aquellos vínculos tempranos.

El grupo interno del paciente, o sea la representación que éste tiene del grupo real que ha internalizado, constituye a su vez la base de sus fantasías inconscientes en relación con su familia (67), y es en base a dichas fantasías que la persona se comportará de tal o cual manera con los demás, es decir, la fantasía es un proyecto de acción. "Toda la vida mental inconsciente, es decir, el dominio de la 'fantasía inconsciente', debe ser considerado como la interacción entre objetos internos ('grupo interno'), en permanente interrelación dialéctica con los objetos del mundo exterior" (42).

Pichon Rivière se ha interesado particularmente por las fantasías inconscientes en la dinámica grupal. Por ejemplo, y en el caso de un grupo familiar en terapia, el enfermo es el portavoz de sí mi0smo y de las fantasías inconscientes del grupo, por lo que la interpretación de sus denuncias requiere una dimensión vertical tanto como horizontal (128).

"La estructura interaccional del grupo no sólo permite sino que estimula la emergencia de fantasías inconscientes... La fantasía inconsciente, [es la] crónica del acontecer intrasubjetivo del grupo interno del sujeto". Como tal, tiene una estructura dramática (hay personas que interactúan entre sí de determinada forma y no de otras). Este drama interno a su vez interactuará con el drama o crónica del grupo externo, permitiendo que emerjan ciertas conductas y queden excluidas otras (194).

Así, la tarea, el grupo, y el contexto donde ambos se relacionan constituye una ecuación en la cual emergen fantasías inconscientes, que siguen el modelo primario del acontecer del grupo interno. "Entre estas fantasías algunas pueden funcionar como obstáculo en el abordaje del objeto de conocimiento y distorsionantes en la lectura de la realidad, mientras que otras actúan como incentivo del trabajo grupal. El enfrentamiento de ambos tipos de fantasías inconscientes proyectadas en el grupo producirán las situaciones de conflicto características de la tarea grupal. El esclarecimiento de dichas fantasías inconscientes, así como la resolución dialéctica del dilema que dio origen al conflicto, constituyen la tarea latente [implícita] del grupo" (143).

52. FORMACION (F. Mora).

Se distingue formación, de enseñanza. La formación concierne y alude al aprendizaje logrado a través de la movilización de los procesos psíquicos, en donde el sujeto queda personalmente implicado en situaciones en los que dichos procesos y la dialéctica grupal en la que se expresan, son vivenciados intensamente en los limites que la tarea propone (Ana Ma. Del Cueto).

“Los teóricos del trabajo psicoanalítico en grupos nos ofrecen herramientas conceptuales para pensar los procesos formativos: Missenard menciona que “la formación no consiste en dar a cada uno (de los participantes de un grupo), una ‘forma’ previamente definida, sino en ubicarlo en una situación tal que le permita iniciar un movimiento personal, en el momento en que lo demanda”. El trabajo con la concepción operativa de grupo, requiere de una elaboración grupal, teniendo como intermediaria la tarea, y se basa en un reacomodo de las identificaciones de cada uno de los “yo” de los participantes (y en su relación con el coordinador).

Este movimiento de las identificaciones permite comprender la formación esencialmente como una de-formación, una pérdida de las ‘formas antiguas’ (formas de relación con la tarea o tema; formas de relación con los otros y consigo mismo), los participantes re-estructuran su economía psíquica afectando directamente al yo en sus percepciones, en sus formas de ser y hacer, la subjetividad primaria es trastocada en función de la realidad grupal que ayuda a tramitar los efectos y las influencias de lo social más amplio, permitiendo que el yo de los participantes se reestructure en sus relaciones internas y hacia el mundo externo, esto pasa a través de una labor de recomposición de las identificaciones del yo del sujeto”. (Francisco Mora Larch).

53. GESTALT, LA (F. Mora).

La Gestalt. Esta escuela de psicología se dedicó principalmente al estudio de la percepción. Ella postula que las imágenes son percibidas como un todo, como una configuración (del alemán, gestalt) y no como mera suma de sus partes constitutivas. La gestalt también va a tener muy en cuenta el papel que juega el contexto. Los psicólogos de la Gestalt descubrieron que la percepción estaba muy influida por el contexto y la configuración de los elementos percibidos y que las partes derivan a menudo su naturaleza y su sentido global, y no pueden entenderse separadas de éste. Pichón va a utilizar las nociones de figura−fondo, tomadas de esta psicología, para explicar como “El emergente que se configura en el aquí y el ahora constituye lo que en términos de Gestalt podemos llamar figura”.[2]

54. GRUPO

Conjunto restringido de personas ligadas entre sí por constantes espacio-temporales y articuladas por su mutua representación interna, que se propone explícita o implícitamente realizar una tarea que constituye su finalidad (142, 152, 187-8, 209). El grupo es una unidad básica de interacción y de sostén de la estructura social (152).

1. Concepto.- El término 'grupo' puede hacer referencia a un fenómeno, es decir, a una realidad tal y como se nos presenta (grupo como objeto empírico), o puede hacer referencia a una construcción conceptual (grupo como objeto teórico). El grupo como objeto teórico es un constructo que permite explicar -y aún predecir- los fenómenos grupales, y servir como marco de referencia para operar en ellos.

Los grupos como objetos empíricos son por ejemplo una familia, un equipo de trabajo, un grupo de estudio, etc., mientras que ejemplos de grupos como objetos teóricos son la conceptualización de grupo de Kurt Lewin, la de Wilfred Bion, la de Didier Anzieu o la de Pichon Rivière.

Desde éste último, un grupo puede definirse a partir de una serie de elementos constitutivos que, si se constatan en la realidad, configurarán una situación grupal. Entre estos elementos, Pichon Rivière enumera a veces la cantidad de integrantes, la organización espacio-temporal, la mutua representación interna y la tarea (209), y en otras ocasiones se refiere a una estructura, una función, una cohesión y una finalidad (152). Examinemos brevemente todos estos elementos constitutivos incluidos en ambas versiones que, por otra parte, son perfectamente conciliables.

a) Cantidad de integrantes.- La denominación de grupo se aplica a un conjunto restringido de personas, pero no suele haber una especificación numérica en la que los diversos autores coincidan. En general, se considera un mínimo de 2 o 3 personas, y un máximo de 15 o 20. Pichon Rivière trabajó en una ocasión, por ejemplo, con varios grupos, donde el promedio era de 9 integrantes (109). Así, no son considerados grupos una muchedumbre, una organización relativamente grande, o una clase social. La cantidad restringida de personas proviene de la necesidad de considerar que en un grupo todos deben conocerse 'cara a cara' e interactuar directamente entre sí. Este tipo de grupos constituyen unidades de interacción social, y como tales son objeto de investigación para la psicología social.

b) Constancia espacio-temporal.- Para que un conjunto de personas sean un grupo deben reunirse en lugares y en momentos más o menos constantes. Por ejemplo, un grupo terapéutico se reúne en el consultorio del profesional (lugar o coordenada espacial), y en determinados días y horarios (momentos o coordenada temporal).

c) Mutua representación interna.- Un grupo "es un conjunto de personas articuladas por su mutua representación interna" (189). Cada miembro proyecta su grupo interno sobre los demás miembros, con lo que las diferentes representaciones internas del grupo y los miembros que las sustentan se articulan entre sí constituyendo la unidad grupal.

d) Tarea y finalidad.- La tarea son los medios para que el grupo alcance su finalidad. Un grupo tiene siempre, por definición, una finalidad, y ejecuta o puede ejecutar ciertas acciones para alcanzarla (tarea). La tarea, sentido del grupo, "es la marcha del grupo hacia su objetivo, es un hacerse y un hacer dialéctico hacia una finalidad, es una praxis y una trayectoria" (189). Ver también Tarea.

Respecto de la finalidad, los conjuntos sociales se organizan en unidades para alcanzar mayor seguridad y productividad (152, 209); pero más allá de estos objetivos universales, hay objetivos más específicos que dependerán del momento de la evolución del grupo (defenderse de las ansiedades básicas, encarar una tarea productiva, plantear un proyecto, etc.), y del tipo de grupo considerado (cuidar y formar hijos, curar una enfermedad, reflexionar sobre el propio grupo, etc.).

Puede resultar importante aclarar la diferencia entre una finalidad 'en' común, y una finalidad común, siendo esto último una característica netamente grupal. Ejemplos: varias personas haciendo una cola en un banco, o varias personas subiendo en el mismo ascensor tienen una finalidad 'en' común: todas quieren hacer un trámite bancario, o todas quieren subir a algún piso. Sin embargo, no tienen una finalidad común porque no se han organizado como grupo para lograr esos objetivos.

Supongamos ahora que ocurre un accidente, y el ascensor queda detenido e incomunicado entre dos pisos. La finalidad inmediata ahora es salir de tan incómoda situación, para lo cual probablemente los pasajeros se organizarán de modo de pasar de una finalidad 'en' común a una finalidad común: se constituirán como grupo con su correspondiente líder, su portavoz, su chivo emisario, etc., porque comprenderán que cada uno independientemente no puede resolver el problema. Tal vez cuando haya pasado el problema el grupo se disuelva, o tal vez no, lo que no impide que en ese momento haya funcionado como un grupo, ya que éste puede también ser espontáneo y efímero.

e) Estructura, función cohesión.- Señala Pichon Rivière que "la estructura y función de un grupo cualquiera, sea cual fuere su campo de acción, están dadas por el Inter-juego de mecanismos de asunción y adjudicación de roles. Estos representan modelos de conductas correspondientes a la posición de los individuos en esa red de interacciones, y están ligados a las expectativas propias y a las de los otros miembros del grupo. El rol y su nivel, el status, se ligan a los derechos, deberes e ideologías que contribuyen a la cohesión de esta unidad grupal" (152).

2. Clasificación.- A lo largo de los textos de Pichon Rivière se plantean diferentes criterios para clasificar a los grupos.

a) Grupo externo y grupo interno.- Mientras el grupo externo (por ejemplo la familia tal y como existe como grupo natural) corresponde a la realidad exterior, el grupo interno corresponde a una realidad intra-psíquica (la familia tal y como fue internalizada por cada uno de sus integrantes). Ver también Mundo Interno.

Pichon Rivière define grupo interno como un "conjunto de relaciones internalizadas en permanente interacción y sufriendo la actividad de mecanismos o técnicas defensivas, con sus relaciones, contenido de la fantasía inconsciente" (42). Al plantear esta idea de grupo interno, Pichon Rivière se inspiró en S. Freud, cuando señalaba en "Psicología de las masas y análisis del yo" que todos los efectos recíprocos desarrollados entre el objeto y el yo total, conforme lo revela la teoría de las neurosis, se reproducen luego dentro del yo (42).

b) Grupo homogéneo y grupo heterogéneo.- Los grupos externos pueden ser homogéneos o heterogéneos, según el grado de diversidad existente entre los miembros en cuanto a edad, actividad, formación, sexo, etc. (208). Por ejemplo, en cuanto a la actividad de sus miembros, un grupo heterogéneo incluye psiquiatras, psicólogos, sociólogos, economistas, etc. (86).

Uno de los dos niveles de la interdisciplinariedad se funda precisamente en la mayor heterogeneidad de los grupos, cualidad deseable en tanto el grupo adquiere mayor productividad. En efecto, una de las leyes básicas de la técnica de 'grupos operativos' es aquella que dice que "a mayor heterogeneidad de los miembros y mayor homogeneidad en la tarea, mayor productividad" (151). En general, en todos los grupos se observa una diferenciación progresiva (heterogeneidad adquirida) en la medida en que aumenta la homogeneidad en la tarea (118).

c) Intragrupo y extragrupo.- El intragrupo, o grupo propiamente dicho, es el grupo al cual pertenece una persona, es decir es su grupo de pertenencia, mientras que el extragrupo es cualquier otro grupo diferente que entre en relación con el primero. El intragrupo 'somos nosotros', mientras que el extragrupo 'son ellos'.

El intragrupo puede adoptar hacia otros grupos (exogrupos) actitudes de antagonismo u hostilidad, pero también actitudes amistosas. Cuando un grupo cambia su actitud haciéndose por ejemplo, amistoso, puede tomar como marco de referencia a los otros grupos para comparar sus propias situaciones internas. Se dice entonces que el exogrupo actúa como grupo de referencia del primero. Como resultado del proceso, el intragrupo adopta características del exogrupo asemejándose más a éste y emulándolo mediante complicados procesos de identificación, lo que por ejemplo se manifiesta a través de expresiones de deseos de ingresar al grupo de referencia que se ha tomado como modelo (115).

Algunos miembros de un grupo pueden conformar un sub-grupo que se orienta hacia un exogrupo. "La existencia de subgrupos es natural en toda situación grupal, pero en ciertos casos estos subgrupos adquieren características más estables, más rígidas, con una tendencia a estereotipar la dirección de la comunicación".

"Resulta frecuente observar, en ciertos núcleos familiares, miembros con una tendencia al aislamiento o a la inclusión en otro grupo, que progresivamente va adquiriendo una cierta autonomía, una pertenencia a un extragrupo o grupo de referencia".

"En la medida en que desplazan su pertenencia desde el grupo primario al grupo de referencia, transfieren también su cooperación y su pertinencia. El grupo primario se mantiene en la medida en que otros integrantes puedan asumir el rol del ausente, ya que los roles pueden ser complementarios o suplementarios" (71).

d) Grupo de enseñanza, grupo de aprendizaje, grupo de psicoterapia.- Según el propósito perseguido por los grupos, estos pueden oscilar desde los grupos de enseñanza en un extremo, hasta los grupos de psicoterapia en el otro, constituyendo los grupos de aprendizaje una situación intermedia entre ambos (94).

Como su nombre lo indica, un grupo de enseñanza es aquel cuyo fin principal es enseñar y aprender un determinado objeto de estudio. En ellos "se desarrolla una amplia comunicación intelectual y afectiva entre los docentes y alumnos" (94).

En el otro extremo, los grupos de psicoterapia, o grupos terapéuticos, tienen como finalidad estricta la curación de la enfermedad del grupo, consistiendo aquí la tarea en la resolución del común denominador de la ansiedad del grupo que adquiere en cada miembro características particulares (118).

El grupo de aprendizaje, al ser un caso intermedio entre los anteriores, tiene algo de ambos: por un lado tiene un objetivo terapéutico orientado hacia la elaboración de las ansiedades básicas, pero al mismo tiempo ese objetivo está en función de 'despejar' o limpiar el campo para poder enseñarse y aprenderse el objeto de estudio, lo cual está más relacionado con el grupo de enseñanza. Por ejemplo, si se trata de un grupo de aprendizaje de psiquiatría, (86, 118), la tarea consiste en la resolución de las ansiedades ligadas al aprendizaje de esa disciplina y en la facilitación para asimilar una información operativa en cada caso. "De esta manera coinciden el aprendizaje, la comunicación, el esclarecimiento y la resolución de la tarea, con la curación del grupo" (86).

"Puede observarse en estos grupos que el temor a la locura, reconocido por todos los autores como una de las fuentes más importantes de la resistencia en el aprendizaje de la psiquiatría, toma un sesgo específico. Aparece como un temor estrictamente fóbico en que se mezclan ansiedades paranoides y depresivas frente al objeto de conocimiento. Los alumnos perciben en forma muy clara y dramática que el aprendizaje significa, en el fondo, identificarse con el objeto de conocimiento, penetrar literalmente en él. Las ansiedades paranoides aparecen como fantasías de quedar encerrado dentro del objeto, de neta connotación claustrofóbica, acompañadas de temores hipocondríacos a la contaminación y el contagio. El análisis precoz y sistemático de estas ansiedades específicas acorta el camino y hace posible el logro de la finalidad propuesta, la limpieza del campo operacional del aprendizaje. Como es lógico suponer, estos conflictos aparecen con mayor intensidad en los futuros psiquiatras, en quienes, de no ser oportunamente resueltos, terminan por crear una verdadera fobia al enfermo que se resuelve en un constante eludirlo y en una técnica de tratarlo a distancia, 'por delegación'" (94-95).

Aunque la clasificación precedente en grupos de enseñanza, de psicoterapia y de aprendizaje es mencionada por Pichon Rivière en el marco de su discusión sobre la aplicación de la psicoterapia de grupo en la enseñanza de la psiquiatría, aquella puede también aplicarse a lo que Pichon Rivière llama en general 'grupos industriales': un equipo de fútbol, un grupo que estudia arte, etc. (118).

e) Grupo epileptoide, grupo esquizoide y tipos intermedios.- Es un tipología de grupos específicamente familiares, citada por Pichon Rivière y planteada originalmente por Mme. Minkowska. Los grupos epileptoides muestran una tendencia a la aglutinación de sus miembros, mientras que los grupos esquizoides se caracterizan por una tendencia hacia la disolución y la dispersión, siendo el grupo hipocondríaco una estructura intermedia. Para mayor información, Ver Grupo Familiar.

f) Otras clasificaciones.- Pichon Rivière menciona otras tipologías, refiriéndose, por ejemplo, a grupos primarios y grupos secundarios, grupos horizontales y grupos verticales, etc. (86, 118). La familia es el ejemplo típico de grupo primario. Los grupos horizontales son aquellos donde sus miembros participan activamente y toman parte en las decisiones, no así los grupos verticales, donde un miembro se impone a los demás 'verticalmente'. La diferencia entre grupos horizontales y verticales es comparable a la establecida por Lewin, cuando distingue grupos democráticos y autoritarios.

Tipos de grupos

Grupo externo

Homogéneo

Heterogéneo

Intragrupo

Extragrupo

De enseñanza

De aprendizaje

De psicoterapia

Epileptoide

Esquizoide

Hipocondríaco, etc.

Primario

Secundario

Horizontal

Vertical

55. GRUPO CONSPIRADOR

Forma de organización y funcionamiento grupal cuyo fin es oponerse a los cambios. La conspiración es una situación constante y latente en todo grupo social, y suele manifestarse por ejemplo en la pre-tarea, o primer momento grupal (129).

1. Concepto.- Un primer momento grupal, donde el grupo entra en una pre-tarea, suele estar configurado sobre la base de una conspiración para oponerse a los cambios y dirigido por un líder saboteador, inmovilizando aún más la estructura preexistente.

En efecto, a veces lo que "el portavoz expresa representa es la resistencia al cambio. El grupo se organiza para estereotiparse, como defensa ante la ansiedad que produce ese cambio, porque significa enfrentarse con ansiedades psicóticas que son vividas como más graves que las que se manifiestan en su sintomatología. Entonces el grupo se estructura como 'grupo conspirador' para oponerse al cambio, ya que éste es vivenciado como un "enloquecer", con un aumento de desamparo, de inseguridad e incertidumbre grupal". Por su falta de seguridad interna el grupo se aglutina intensamente, y adquiere una pertenencia y una agresividad mayor que la normal, a punto tal que se torna peligroso desde el punto de vista social.

La conspiración es una situación constante y latente en todo grupo social y tiende a desplazar al coordinador en su doble condición de agente de cambio y chivo emisario. Cuando esta conspiración se elabora, el grupo, en el aquí y ahora de la tarea, es un grupo débil (128-129).

56. GRUPO FAMILIAR

Conjunto de personas ligadas entre sí por constantes espacio-temporales y vínculos de parentesco, y articuladas por su mutua representación interna, que se propone explícita o implícitamente realizar una tarea que constituye su finalidad (187-8). La familia es la unidad primaria de interacción y sostén de la estructura social (186), y puede analizarse desde los puntos de vista psico-social, socio-dinámico e institucional (58).

1. Concepto.- La familia se define de la misma manera que grupo, sólo que deben agregarse a las constantes de espacio y tiempo, los vínculos de parentesco (188).

La familia "es el sostén de la organización social, unidad primaria de interacción que se establece sobre la base de un interjuego de roles diferenciados. Su carácter de estructura surge de la necesaria interdependencia de los roles correspondientes a la situación triangular básica, padre, madre e hijo, emergentes de las relaciones y diferencias funcionales y biológicas. Esta situación triangular básica y universal, con sus posibles variantes culturales, determina el modelo que seguirán las interrelaciones familiares" (186).

"Cómo unidad básica de interacción, la familia aparece como el instrumento socializador, en cuyo ámbito el sujeto adquiere su identidad, su posición individual dentro de la red interaccional. La 'funcionalidad' y la 'movilidad' de dicha posición señalarán el grado y naturaleza de adaptación a ese contexto grupal, del que cada sujeto es 'portavoz'" (186).

Así, "la tarea del grupo familiar es la socialización del sujeto, proveyéndole de un marco y un basamento adecuados para lograr una adaptación activa a la realidad en la que se modifica él y modifica al medio en un permanente interjuego dialéctico" (188). Además, como estructura social básica, la familia es el modelo natural de toda situación grupal (59, 152).

El mencionado carácter estructural del grupo familiar nos permite abordarlo también como unidad de análisis para el abordaje de la enfermedad mental, en el sentido de que podemos aproximarnos a él encarándolo como unidad diagnóstica, pronostica, terapéutica y de profilaxis. En efecto, los aportes de la teoría gestáltica, las investigaciones de K. Lewin y las investigaciones del mismo Pichon Rivière permiten considerar a la enfermedad mental, no como la enfermedad de un sujeto sino como la del grupo familiar, desempeñando el enfermo el rol de portavoz (59, 186).

Así, el principio general que considera Pichon Rivière es el que "todo sujeto que enferma psíquicamente es porque ha asumido un rol particular, y en cierta medida operativo, dentro del grupo familiar, al transformarse en el 'portavoz' y 'depositario de la ansiedad' del grupo. De esta manera, al adjudicarle el grupo familiar ese rol y asumirlo él, se consigue un efecto que puede expresarse como superación de la situación de caos subyacente" (53).

"Creada la situación de 'estereotipo' funcionan también 'los mecanismos de segregación', de expulsión o alienación del paciente. Si esto se produce, el grupo cambia su forma y se estereotipa en el sentido de no admitir más al miembro segregado. El 'pronóstico' de la enfermedad de éste está principalmente en relación con la receptividad o no receptividad del grupo. Este suele organizarse para mantener fuera al paciente, realizando a veces verdaderos sacrificios con tal que se mantenga la segregación" (53-54). La forma de encarar una tarea correctora de esta situación es a través del empleo de la técnica del grupo operativo.

2. Familia y grupo operativo.- La técnica del grupo operativo puede ser aplicada a los grupos primarios, tales como el grupo familiar, en cuyo caso la tarea consiste en curar a alguno de sus miembros. "La familia se organiza, mejor dicho se reorganiza poco a poco, con las características de un grupo operativo contra la ansiedad del grupo acaparada por su portavoz (el enfermo). Los roles se redistribuyen, adquieren características de liderazgos funcionales; los mecanismos de segregación que alienan al paciente disminuyen progresivamente; la ansiedad es redistribuida y cada uno se hace cargo de una cantidad determinada. Así, el grupo familiar se transforma en una empresa y el negocio que realiza es la curación de la ansiedad del grupo a través de uno de sus miembros. La envidia intra e intergrupal disminuye, observándose como cambio de buen pronóstico la aparición de reacciones de gratitud de ambos campos" (119).

En suma, "el grupo es transformado, a través de la 'tarea' psicoterapéutica en un verdadero grupo operativo donde, en base a esclarecimientos progresivos, hay un reajuste en los roles, una mayor 'heterogeneidad' en sus miembros y una mayor 'homogeneidad' en la tarea".

"Las técnicas empleadas por el coordinador o terapeuta del grupo consisten en crear, mantener y fomentar la comunicación, que va adquiriendo un desarrollo progresivo en forma de 'espiral'. De esta manera el grupo aprende, se comunica, opera y se alivia de la ansiedad básica".

"El esclarecimiento familiar que sucede a veces en forma de "revelaciones" tiende a disminuir progresivamente el 'malentendido básico' existente en el grupo. Los sistemas referenciales, las ideologías, comienzan a tener una importancia particular en este análisis grupal; la reducción del 'índice de ambigüedad', debido a la resolución de contradicciones intragrupales ('análisis dialéctico'), constituye una de las tareas principales del grupo. El 'esquema de referencia' del grupo se realimenta ahora, se mantiene flexible, es decir, no estereotipado. La situación de rigidez o estereotipia de la conducta grupal enferma constituye el punto de ataque principal: allí se centra la tarea. El grado de estereotipia logrado por el grupo, después de la eclosión de una psicosis en su seno, configura el monto de resistencia al esclarecimiento y a la curación" (53-54).

"En el proceso corrector de un grupo familiar, sean cuales fueren las características que éste presente (epileptoide, esquizoide, hipocondríaco) la operación se centrará en el abordaje del núcleo depresivo básico patogenético, del que todas las otras estructuras patológicas resultan intentos fallidos de elaboración" (74).

3. Niveles de análisis.- Pichon Rivière cita a Kretch y Crutchfield, de quienes toma la idea de que la familia, como grupo primario, puede ser analizada en tres niveles diferentes (análisis poli-dimensional): los puntos de vista psicosocial, sociodinámico y institucional.

a) Desde el punto de vista psicológico o psicosocial, "los problemas típicos a estudiarse serían los siguientes: la conducta del individuo en función de su propio medio familiar, las reacciones de agresión y sometimiento en relación con diferentes tipos de autoridad familiar, el impacto que le significa el ingreso de nuevos miembros en la familia, sus creencias y actitudes como resultado de la educación y experiencias familiares. Los problemas de este tipo deben ser investigados estudiando el campo psicológico del individuo, vale decir, aclarando las nociones e ideas sobre su familia en conjunto y sobre cada miembro en particular (grupo interno)" (58).

b) Desde el punto de vista de la dinámica de grupo o socio-dinámico. Aquí, "se investigan los problemas concernientes a determinadas familias según determinadas circunstancias. Ejemplo: peligros exteriores que amenazan la felicidad de la familia, muerte o admisión de nuevos miembros en la familia que acarrean cambios en las relaciones de autoridad, prestigio, etc. Desde este punto de vista es importante medir los 'índices de rigidez o de maleabilidad' del grupo familiar" (58).

c) Desde el punto de vista institucional, "los problemas típicos son los de la estructura de la familia en las diversas clases sociales (medio urbano, rural, clases adineradas, pobres); las transformaciones de la institución familiar debidas a crisis económicas, guerras, cambios de costumbres".

"El estudio de estos problemas se basa en la búsqueda de correlaciones entre los índices de la estructura de la familia y de la fuerza del patrimonio familiar por una parte, y los diversos índices de la situación económica, medio geográfico, matrimonios, nacimientos, etc., por otra. Estos tres niveles se complementan y están en una relación de dependencia recíproca, siendo imposible interpretar los datos recogidos en un nivel sin apelar a aquellos que se han obtenido en los otros" (58).

4. Tipología.- Pichon Rivière toma como base una tipología familiar establecida por Mme. Minkowska, cuyas investigaciones permiten diferenciar en un extremo las familias epileptoides, en el otro las familias esquizoides, y entre ambas, una serie de situaciones intermedias entre las que figura la familia hipocondríaca. Esta clasificación se basa en los diferentes grados de aglutinación, dispersión y disolución de los vínculos intergrupales que es posible observar en los grupos familiares.

a) Familia epileptoide.- La tendencia a la aglutinación aparece como predominante. La familia del tipo epileptoide "elude el desplazamiento, está apegada a la tierra, sus integrantes no emigran o, si se impone el abandono del lugar natal, lo hace el grupo en su totalidad. La estructura familiar es cerrada, rígida, acepta con mucha dificultad el ingreso de un nuevo integrante, el que es ubicado siempre en un status inferior. (En las familias rurales de tipo epileptoide el yerno o la nuera desempeñan siempre las tareas más duras). Los roles son fijos, estereotipados".

"En las situaciones de duelo se hace más notoria la viscosidad del grupo epileptoide: ante la pérdida parecieran aglutinarse con mayor intensidad, y hasta plásticamente es más perceptible este proceso ya que el luto en una familia epileptoide parece más negro y los rituales funerarios más parsimoniosos y lentificados".

"En las fiestas, la familia epileptoide muestra una excitación contrastante con su viscosidad habitual. El epiléptico presenta un umbral bajo de reacción ante el alcohol (alcoholismo patológico). El estallido de un conflicto, con características de violencia súbita y desproporcionada, es un rasgo habitual en las fiestas de las familias epileptoides. En estas situaciones no es raro que el conflicto culmine en un crimen. Estudiando las características de dicho conflicto, observamos que tiene una historia dentro del grupo, historia que, al ser reactivada por algún factor desencadenante, determina el estallido" (73).

"En un grupo que presenta rasgos epileptoides, la labor terapéutica tenderá a promover la discriminación, la toma de una distancia óptima, el esclarecimiento de los malos entendidos y la ruptura de un estereotipo viscoso, según el cual cada integrante es para el otro su propiedad privada" (74).

b) Familia esquizoide.- Al revés que en las familias epileptoides, estas familias presentan una tendencia a la disociación progresiva de los vínculos y a la dispersión (72). La unidad familiar "es escasa, casi nula. Sus integrantes emigran frecuentemente, rompen la comunicación y desconocen la nostalgia. El arquetipo o modelo de conducta es el pionero, el aventurero, que pierde contacto con su familia, que no escribe. Esto se debe, en realidad, a la intensidad de la internalización, que le permite mantener un diálogo con sus objetos internos, experimentando así una cercanía interior que le impide vivenciar su soledad" (73).

"Al encararse el tratamiento de un grupo familiar con rasgos esquizoides, se apuntará particularmente al establecimiento de una eficaz red de comunicación, para lograr una mayor integración" (74).

c) Familia hipocondríaca.- Posee características "relativamente similares al grupo epileptoide en cuanto a la viscosidad. El personaje central de este grupo, en torno del cual se estructura la red de comunicación, es la enfermedad. Los integrantes establecen entre sí vínculos de características particulares, dándose una codificación en términos de órganos".

"Resulta importante señalar las posibilidades de contaminación que ofrecen estos grupos familiares hipocondríacos, en el sentido de que por su frecuentación pueden reactivar núcleos hipocondríacos latentes en todos nosotros, núcleos que tienen su origen en una posición no esclarecida ante la propia muerte" (73-74).

57. GRUPO OPERATIVO

Técnica creada por Pichon Rivière y su equipo, y que se caracteriza por estar centrada en una tarea explícita (aprendizaje, creación, curación, etc.), bajo la cual subyace otra tarea implícita que también ha de ser explicitada y que apunta a la ruptura de pautas estereotipadas mediante la elaboración de las ansiedades básicas, las que implican un obstáculo frente a toda situación de progreso o cambio (152-153). El término también suele designar el grupo donde se aplica dicha técnica.

1. Concepto.- Pichon Rivière utiliza la expresión 'grupo operativo' en dos sentidos: como el grupo en el cual se aplica la denominada 'técnica operativa', o como la técnica misma, por ejemplo, cuando se hace referencia a la 'técnica del grupo operativo'.

Considerada como técnica, ella "se caracteriza por estar centrada en forma explícita en una tarea que puede ser el aprendizaje, la curación (en este sentido abarca los grupos terapéuticos), el diagnóstico de las dificultades de una organización laboral, la creación publicitaria, etc. Bajo esta tarea explícita subyace otra implícita que apunta a la ruptura, a través del esclarecimiento, de las pautas estereotipadas que dificultan el aprendizaje y la comunicación, significando un obstáculo frente a toda situación de progreso o cambio".

"La tarea consiste entonces en la elaboración de dos ansiedades básicas, 'miedo a la pérdida' (ansiedad depresiva) de las estructuras existentes y 'miedo al ataque' (ansiedad paranoide) en la nueva situación, proviniendo esta última de nuevas estructuras en las que el sujeto se siente inseguro por carencia de instrumentación. Estas dos ansiedades, coexistentes y cooperantes, configuran la situación básica de 'resistencia al cambio' que debe ser superada, en el grupo operativo, en un acontecer grupal donde se cumplen los tres momentos dialécticos de tesis, antítesis y síntesis, por un proceso de esclarecimiento que va de lo explícito a lo implícito" (152-153).

En suma, "las finalidades y propósitos de los grupos operativos pueden resumirse diciendo que su actividad está centrada en la movilización de estructuras, estereotipadas a causa del monto de ansiedad que despierta todo cambio.... En el grupo operativo, el esclarecimiento, la comunicación, el aprendizaje y la resolución de tareas coinciden con la curación, creándose así un nuevo esquema referencial" (120).

Considerado como grupo, el grupo operativo está constituido por (153): a) un coordinador, que ayuda a los miembros a pensar abordando el obstáculo epistemológico configurado por las ansiedades básicas. Utiliza como instrumentos el señalamiento de las situaciones manifiestas y la interpretación de la causalidad subyacente; b) un observador, por lo general no participante, cuya función es recoger todo el material expresado verbal y pre-verbalmente en el grupo, con el fin de realimentar al coordinador en un reajuste de las técnicas de conducción; c) el resto de los integrantes del grupo.

El empleo de la técnica del grupo operativo encuentra su fundamento en el hecho de que "las ciencias sociales han centrado su interés en los últimos años en los grupos restringidos o cara o cara, que, en su carácter de unidad básica de interacción y sostén de la estructura social, se convierten también en unidad básica de trabajo e investigación" (152, 209).

A su vez, el fundamento teórico que sustenta la aplicación de la técnica operativa es la teoría de la enfermedad única, que deriva de una situación patogenética básica responsable de las pautas estereotipadas de conducta y del estancamiento en el proceso de aprendizaje de la realidad (155). Ver Enfermedad Única, Teoría.

2. Momentos.- Pichon Rivière describe de diversas maneras los momentos o etapas por lo que atraviesa el grupo como consecuencia de la aplicación de la técnica operativa. Por ejemplo:

a) Desde el punto de vista dialéctico, habla de tres momentos: tesis, antítesis y síntesis, buscando con ello poner de relieve que la técnica operativa implica el enfrentamiento y resolución de contradicciones (153). Ver Contradicción.

b) Desde el punto de vista de la unidad de trabajo que permite la tarea de esclarecimiento, podemos reconocer tres etapas: el existente, la interpretación y el emergente. El existente es el material aportado por el grupo a través de un miembro cualquiera que oficia, entonces, como portavoz. Ese material es interpretado por el coordinador del grupo y, como respuesta a esa interpretación, surge un nuevo emergente, conducta nacida de la organización de distintos elementos como acontecimiento sintético y creador (130, 153). Cabe aclarar que, fuera de este contexto, Pichon Rivière utiliza también la expresión 'emergente' para referirse a la enfermedad como conducta desviada, en cuyo caso el emergente pasa a ser el 'existente' que requerirá una interpretación (186).

c) Desde el punto de vista de lo que sucede en cada sesión grupal, hay tres etapas cronológicas: apertura, desarrollo, y cierre. "Los emergentes de apertura deben ser cuidadosamente registrados por el observador y el coordinador, ya que todo ese material va a ser re-trabajado durante la sesión, y es dable observar cómo reaparece, ya modificado, en el momento del cierre" (159).

d) Desde el punto de vista del trabajo grupal, es posible distinguir tres instancias: pretarea, tarea y proyecto. La pretarea es una primera etapa eminentemente defensiva, donde el grupo se resiste al cambio y posterga la elaboración de las ansiedades básicas que lo paralizan. La tarea, eminentemente productiva, implica un abordaje de la situación anterior mediante una elaboración que rompa la pauta estereotipada que estanca el aprendizaje y reduzca las ansiedades básicas a un nivel no sólo tolerable, sino también óptimo para el pleno funcionamiento productivo del grupo. Se trata de una tarea implícita pero que, en este momento, se hace explícita. El proyecto, finalmente, surge cuando los miembros logran una pertenencia al grupo, pudiendo éste plantearse objetivos que van más allá del aquí y ahora, y trazando una estrategia para alcanzarlos.

El esquema adjunto permite visualizar el proceso de la técnica operativa, que comienza cuando nace un grupo a partir de un mero agregado y de dos organizadores grupales básicos: una tarea explícita para cumplir, y una mutua representación interna de sus integrantes. La situación así configurada genera ansiedades depresivas y paranoides, frente a las cuales el grupo monta defensas (pretarea). Se inicia aquí la técnica operativa propiamente dicha, es decir, se aborda una tarea implícita que, al tornarse explícita, reduce las ansiedades a un nivel óptimo y puede entonces, a partir de allí, iniciarse la tarea explícita propiamente dicha para la cual el grupo se había formado originalmente. Cumplida esta tarea, el grupo elabora un proyecto, en el nivel explícito, y la pérdida de la situación anterior en el nivel implícito. A partir de aquí el grupo podrá seguir adelante como tal con una nueva tarea por delante, o se disolverá formando un agregado. Los ex-miembros del agregado se incorporaran a nuevos grupos y el proceso vuelve a comenzar. Conviene aclarar que pretarea, tarea y proyecto no son momentos unidireccionales sino dialécticos: en la historia del grupo, varias veces serán recorridos esas etapas, en un ir y venir permanente.

Evolución del grupo aplicando la técnica operativa

Agregado

Grupo

Ansiedades intolerables

Pretarea (defensas)

Tarea implícita

Ansiedades tolerables

Tarea explícita

Proyecto

El proceso descrito puede ocurrir en forma espontánea, sin necesidad de aplicarse deliberadamente la técnica del grupo operativo. Esta última se aplica para que "la interacción pueda ser regulada para potencializarla, para hacerla eficaz en vista a su objetivo..., naciendo así la técnica operativa que apunta a planificar e instrumentar la acción grupal" (209-210).

3. Diferencia con otras técnicas.- Pichon Rivière diferencia su técnica operativa de otras como la técnica psicoanalítica individual y la técnica gestáltica, pudiendo entenderse la técnica del grupo operativo como una síntesis de ambas.

Así, el grupo operativo es "un grupo centrado en la tarea y que tiene por finalidad 'aprender a pensar' en términos de resolución de las dificultades creadas y manifestadas en el campo grupal y no en el de cada uno de sus integrantes, lo que sería un psicoanálisis individual 'en grupo'. Sin embargo, tampoco está centrado exclusivamente en el grupo como en las concepciones gestálticas, sino que en cada 'aquí-ahora-conmigo' en la tarea se opera en dos dimensiones, constituyendo en cierta medida una síntesis de todas las corrientes. Consideramos al enfermo que enuncia un acontecimiento como el 'portavoz de sí mismo y de las fantasías inconscientes del grupo'. En esto reside la diferencia de la técnica operativa con otras técnicas grupales, ya que las interpretaciones se hacen en dos tiempos y en dos direcciones distintas" (128). Tales direcciones son la historia personal del portavoz y el problema grupal.

4. Reseña histórica.- La técnica del grupo operativo fue creada originalmente por el equipo de Pichon Rivière en el año 1946 cuando, estando a cargo del Servicio de Adolescentes del Hospital Neuro-psiquiátrico de Hombres de la Ciudad de Buenos Aires, se hizo necesario formar con un grupo de pacientes un equipo de enfermeros para el servicio (102, 159).

Sin embargo, el punto de partida de las investigaciones de Pichon Rivière y su equipo sobre los grupos operativos, tal como hoy los concebimos, arranca a partir de lo que ellos denominaron la Experiencia Rosario, llevada a cabo en 1958. Esta experiencia de laboratorio social estuvo a cargo del IADES (Instituto Argentino de Estudios Sociales) y fue planificada y dirigida por su director, Pichon Rivière, contándose con la colaboración de diversas facultades como la de Ciencias Económicas, Filosofía, Medicina, etc. (108).

Los resultados "tuvieron una decisiva influencia tanto sobre la teoría como sobre la práctica de los grupos operativos aplicados a la didáctica (enseñanza de la psiquiatría, comprensión del arte, etc.), la empresa, la terapéutica (grupos familiares), la publicidad, etc. La técnica de estos grupos está centrada en la tarea donde teoría y práctica se resuelven en una praxis permanente y concreta en el 'aquí y ahora' de cada campo señalado" (119-120).

Las técnicas operativas "se utilizan en la actualidad no sólo en la formación de psicólogos, sino también en la creación publicitaria, el trabajo institucional, la formación de líderes, el estudio de la dirección e interpretación teatral. En síntesis, en todas las situaciones en que el grupo cara a cara pueda convertirse en una unidad operativa de tarea" (160).

(F. Mora) Según Woronowski, “el grupo operativo: un dispositivo técnico, a saber: entre ocho y dieciséis o diecisiete personas reunidas, con una tarea en común que las convoca; la consigna de abordar dicha tarea; un coordinador que no aporta información teórica o técnica acerca del tema en cuestión; un observador generalmente no participante, que mira y escribe en silencio. Un cierto tiempo estipulado de reunión, una periodicidad igualmente estipulada. No hay temario previo, ni orden del día, ni lista de oradores”.

Una serie de definiciones valiosas, aporta Woronowski para plantear la vigencia de los grupos operativos:

  • Grupo operativo es el nombre de una utopía política: es la apuesta a la construcción de sujetos cada vez mas conscientes y mas autónomos, en el único marco posible: el despliegue en la gestión colectiva de las diferencias puestas en juego por la tarea común. Gestión colectiva que implica la producción de un sujeto colectivo de esa gestión.
  • Grupo operativo es también el nombre de un programa terapéutico: en efecto, apunta a devolver a la gente la capacidad de sostener el sufrimiento del otro y a convertir ese encuentro en un interrogante acerca de las condiciones de su producción.
  • Grupo operativo es por ultimo, el nombre de un proyecto institucionalista: apuesta a que los colectivos, centrados en la tarea “que constituye su finalidad” se constituyan en la gestión de los proyectos sobre los que construyen su praxis.

58. GRUPAL, LO (F. Mora).

Dice J. C. de Brasi: “Lo grupal atraviesa los grupos pero no se agota en ellos”. Y agrega Graciela Jasiner: Nos interesa la cuestión de lo grupal, como una problematización teórica desde la cual se pueda pensar los grupos concretos y algo de la producción histórica y social de la subjetividad; pero lo grupal, es también un modo de escucha, de lectura de una producción, de lectura de un texto, un modo de leer articulando lo grupal.. Son los grupos con los que se escucha la pluralidad de las escenas, las lógicas pluralistas de nuestra escucha, la pluralidad de formas y sentidos que va adquiriendo el rompecabezas que articula de infinitos modos las palabras, los movimientos, los cuerpos y los tiempos.

En la temática de lo grupal, Ana Ma. Fernández piensa los grupos, como campo de problemáticas: “Nueva manera de pensar lo uno y lo múltiple, intentando superar los encierros que la lógica del objeto discreto impone: abriendo las reflexiones hacia formas epistémicas transdisciplinarias.

[1] Ibíd.

[2] Ibíd. Pág. 93.

Y los libros son su herramienta....

Y los libros son su herramienta....

Comentar este post