Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Diccionario de Psicologia Social Parte 2.

Publicado por Francisco Mora activado 22 Junio 2013

Diccionario de Psicologia Social Parte 2.

Diccionario de Psicologia Social. Parte 2.

Pablo Cazau

Anexos de F. Mora.

11. CONCEPCION DEL SUJETO (F. Mora).

La concepción del sujeto que sustenta la psicología social desarrollada por Pichon Rivière es la siguiente: “Se entiende que el sujeto es la síntesis o el centro de anudamiento de muy complejas redes, de muy complejos sistemas vinculares, que a su vez están determinados por un orden fundante, social e histórico, cuyo fundamento son las relaciones de producción. Este orden superior es la condición de posibilidad del sujeto, tiene primacía sobre él.

Se considera al hombre como emergente de una red vincular, socialmente determinado, producido por su contexto pero también productor de su contexto. Esta concepción del hombre da fundamento a una concepción del psiquismo y de la subjetividad de las personas.

12. CONCEPCION OPERATIVA DE GRUPO (F. Mora)

Concepción: remite como tal a una idea general acerca de lo grupal, que ha sido sistematizada a través de una praxis que teoriza y enriquece cada experiencia realizada desde el dispositivo de grupos centrados en una tarea. Refiere a una teoría en permanente construcción que no se agota en los grupos ni en las practicas grupales realizadas, y cuyos referentes teóricos mas evidentes remiten al psicoanálisis (freudiano), a la psicología social postulada por Pichón Riviere y a una sociología marxista, con los desarrollos de la corriente institucionalista (Lourau, Lappassade, etc)

Operativa. Retomo la reflexión realizada por M. Boronowski en el texto “Psicología Social Hoy”: Operativa, porque opera, es decir, “trabaja”, y el trabajo es la operación para dominar la naturaleza y/o la sociedad, para transformarla en función de intereses colectivos, signados por la justicia y la solidaridad social. El operar es un obrar, es hacer, practicar, realizar algo. Es construir en pocas palabras.

Y es que si hay una pauta de base con respecto a los psicólogos es: si hacen algo, si sirven para algo: en dónde esta su operación, con qué operan, qué resultados concretos y prácticos obtienen, cuáles son sus herramientas, cómo palpo, mido o toco de manera concreta lo que han realizado. Para Woronowski, lo operativo tiene una triple referencia:

“Un origen que se inscribe como intento de respuestas prácticas a una problemática institucional igualmente práctica …….”

Una particular lectura de las posturas lewinianas acerca de la action research, investigación en acción. …….

“La concepción sartreana de los grupos definidos no como un ser, sino como acto, como praxis común que, si bien vuelta hacia el exterior, se trabaja a sí misma sin cesar. …..su unidad será práctica y estará siempre referida a un quehacer doble: trabajar y trabajarse”.

De Grupo. Donde la intervención del operador, sobre grupos reales le permite abstraer un campo problemático que puede ser abordado por dos vertientes en un primer momento: por la psicología y por la sociología, de cuya transacción se obtiene una teoría psicosocial; esto le permitirá ampliar el campo al ir delimitando una disciplina cuyo objeto de estudio sea la interacción social, puesta en acto de la dimensión subjetiva de los seres concretos de carne y hueso. Así, con este punto de vista llegamos a delimitar una teoría del vínculo, no se trata tanto de saber cómo es un ser humano, sino cómo se relaciona, cómo se produce, cómo se re-produce, cómo se aísla, cómo se ampara o cómo construye y se construye a si mismo en los intercambios permanentes del interjuego dialéctico entre el hombre y el mundo, sabiendo de antemano que él es producto de ese mundo y a la vez que contribuye en su construcción física y social. El estudio de los vínculos, de las relaciones, de los intercambios y de los procesos es lo que enmarca ahora el quehacer grupal, sin embargo los vínculos están subtendidos por la construcción humana por excelencia: la subjetividad, una de cuyas concepciones mas avanzadas puede encontrarse en los trabajos de Pichón Rivière y el impulso a su estudio por Gladys Adamson y los aportes provenientes desde el psicoanálisis en los últimos tiempos.

Pero el concepto no es unívoco, a la vez que, atravesado por múltiples líneas de confluencia exige del operador un abordaje desde la complejidad; algunas definiciones del concepto pueden indicar la trama oculta del concepto así como señalar diversas vías para ser utilizado y trabajado en la práctica social. (Texto de F. Mora).

13. CONCIENCIA CRITICA

Conciencias critica: "...es el reconocimiento de las necesidades propias y de la comunidad a la que se pertenece, conocimiento que va acompañado de la estructuración de vínculos que permiten resolver esas necesidades." (E.P.Rivière)

14. CONDUCTA

Sistema dialéctico y significativo en permanente interacción inter-sistémica e intra-sistémica, y que, normalmente, involucra una modificación mutua entre el individuo y su entorno social, así como una modificación de su mundo interno. Desde la psiquiatría, la conducta puede ser normal o patológica ("desviada"), y tanto en uno como en otro caso se manifiesta en las tres áreas del cuerpo, la mente y el mundo externo.

1. Concepto.- "Desde un enfoque totalizador definimos la conducta como estructura, como sistema dialéctico y significativo en permanente interacción, intentando resolver desde esa perspectiva la antinomia mente-cuerpo, individuo-sociedad, organismo-medio (Lagache). La inclusión de la dialéctica nos conduce a ampliar la definición de conducta, entendiéndola no sólo como estructura, sino como estructurante, como unidad múltiple o sistema de interacción, introduciéndose como concepto de interacción dialéctica la noción de modificación mutua, de interrelación intrasistémica (el mundo interno del sujeto) e intersistémica (relación del mundo interno del sujeto con el mundo externo). Entendemos por relación intrasistémica aquella que se da en el ámbito del yo del sujeto, en el que los objetos y los vínculos internalizados configuran un mundo interno, una dimensión intrasubjetiva en la cual interactúan configurando un mundo interno. Este sistema no es cerrado, sino que por mecanismos de proyección e introyección se relaciona con el mundo exterior. A esta forma de relación la denominamos intersistémica. En este sentido hablamos de la resolución de antinomias que han obstaculizado, como situaciones dilemáticas, el desarrollo de la reflexión psicológica en el contexto de las ciencias del hombre" (173-174).

Pichon Rivière considera también importante para definir la conducta, el aporte que hace el estructuralismo genético, cuando esta corriente la describe en términos de un "intento de respuesta coherente y significativa" (174), enfoque que permite discernir la conducta 'desviada' como la resultante de una lectura distorsionada o empobrecida de la realidad. Así, desde la vertiente de la psiquiatría, Pichon Rivière habla de conducta normal o patológica (o desviada), según se trate de una adaptación activa o pasiva a la realidad (ver Enfermedad Mental).

Que la conducta es significativa quiere decir que "es un sistema de signos en el que se articulan significantes y significados, por lo cual se hace comprensible y modificable terapéuticamente" (178).

La conducta encuentra su manifestación en distintos ámbitos témporo-espaciales, y más concretamente, en tres áreas o ámbitos simbólicos donde el sujeto ubica sus vínculos y objetos: la mente, el cuerpo y el mundo externo (178). Ver también Pluralidad Fenoménica.

15. CONO INVERTIDO

Esquema visual utilizado por Pichon Rivière para ilustrar el proceso dialéctico de indagación y esclarecimiento mediante el cual, durante el proceso corrector, se va de lo explícito o manifiesto a lo implícito o latente, con el fin de explicitarlo (62).

1. Concepto.- El cono invertido es un recurso visual para comprender mejor cómo se lleva a cabo el análisis sistemático de las situaciones grupales, entendiendo por 'análisis' hacer explícito lo implícito. La tarea de explicitar lo implícito es lo que, más concretamente, se llama interpretación.

El esquema está constituido por tres elementos: la base, el vértice y la espiral dialéctica.

"El esquema del cono invertido tiene la intención de configurar en su 'base' todas las situaciones manifiestas en el campo operacional y en su 'vértice', las situaciones básicas universales que están actuando en forma latente" (63).

En la base se ubican los contenidos emergentes, manifiestos o explícitos: lo 'explícito' se configura por lo cuatro momentos de la operación correctora. En el vértice se ubican las 'situaciones básicas o universales' implícitas que están permanentemente actuando y cuya indagación es tarea del terapeuta (ver esquema adjunto).

La espiral dialéctica indica que hay una mutua realimentación: desde lo manifiesto se llega a lo latente, lo latente es reenviado al nivel manifiesto para hacerse explícito, lo explicitado produce un insight que a su vez modifica la situación latente (por ejemplo, reduciendo los miedos básicos), y así sucesivamente va cumpliéndose la tarea correctora a través de esta continua realimentación.

A medida que el proceso corrector avanza, es posible 'medirlo' o evaluarlo a partir de los indicadores que Pichon Rivière llama vectores: por ejemplo, mejora el 'aprendizaje' como adaptación activa, la 'cooperación' aumenta, etc.

Así, señala Pichon Rivière que "el campo del grupo operativo está poblado por los roles prescriptos o puestos, que definimos en términos de pertenencia, afiliación, cooperación, pertinencia, comunicación, aprendizaje y telé, que representados en forma de un cono invertido convergen como roles o funciones para provocar en la situación de tarea la ruptura del estereotipo" (28, 187).

2. Acerca del modelo visual.- Finalmente, ¿por qué precisamente un cono y no un cilindro? ¿Por qué un cono y no una pirámide? ¿Por qué un cono invertido y no un cono derecho, es decir, apoyado sobre su base y con el vértice hacia arriba? Dentro de los límites que nos impone la fiel transmisión de la intención de Pichon Rivière al usar esta metáfora visual, sugerimos la siguiente explicación.

A diferencia de un cilindro, un cono tiene una parte más extensa (la base), y otra más circunscrita (el vértice). Esto es útil para mostrar que mientras lo manifiesto o explícito se presenta bajo múltiples formas (es algo extenso), lo latente o implícito puede reducirse a unos pocos miedos o fantasías básicas universales (es algo circunscrito). Por ejemplo, en todo grupo encontramos resistencia al cambio como fenómeno universal, pero en cada grupo o en diferentes momentos de un grupo esta resistencia se puede manifestar de muchas formas distintas: como aburrimiento, como agresividad, como desatención, como diversión, como conspiración, etc.

El hecho de que el cono se presente como invertido indica que lo manifiesto está 'arriba' y lo latente está 'abajo'. 'Arriba' se asocia generalmente con lo superficial, es decir, lo manifiesto, mientras que 'abajo' con lo profundo, o sea con lo latente. Este significado aparece por ejemplo cuando en cierta ocasión, Salvador Dalí ofreció una conferencia sobre el inconsciente, y fue disfrazado de buzo porque estaba decidido a explorar las 'profundidades de la mente'.

Y por último, un cono sugiere mejor la idea de una espiral dialéctica que una pirámide, dado su forma circular: una espiral no es más que un círculo que se abre, con lo que Pichon Rivière buscaría enfatizar que el proceso corrector no sigue el modelo de un círculo cerrado sino de un círculo abierto, donde en cada vuelta hay un progreso, una nueva síntesis, y no una mera repetición de lo anterior, como en el círculo cerrado.

16. CONSIGNA. (F. Mora).

Del diccionario: Instrucción de carácter general que se da a las personas que intervienen en una misión. Dice N. Caparrós lo siguiente: “Llamamos consigna a este desplazamiento al campo de lo imaginario de la situación manifiesta. La consigna es la ejecución de una interpretación grupal: una interpretación no verbal de la situación grupal”.

Es la aportación por parte del equipo terapéutico de una propuesta dramática, cuyo desarrollo en el grupo da lugar al cambio de la situación manifiesta. Permite la visualización de vínculos previamente ocultos y la entrada en escena de conductas distorsionadas por diversos mecanismos de defensa”. Por su parte, A. Bauleo, menciona que la consigna es “el disparador del proceso grupal”.

17. CONTINUIDAD GENETICA Y FUNCIONAL

Uno de los cuatro principios que rigen la configuración de toda estructura, sea normal o patológica (18, 122, 175), y según el cual los procesos del desarrollo sano, tanto como los de enfermarse y curarse presentan un mismo hilo conductor vinculado al enfrentamiento y elaboración de situaciones depresivas (180-182). Este principio resulta, por ello, central de la teoría de la enfermedad única de Pichon Rivière (123).

1. Concepto.- Junto a los principios de poli-causalidad, pluralidad fenoménica y movilidad de las estructuras, el principio de continuidad genética y funcional rige la configuración de toda estructura, normal o patológica.

En tanto principio central de la teoría pichoniana de la enfermedad única, el principio de continuidad genética y funcional rige los procesos del desarrollo normal, del patológico y de la curación misma, entendidos cada uno de estos como una serie de etapas donde han de enfrentarse y resolverse situaciones depresivas.

Así por ejemplo, señala Pichon Rivière: "consideramos en la enfermedad mental una 'génesis' y una 'secuencia' vinculada a situaciones depresivas, de pérdida, de privación, de dolor..." (180). La situación depresiva es así tomada como un hilo conductor a través del proceso del enfermar y del proceso terapéutico, y a tal efecto se consideran cinco situaciones depresivas características: protodepresión, posición depresiva del desarrollo, depresión de comienzo o desencadenante, depresión regresional y depresión iatrógena (123, 182). Para un planteo general de esta teoría, remitimos al lector a los artículos Enfermedad Única Teoría, Depresión y Depresión Básica.

18. CONTRADICCION

Categoría dialéctica mediante la cual se da cuenta de ciertas situaciones universales que se presentan en los grupos en tanto situaciones que deberán ser enfrentadas y resueltas como parte central de la tarea de esclarecimiento grupal.

1. Concepto.- Un paso importante en el proceso de esclarecimiento, o proceso de aprender a pensar, es un trabajo "orientado hacia la reducción del índice de ambigüedad grupal por la resolución dialéctica de las contradicciones internas al grupo, que toman la forma de dilema, paralizando la tarea a través del enfrentamiento entre individuos o subgrupos. La situación dilemática esteriliza el trabajo grupal y opera como defensa ante la situación de cambio" (210-211).

Las contradicciones pueden darse entre subgrupos, entre individuos del grupo, entre un individuo y el grupo, etc. y son de naturaleza diversa, como por ejemplo: a) la contradicción entre el proyecto y la resistencia al cambio (por ejemplo en un grupo terapéutico, entre la búsqueda de la curación y las resistencias a ella), b) la contradicción entre las necesidades individuales y las necesidades grupales (por ejemplo, un miembro desea divertirse en un grupo cuya meta es estudiar), c) la contradicción entre lo viejo y lo nuevo (por ejemplo en un grupo de estudio se teme al nuevo conocimiento, que amenaza con la pérdida del conocimiento anterior), y d) la contradicción entre lo manifiesto y lo latente (que se resuelve mediante la tarea de interpretar).

Pichon Rivière cita un ejemplo de contradicción entre lo viejo y lo nuevo cuando se refiere al dilema entre pensamiento vulgar y pensamiento científico: "otro fenómeno observado, y que se transforma en un vector de interpretación, es que el pensamiento que funciona en el grupo va desde el pensar vulgar o común hacia el pensamiento científico, resolviendo las aparentes contradicciones y estableciéndose una secuencia o continuidad genética y dinámica entre uno y otro. Es tarea importante del coordinador señalar un punto de partida falso, como es el de comenzar trabajando con un pensamiento científico no elaborado y sin haber analizado previamente 'las fuentes vulgares del esquema referencial'" (113).

2. Contradicciones y análisis dialéctico.- "El análisis sistemático de las contradicciones (análisis dialéctico) constituye la tarea central del grupo. Este análisis apunta básicamente a indagar la infraestructura inconsciente de las ideologías que se ponen en juego en la interacción grupal. Estas ideologías, sistemas de representaciones con gran carga emocional, suelen no formar ni en cada sujeto, ni en cada unidad grupal, un núcleo coherente. La coexistencia interna al grupo y al sujeto de ideología de signo contrario determinan distintos montos de ambigüedad que se manifiestan como contradicción y estancamiento de la producción grupal (estereotipia). La técnica operativa apunta a que el grupo constituya un ECRO de carácter dialéctico, donde las contradicciones relativas al campo de trabajo deben referirse al campo mismo de la tarea grupal (praxis)" (211).

Pichon Rivière propone así la instrumentación del llamado método dialéctico, "por el que se desarrolla la espiral del conocimiento, y que implica un tipo de análisis que -a partir de los hechos fundamentales, las relaciones cotidianas- devela los principios opuestos, las tendencias contradictorias, fuentes configuradoras de la dinámica de los procesos. Este método es el que permite la producción del conocimiento de las leyes que rigen la naturaleza, la sociedad, el pensamiento, tres aspectos de lo real comprometido en lo que denominamos 'hombre en situación'. Con el término 'hombre en situación' intentamos caracterizar un objeto de conocimiento, en una tarea que reintegre lo fragmentado por un pensamiento disociante que oscurece las relaciones entre sujeto, naturaleza y sociedad" (205).

A propósito de su definición de grupo, Pichon Rivière distingue en él una dialéctica interna y una dialéctica externa: la primera guarda relación con la mutua representación interna de los miembros, totalizaciones que constituyen al grupo como tal. Una vez constituido, el grupo encarará la tarea o marcha hacia su objetivo, en un hacerse y hacer dialéctico hacia una finalidad que se desarrolla como dialéctica externa (189).

19. COOPERACION

Es la contribución, aún silenciosa, a la tarea grupal, sobre la base de la existencia de roles diferenciados (154). La cooperación es uno de los seis vectores o fenómenos universales de los grupos (ver Vector). Antónimos: competencia, antagonismo. La cooperación es el grado de eficacia real con que se cumple la tarea prescrita.

1. Concepto.- Hay cooperación cuando los miembros de un grupo colaboran entre sí en pos de una tarea en común, que es la tarea grupal. Para ello deben existir roles diferenciados donde cada uno haga lo suyo (heterogeneidad en los roles), pero una sola tarea en común (homogeneidad en la tarea). "Es la través de la cooperación como se hace manifiesto en carácter interdisciplinario del grupo operativo y el interjuego entre horizontalidad y verticalidad" (154).

2. Cooperación en el grupo familiar.- Como en todo grupo, en un grupo familiar la cooperación se establece sobre la base de roles diferenciales. "Ponemos el acento en la heterogeneidad que deben mostrar los roles dentro del ámbito familiar. Esta heterogeneidad está sustentada en las diferencias biológicas y funcionales sobre las que ha de configurarse una estructura familiar. La familia [...] se convierte así en un ámbito del aprendizaje de roles biológicos y funciones sociales. Sólo a través de una heterogeneidad podemos alcanzar la complementariedad necesitada en un grupo operativo, es decir, en un grupo capaz de logros instrumentales y situacionales" (189).

20. COORDINADOR

Rol cuya tarea consiste genéricamente en reflexionar con el grupo acerca de la relación que los integrantes del mismo establecen entre sí y con la tarea prescripta, para lo cual cuenta con dos herramientas: el señalamiento y la interpretación (212). Sinónimo: Co-pensor.

1. Tarea del coordinador.- "El coordinador mantiene con el grupo una relación asimétrica, requerida por su rol específico: el de co-pensor. Su tarea consiste en reflexionar con el grupo acerca de la relación que los integrantes del mismo establecen entre sí y con la tarea prescripta. Cuenta con dos herramientas: el señalamiento que opera sobre lo explícito, y la interpretación, que es una hipótesis acerca del acontecer implícito que tiende a explicitar hechos o procesos grupales que no aparecen como manifiestos a los integrantes del grupo, y que funcionan como obstáculo para el logro del objetivo grupal" (212).

Más específicamente, el coordinador "ayuda a los miembros a pensar, abordando el obstáculo epistemológico configurado por las ansiedades básicas. Opera en el campo de las dificultades de la tarea y la red de comunicaciones" (153).

En relación con ésta última, la finalidad del coordinador es lograr una comunicación dentro del grupo que se mantenga activa, es decir, creadora. Por ejemplo, puede estimular a que hablen aquellos que permanecen callados. Así, "la función del coordinador consiste esencialmente en crear, mantener y fomentar la comunicación, llegando ésta, a través de un desarrollo progresivo, a tomar la forma general de una espiral, en la cual coinciden didáctica, aprendizaje, comunicación y operatividad" (112).

2. Equipo de coordinación.- "El equipo de coordinación, integrado por coordinador y observador, cada uno desde su rol específico y a partir de un ECRO que le permite la comprensión de las leyes estructurantes del proceso grupal, detecta las situaciones significativas (emergentes) que desde lo explícito remiten como signo a formas implícitas de interacción" (212).

El observador es por lo general no participante, y su función "consiste en recoger todo el material, expresado verbal y pre-verbalmente en el grupo, con el objeto de realimentar al coordinador en un reajuste de las técnicas de conducción" (153).

21. CREATIVIDAD. (F. Mora).

La creatividad es un constante juego de muerte y resurrección. (E. Pichon Rivière)

La creatividad es un sentimiento de libertad que nos permite vivir en un estado de transformación permanente (Alberto Pickel).

La creatividad se asienta en las profundas raíces de la conducta de supervivencia del hombre en la tierra, tal vez por eso, esa “región” es un área donde podemos ligarnos, unirnos sin diferencia (Fidel Moccio).

Creatividad: "Actitud y aptitud del sujeto, que se caracteriza por la capacidad de descubrir nuevas relaciones, modificar acertadamente las normas establecidas, enfrentar positivamente los problemas e intentar solucionarlos". (Alicia Alfuso, Ana Disner, Alberto Gui).

22. CULTURA. (F. Mora).

“La manera freudiana de presentar la cultura, es entendida como ‘todo el saber y el hacer que el hombre pone en juego para extraer de la naturaleza los bienes necesarios de subsistencia, y donde la distribución justa o arbitraria de estos recursos no es ajena a lo cultural, como tampoco las muchas formas de explotación de la condición sexual del sujeto humano, y también de sus fuerzas de trabajo. Esta es una definición de la cultura que se imbrica con la vida misma de los hombres en sociedad, y la calidad individual y colectiva de esta ‘vida cultural’, es lo esencial de lo que entendemos por salud mental”. (Ana Ma. Del Cueto).

23. CURA, LA. (F. Mora).

“La cura, así como la terapia, son términos heredados del discurso medico. En cuanto al discurso medico, curar es resolver una patología, a sea, que una enfermedad deja de afectar a un paciente. Desde el diccionario etimológico, “cura”, además de ser la asistencia o cuidado que se presta a un enfermo, es el termino con que se designa al párroco que tiene a su cargo la cura de almas, o cuidado espiritual de sus feligreses.

El psicoanálisis subvierte el significado medico del termino, en cuanto salud y enfermedad dejan de estar separadas por los viejos estrictos limites, y la salud comienza a incluir los conflictos y las crisis.. Para la medicina, la cura no incluye el proyecto de cambio del sujeto y la salud es una posición asintomático. Para el psicoanálisis, la cura tendrá que ver con la posibilidad de comenzar a despertar de un sueño narcisito, y atravesando algo del orden de la angustia poner en movimiento al sujeto para que pueda interrogarse, saber de la falta, “entrenar al yo, con su falta de unidad, de síntesis, su finitud, la aceptación de las diferencias que amenazan fragmentar su ilusoria unidad”. Renunciar al narcisismo es en parte renunciar a una espera eterna y es la posibilidad de ser ejecutor de una actitud creativa.

En Freud, en los primeros tiempos Cura tenia que ver con catarsis, abreacción; con hacer consciente lo inconsciente y llenar las lagunas mnémicas, y definía el objetivo de sus tratamientos como recuperación de la capacidad de tener una vida activa y de la capacidad de gozar. En esta época se trataba para el analista de adivinar y comunicar sentidos, ayudando a vencer resistencias y a que el paciente recordara por sugestión. Más adelante se tratara ya no del recuerdo sino de la rememoración, o sea un recordar en la transferencia, para que el paciente repitiera y pudiera recordar.

Una de las marcas mas fuertes en la concepción pichoniana de la cura, es que esta es imaginada y abordada en el espacio grupal y que una vez planteada la existencia del grupo, las posibilidades y los limites de esta cura se dirimían en la producción de una tarea”. (Graciela Jasiner).

24. DE-CONSTRUCCION. (F. Mora).

Jaques Derrida le ofreció al siglo XX la idea de de-construcción. Reconstruir es des-estructurar, descomponer, dislocar las estructuras y los sentidos únicos, totalizadotres; hacer temblar la unidad, pero no destruir gratuitamente. Gramaticalmente, reconstruir tiene que ver con transformar la construcción de una frase, o desmontar una maquina en sus piezas. Pero que reconstruir es comprender como esta armado un conjunto, y esto implica desde ya volver a construir (reconstruir), y justamente en Pichon la tarea, desde su veta mas surrealista, tendrá que ver con este atentado contra la unidad, pasaje desgarrador por lo caótico, que será creativo en tanto produzca nuevas unidades. (Graciela Jasiner).

Estilización del gran Maestro Isaac Asimov.

Estilización del gran Maestro Isaac Asimov.

Comentar este post