Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Diccionario de Psicologia Social Parte 4.

Publicado por Francisco Mora activado 22 Junio 2013

Diccionario de Psicologia Social Parte 4.

Diccionario de Psicologia Social Parte 4.

Letra E.

Pablo Cazau.

Anexos de F. Mora.

36. ECRO

Abreviatura de Esquema Conceptual, Referencial y Operativo. El ECRO es un conjunto de conceptos teóricos ('conceptual'), que son referidos a un grupo y a una situación concreta ('referencial') para trazar instrumentalmente ('operativo'), sobre esas bases, una estrategia de cambio que se constituye como la tarea de un grupo operativo. El ECRO es ante todo un instrumento (150, 207) que debe ser construido en el contexto de las actividades de un grupo operativo y es, por ello, ante todo, un ECRO grupal.

E.C.R.O.: Esquema conceptual, referencial operativo. El E.C.R.O. pichoniano es el grupo de conceptos, abalados desde una praxis, que desde la Psicología Social permite una lectura critica del hombre y su contexto para operar sobre él.

1. Definición.- En la conceptualización del ECRO sobresalen dos características: es un instrumento grupal, y es una construcción grupal. Que el ECRO sea un instrumento significa que no es un fin en sí mismo, sino un medio que deberá construir un grupo operativo para, sobre esa base, cumplir su cometido. "Como instrumento es lo que permite planificar un manejo de las relaciones con la naturaleza y sus contenidos en las que el sujeto se modifica a sí mismo y modifica el mundo en un constante interjuego dialéctico" (150).

El ECRO es la base de la técnica de los grupos operativos, desarrollada por Pichon Rivière en la década del '40 (101-102, 119). El grupo debe configurar un ECRO donde las contradicciones del campo de trabajo deban ser resueltas en la misma tarea grupal.

Es posible, a partir de lo dicho, definir al ECRO como un "conjunto organizado de nociones y conceptos generales teóricos, referidos a un sector de lo real, a un universo del discurso, que permite una aproximación instrumental al objeto particular concreto. Este ECRO y la didáctica que lo vehiculiza están fundados en el método dialéctico" (205).

Como su nombre lo indica, el ECRO está constituido por tres esquemas: conceptual, referencial y operativo, estando los tres articulados dialécticamente entre sí en el sentido que cada uno va enfrentándose e integrándose con los otros en el transcurso del quehacer grupal, hasta constituirse en una herramienta única. El ECRO no es entonces un concepto estático sino dinámico. Así concebido, el ECRO ubica "al sujeto en el campo (lo referencial), le permita abordarlo a partir de elementos conceptuales [lo conceptual], comprenderlo y operar sobre él mediante las técnicas adecuadas [lo operativo]. Esta 'situación' en el campo y el pensar y operar sobre él implica la necesidad no sólo de manejo teórico sino de la elaboración de las ansiedades emergentes en toda situación de cambio" (207). Por ejemplo, "como estrategia de formación en psicología social tomamos como punto de partida la ubicación del sujeto, su inserción en un campo específico, la situación grupal [esquema referencial]. Esto le permite vivir una experiencia de campo a la vez que lo dota progresivamente de herramientas teóricas [esquema conceptual] para comprender su propia inserción, las características del campo y los recursos técnicos para operar sobre él [esquema operativo]" (208-209). Describamos un poco más en detalle los tres componentes del ECRO.

2. Esquema conceptual.- Básicamente es el marco teórico científico que orienta la tarea del grupo operativo. Son una diversidad de conceptos teóricos provenientes de varias disciplinas, necesarios para encarar una tarea en un grupo operativo. En tal sentido, el ECRO "es el producto de síntesis de corrientes aparentemente antagónicas" (38), y "un instrumento interdisciplinario, es decir, articula aportes de distintas disciplinas, en la medida en que resulten pertinentes al esclarecimiento del objeto de estudio" (207).

Indica Pichon Rivière que las ciencias del hombre "aportan elementos para la construcción de un instrumento único al que llamamos ECRO, esquema conceptual, referencial y operativo, orientado hacia el aprendizaje a través de la tarea. Este conjunto estructural y genético nos permite la comprensión horizontal (la totalidad comunitaria) y vertical (el individuo inserto en ella) de una sociedad en permanente situación de cambio y de los problemas de adaptación del individuo a su medio" (150). Este fundamento teórico del grupo operativo, proveniente de distintas disciplinas, está dado por las siguientes teorías:

1) La teoría de la enfermedad única.- Pichon Rivière postula como supuesto teórico la existencia de un núcleo depresivo patogénico universal, que se da con intensidades diferentes en el sujeto normal, el neurótico y el psicótico.

2) Teoría del vínculo.- Entendido como situación bi-corporal y tri-personal.

3) Teoría de los roles.- El grupo se estructura en base a un interjuego de asunción y adjudicación de roles. Se incorpora al esquema conceptual la teoría de los roles de G. Mead (76), cuya noción de rol será modificada por Pichon Rivière (28) (Ver también Rol).

4) Psicoanálisis.- La teoría de Sigmund Freud y la teoría de las ansiedades básicas de Melanie Klein aportan la comprensión de los aspectos genéticos, históricos y estructurales.

5) Kurt Lewin.- Aporta la comprensión de los aspectos sociales, incluído su método experimental. Aporta también las ideas de vector, de campo, de situación y muchos aspectos de algunos principios topológicos del aprendizaje (76). Asimismo, a la teoría del liderazgo de Lewin, Pichon Rivière agregará el liderazgo demagógico (29).

6) La epistemología de Gastón Bachelard.- Pichon Rivière incorpora de este autor los conceptos de obstáculo epistemológico y epistemofílico (76).

7) Teoría de los grupos y otras teorías sobre técnicas.- El esquema conceptual incluye el concepto de organizador, y, "además de la concepción general de los grupos restringidos, ideas sobre la teoría del campo, la tarea, el esclarecimiento, el aprendizaje, la indagación operativa, la ambigüedad, la decisión, la vocación, las técnicas interdisciplinarias y acumulativas, la comunicación y los desarrollos dialécticos en espiral. Otros conceptos se refieren a estrategia, táctica y técnica, así como a horizontalidad y verticalidad, descubrimiento de universales, sumación de ideas (brain storming), etc." (119).

8) Otros aportes.- Provenientes "del materialismo dialéctico, el materialismo histórico, el psicoanálisis, la semiología y las contribuciones de quienes han trabajado en una interpretación totalizadora en las relaciones entre estructura socioeconómica y vida psíquica" (207).

3. Esquema referencial.- Mientras el esquema conceptual es un aporte de las ciencias, el esquema referencial es un aporte más concreto proveniente de cada uno de los miembros de un grupo, a partir de los cuales se podrá construir -en interacción dialéctica con el esquema conceptual- un esquema referencial en común.

"El esquema referencial [individual] es el conjunto de conocimientos, de actitudes que cada uno de nosotros tiene en su mente y con el cual trabaja en relación con el mundo y consigo mismo. Es decir, que puede ser en cierta medida nucleado y conocido. Lo fundamental, entonces, es que aquel que se acerca a cualquier campo de conocimiento conozca más o menos concientemente, hasta donde le sea posible, los elementos con los cuales opera" (80). Los esquemas referenciales individuales a los que hace referencia Pichon Rivière pueden ser asimilados al concepto de ideologías (Ver Ideología).

"La didáctica interdisciplinaria se basa en la preexistencia en cada uno de nosotros de un esquema referencial (conjunto de experiencias, conocimientos y afectos con los que el individuo piensa y hace) y que adquiere unidad a través del trabajo en grupo, promoviendo a la vez, en ese grupo o comunidad, un esquema referencial operativo sustentado en el común denominador de los esquemas previos" (110). En una primera etapa, entonces, encontramos esquemas referenciales individuales (tantos como miembros del grupo haya), y en una segunda etapa estos quedarán integrados en un esquema referencial grupal. Así, los esquemas referenciales son "esquemas y modelos internos que se confrontan y modifican en la situación grupal, configurándose a través de la tarea un nuevo esquema referencial que emerge de la producción del grupo" (208).

Mientras los esquemas referenciales individuales están basados en un saber cotidiano, el esquema referencial grupal, al resultar de la integración de los esquemas individuales con el esquema conceptual (científico), adquiere la categoría de un saber científico sobre el acontecer grupal, lo que otorga al grupo la posibilidad de utilizar un lenguaje en común.

En efecto, el esquema referencial grupal es un esquema común a los miembros del grupo quienes, al compartir un código común, queda facilitada la comunicación intragrupal. Esto implica que el grupo debe pasar progresivamente de un lenguaje vulgar a uno científico. Es inútil elaborar un pensamiento científico si no se parte del análisis y la comprensión de las fuentes vulgares del esquema referencial.

Se ha observado, efectivamente, que "el pensamiento que funciona en el grupo va desde el pensar vulgar o común hacia el pensamiento científico, resolviendo las aparentes contradicciones y estableciéndose una secuencia o continuidad genética y dinámica entre uno y otro. Es tarea importante del coordinador señalar un punto de partida falso, como es el de comenzar trabajando con un pensamiento científico no elaborado y sin haber analizado previamente 'las fuentes vulgares del esquema referencial'" (113).

"El desarrollo de un ECRO común a los miembros del grupo permite el incremento de la comunicación intragrupal ya que, de acuerdo con la teoría de la información, lo que permite que el receptor comprenda el mensaje emitido por el transmisor, a través de operaciones de codificación y decodificación, es una semejanza de esquemas referenciales. En este proceso de comunicación y aprendizaje observamos que el grupo sigue un itinerario que va del lenguaje común al lenguaje científico" (157).

Dicho de otro modo: "La tarea que adquiere prioridad en un grupo es la elaboración de un esquema referencial común, condición básica para el establecimiento de la comunicación, la que se dará en la medida en que los mensajes puedan ser decodificados por una afinidad o coincidencia de los esquemas referenciales del emisor y el receptor. Esta construcción de un ECRO grupal constituye un objetivo cuya consecución implica un proceso de aprendizaje y obliga a los integrantes del grupo a un análisis semántico, semantístico y sistémico, partiendo siempre de la indagación de las fuentes vulgares (cotidianas) del esquema referencial. Cada integrante lleva al grupo un esquema de referencia, y sobre la base del común denominador de estos sistemas, se configurará, en sucesivas 'vueltas de espiral', un ECRO grupal" (125).

Pichon Rivière insiste al respecto en que "...estos procesos de codificación y decodificación de señales pertenecen a esquemas referenciales individuales y de los grupos a través de los que se hace posible, según sea el funcionamiento y la estructura de estos esquemas, configurar situaciones de entendimiento o mal-entendimiento. En última instancia, la comunicación grupal es posible por la existencia de un ECRO grupal" (116).

4. Esquema operativo.- Mientras el esquema conceptual aporta un saber científico y el esquema referencial un saber ideológico, el esquema operativo aporta un saber técnico, necesario para conocer de qué manera se podrán instrumentar los cambios implicados en la tarea grupal sobre la base de la integración del saber científico y el ideológico. Debido al interjuego dialéctico entre los tres esquemas, el esquema operativo contribuye a su vez a modificar o construir los esquemas conceptuales y referenciales, en lo que suele designarse como interjuego permanente entre teoría y práctica.

(F. Mora)

Acerca del ECRO dice Juan Carlos de Brasi: “El ECRo es polifacético, su imagen caleidoscopica. Quizás podamos marcar en una secuencia lo que apartamos del acontecer discursivo. En primer lugar, surge como un plan de investigación aplicado al campo problemático de una psicología social optativa.

En segundo termino, diseña un camino critico; Su tercera nota evidencia una serie de cuestiones ”reprimidas” en el ámbito cultural e institucional de la salud mental y la educación.

En cuarto término, significa una introducción a la resolución de problemas por operaciones especificas; en quinto lugar, entraña una forma particular de interpretar el cambio “en situación”. Su sexto aspecto supone una creencia en la eficacia de la multidisciplina.

El séptimo rasgo implica una visión progresista de los vínculos sociales; Y su ultima característica, dibuja una esperanza en las potencialidades grupales como transformadoras del espacio vital (relaciones ecológicas).

37. EDIPO, COMPLEJO DE

Partiendo de la conceptualización de Freud, Pichon Rivière concibe al complejo de Edipo como una configuración triangular (hijo, madre, padre) donde en cada una de las tres relaciones así definidas se establecen, mediante un proceso de asunción y adjudicación de roles, cuatro vínculos: amar, sentirse amado, odiar, y sentirse odiado.

Concepto.- Señala Pichon Rivière que el complejo de Edipo, tal como fuera descrito por Freud, "con sus variantes negativas y positivas, puede ser comprendido de una manera mucho más significativa si recurrimos a su representación espacial en forma de triángulo colocando en el ángulo superior al hijo, en el ángulo inferior izquierdo a la madre, y en el ángulo inferior derecho al padre" (30). Remitimos al lector al esquema 1.

Esquema 1: Conceptualización del complejo de Edipo según Pichon R.

EL PADRE

Ama y se siente amado por

Odia y se siente odiado por

LA MADRE

EL PADRE

Ama y se siente amado por

Odia y se siente odiado por

EL HIJO

LA MADRE

Ama y se siente amada por

Odia y se siente odiada por

EL HIJO

A partir de aquí, continúa diciéndonos Pichon Rivière: "siguiendo la dirección de cada lado del triángulo tenemos una representación de cuatro vínculos. Por ejemplo, el niño en un primer nivel ama y se siente amado por la madre; en un nivel subyacente odia y se siente odiado por su madre; en el lado contrario es la relación del niño con su padre, donde en un primer nivel odia y se siente odiado y en un segundo nivel ama y se siente amado. Lo que pocas veces es consignado es el parámetro que opera desde la vida prenatal. Es la estructura vincular entre madre y padre, donde uno ama y se siente amado por el otro, u odia y se siente odiado por el otro. Haciendo abstracción de los participantes, este vínculo tendría también cuatro vías; pero en realidad, tomado desde ambos extremos, se complica aún más, porque tanto uno como otro adjudican roles y asumen roles partiendo de cada uno de los miembros de la pareja. Dependerá el monto de adjudicaciones y asunciones del rol de ser amado y ser odiado. Esta totalidad, verdadera jungla de vínculos, forma una totalidad totalizante, es decir, una 'Gestalt' donde la modificación de uno de los parámetros acarrea la modificación del todo" (30).

2. Tres relaciones y cuatro vínculos.- En cada una de las tres relaciones de la configuración edípíca encontraremos cuatro vínculos, con lo que quedan descriptas un total de doce posibilidades, como puede verse en el esquema 2.

Esquema 2: Tres relaciones y cuatro vínculos

Relación hijo-madre

Relación hijo-padre

Relación madre-padre

Vínculo 1

Hijo ama a la madre

Hijo ama al padre

Madre ama al padre y viceversa

Vínculo 2

Hijo se siente amado por la madre

Hijo se siente amado por el padre

Madre se siente amada por el padre y viceversa

Vínculo 3

Hijo odia a la madre

Hijo odia al padre

Madre odia al padre y viceversa

Vínculo 4

Hijo se siente odiado por la madre

Hijo se siente odiado por el padre

Madre se siente odiada por el padre y viceversa

En este esquema, destacamos los siguientes puntos:

a) Pichon Rivière no dice, tomando como ejemplo uno de los vínculos, "el hijo es amado por la madre", sino "el hijo 'se siente' amado por la madre", poniendo de relieve la importancia que tiene la realidad psíquica (sentirse amado) frente a la realidad objetiva (ser amado).

b) Pichon Rivière centra la configuración edípica desde la perspectiva del hijo, siguiendo de esta manera la pauta freudiana. En efecto, el vínculo explicitado no es, por ejemplo, "la madre ama al hijo", sino "el hijo ama a la madre", y del mismo modo, en otro ejemplo, el vínculo explicitado no es "el padre odia al hijo" sino "el hijo odia al padre". Desde ya, es concebible que estas alternativas no explicitadas influyan también en la trama edípica vivenciada por el niño.

c) Pichon Rivière amplía el complejo de Edipo extendiéndolo desde los 3-5 años indicados por Freud hasta la vida pre-natal del niño, al incorporar la relación madre-padre. En efecto, ya desde antes del nacimiento está instalada esta relación donde ambos aman y se sienten amados o ambos odian y se sienten odiados, vínculos que influirán sin duda sobre el complejo de Edipo del futuro hijo.

d) Pichon Rivière procura asignar idéntica importancia a las tres relaciones (hijo- madre, hijo-padre, madre-padre), habida cuenta de ciertas investigaciones que han privilegiado la primera de ellas. Señala Pichon Rivière al respecto que "el 80% de los trabajos que tratan del niño y sus vínculos se refieren a la relación con la madre; el padre aparece como un personaje escamoteado, pero por eso mismo operativo y peligroso. Es la noción del tercero, que definitivamente nos lleva a definir a la relación bipolar o vínculo como de carácter bicorporal pero tripersonal" (30) (Ver Vínculo).

Agrega Pichon Rivière que "el tercero en la teoría de la comunicación está representado por el ruido, que interfiere en un mensaje entre emisor y receptor y que aplicado en cualquier situación de conflicto social volvemos a encontrarlo como estructura básica y universal" (30).

38. ELUCIDACION. (F. Mora)

El trabajo de elucidación implica un trabajo de desarmado que de cuenta de la complejidad de lo fragmentario, mas que de ilusorias hipótesis que hablen sobre ilusorias unidades. Es una de las principales tareas del coordinador de grupos, la que se articula con la tarea del grupo. Esa surrealista tarea de desarmar, reconstruir para solo luego arribar a nuevas unidades, que a la vez serán unidades provisorias. (Graciela Jasiner).

De esta practica, dice C. Castoriadis: “Elucidar, es el trabajo por el cual los hombres intentan pensar lo que hacen y saber lo que piensan”.

39. EMERGENTE

El emergente puede ser considerado genéricamente como el nuevo producto que resulta de una situación previa, denominada existente. Ejemplos: a) lo que resulta luego de una interpretación es el emergente de lo observado en el transcurso de una sesión de análisis; b) un delirio psicótico es el emergente que resulta de la pérdida de la estabilidad grupal.

1. Durante el tratamiento analítico, el psicoanálisis propone devolver lo observado a través de la interpretación, creando una situación en espiral dialéctica entre paciente y analista: “cuando ambos están reunidos configuran una Gestalt, y tanto el existente como el emergente deben ser considerados como figuras que emergen del fondo organizado en cada aquí-ahora” (Pichon Riviere, 1985:17). Como puede apreciarse, este nuevo emergente será a su vez el existente a partir del cual se configurará un nuevo emergente, y así sucesivamente.

Pïchon Riviére expresa esta situación indicando que “el existente tiene una estructura, una forma, una configuración, es una Gestalt… y no sólo el existente es una Gestalt, sino que también lo es el emergente, que resulta luego de la interpretación adecuada. El emergente que se configura en el aquí-ahora… es la figura. Fondo y figura son las dos divisiones que se encuentran en cada estructura. Lo que aparece en primer plano es para nosotros un proceso que tiene una determinación interna. Cuando se colocan juntos paciente y analista en un campo de trabajo, lo que resulta es una Gestalt de los dos, que es el emergente de ambos, porque lo que aparece en ese momento en el paciente está condicionado también por la actitud del analista, por su modo de ser, por la habitación donde trabaja, por su interpretación anterior, etc. O sea que dentro de la concepción de la Gestalt incluimos la concepción del emergente dinámico. Continuamente se organizan estructuras, los emergentes, que son los existentes de cada momento, a los cuales enfrentamos con una nueva interpretación” (Pichon Riviere, 1985:93-94).

2. Pichon Riviére utiliza también la idea de emergente como parte del intento por explicar la enfermedad mental. Cuando a causa de un determinado factor, generalmente la pérdida del prestigio del líder familiar, “se pierde la estabilidad grupal, se condiciona la aparición de la psicosis en uno de sus miembros, la que aparece como emergente nuevo y original, lo que hace que dicho psicótico se transforme poco a poco en el líder familiar” y se haga cargo de la enfermedad mental de todo el grupo. En estos casos “la psicosis es el emergente nuevo y original que aparece como consecuencia de la ruptura del equilibrio familiar” (Pichon Riviere, 1985:26), y lo que provoca la “aparición del emergente mental del paciente está en relación directa con la aparición de tensiones particulares en el grupo familiar” (Pichon Riviere, 1985:27). El delirio del paciente es una tentativa de reconstruir principalmente su grupo familiar, y de esta manera Pichon Riviére desarrolla “una psiquiatría operacional en la medida en que la neurosis o la psicosis está referida a la estructura de la cual emerge” (Pichon Riviére, 1985:12). Pablo Cazau

Pichon Riviere E (1985), “Teoría del vínculo”. Buenos Aires: Nueva Visión.

(F. Mora) Para redondear el concepto, retomamos el aporte de H. Bernal: El emergente. Surge después de la intervención que hace el psicólogo social en el grupo a partir del existente, es decir, que un existente pasa a ser un emergente después de una intervención pertinente del psicólogo en la lectura que hace de lo latente. Dicha intervención tiene como objetivo hacer explícito lo implícito. El emergente es, entonces, el producto que resulta de una situación previa, denominada existente. Pichón dirá que tanto el existente como el emergente deben ser considerados como figuras que emergen del fondo organizado en cada aquí-ahora. Fondo y figura son las dos divisiones que se encuentran en cada estructura. Todo lo que aparece en primer plano tiene, por tanto, una determinación interna. “Continuamente se organizan estructuras, los emergentes, que son los existentes de cada momento, a los cuales enfrentamos con una nueva interpretación”.[1]

40. ENCUADRE (F. Mora).

Me remito a un texto de Luis Alberto Gui: “Según el diccionario: "Encerrar o meter en un marco o un cuadro; conformarse una cosa en otra; bordear; determinar los límites de una cosa"; otra definición sería "Marco regulador, referido a pautas y normas que nos posibilitan un hacer".
Si pensáramos en un cuadro como elemento a analizar, este nos va a dar una idea acerca del espacio, el concepto de limite que hemos enunciado, es importante para entenderlo, ya que el limite dentro de este -espacio, cuadro- va a tener que ver con quien sostiene la lamina, "el marco", y este, con el contorno y la estructura del mismo. "La lamina" sin embargo, nos va a permitir apreciar la obra de arte, que depende de quien la allá compuesto, el estilo que le allá dado, vamos a poder observar distintas características que la misma tiene a la hora de analizarla.
Ciertos sinónimos nos ampliarán lo ya dicho, entre ellos encontramos: "incluir", "contener", "ajustar", "enmarcar", "bordear", "fijar límites". Y como opuestos, pero como para tenerlo en cuenta, los antónimos que nos dan una idea de lo que no debemos hacer con el encuadre, estos son: "desencajar", "salirse", "desajustar".

Otras definiciones:Nos dan cuenta de lo que queremos desarrollar y son: "aquellas constantes que permiten un proceso" recordemos que proceso es aquello que acontece enmarcado en ciertas pautas.
Según Bleger en el libro "Simbiosis y ambigüedad" dice que "el encuadre es, entonces, una institución dentro de cuyo marco, o en cuyo seno suceden fenómenos que llamamos comportamiento", ósea que estaría hablando de un procedimiento compuesto por elementos, que nos van a permitir sostener dicho proceso.
Esto es ratificado en Psicología Social por el Dr. E. Pichón Rivière y Ana Quiroga, que en el articulo publicado en el año '72, "Aporte a la didáctica de la Psicología Social". Dicen que el encuadre es un "Conjunto de constantes metodológicas que permiten la comprensión de un proceso, facilitado a través de la confrontación de modelos internos con la situación externa"... "El encuadre es un ámbito que permite una comprensión horizontal y vertical. Es un lugar donde se realiza una tarea, un lugar comprendido como un conjuntos de ideas, E.C.R.O., un espacio real y un tiempo para realizar la tarea". Recordemos que la tarea es el elemento organizacional básico y fundamental para la teoría pichoniana, teoría fúndante de la Psicología Social Argentina.

Refiriéndose a este tema Delly Beller nos acota que "toda tarea necesita estar enmarcada, delimitada, justamente para evitar la desorganización y el caos. Es decir que toda situación requiere normas que regulen su funcionamiento y el encuadre es eso, es un conjunto de normas, un sistema de reglas que regulan el funcionamiento, que opera como regulador de las relaciones y del vínculo con la tarea".
Volviendo a Bleger, pero esta vez desde el libro "Psicoanálisis del encuadre psicoanalítico", al referirse justamente al tema de encuadre nos lo explica como "un conjunto de condiciones constantes, dentro de las cuales se va a desarrollar el proceso", ósea que lo define como un conjunto de constantes, lo que el llama el no-proceso, y frente a eso, coexistiendo, estaría el proceso, que sería lo móvil y lo variable. Dicho encuadre como condiciones constantes va a operar como fondo sobre el cual emergerá, la figura, ósea todo lo que tiene que ver con lo móvil, lo variable y el proceso. Estas condiciones o elementos son los que se debemos tener en cuenta a la hora de poner en marcha un dispositivo (comunitario, institucional, grupo operativo, etc), adaptando estos elementos a las necesidades de la tarea a realizar o al lugar donde vamos a ponerla en practica:

1. Elementos constantes o funcionales
a) el espacio, o sea, lugar o espacio físico, que es el ámbito dentro del cual se va a poder operar llevando adelante la tarea.
b) el tiempo, o sea, día, hora, cómo se acotan los horarios de la reunión, cual es el día del encuentro, de qué tiempo se dispone para desarrollar la tarea.
c) de hecho o fácticas (aporte conceptual del Dr. E. Pichón Rivière): es lo que esta más allá de lo programado, o sea lo imprevisto, esto que nos va a dar cuenta de algunas modificaciones o de cierta flexibilidad ante algún hecho que pudiera producirse.

2. Elementos variables
Al hablar de proceso, pasamos a los elementos variables, estos tendrán que ver con: las intervenciones, la dinámica, los obstáculos, las relaciones. Son todos los aspectos de las interacciones entre integrantes, o de estos con el equipo de coordinación. El procedimiento o encuadre, sería entonces, este conjunto de condiciones o elementos constantes o funcionales que nos dan cuenta de como normativisar y ordenar cualquier tipo de dispositivo para la realización de la tarea, que va a cumplir con una función determinada y permitirá sostener y leer el proceso que en el se desarrolle.

La función del encuadre

Es básicamente la de organizar y estar al servicio de la tarea, dicha función es de sostén y de continencia a la manera de lo que debe ser las constantes que brinda una madre para el crecimiento de su hijo, (según Bleger), constantes de cuidado, de protección, a partir de las cuales permiten que el yo de la criatura se desarrolle ya que está, alberga y contiene, pero también y refiriéndonos a la función paterna va a poner limites o sea restringe y da cuenta de lo permitido y lo prohibido, va a ser contenedor y limitador de las situaciones resistenciales, caóticas y ansiogenas que se pudieran presentar durante el proceso. Tengamos en cuenta que el encuadre se ofrece como un marco que brinda seguridad psicológica.

Cada sujeto con su propio encuadre

En todos nosotros como individuos operan factores constantes y factores variables desde ahí, podemos dar infinitas respuestas ante hechos o limitadas respuestas antes los mismos hechos. Aquellos rasgos caracterológicos o de personalidad que nos definen en el estilo, en la forma de realizar una tarea serían en este enfoque de Bleger los factores que posibilitan desde el mundo interno la instauración del mundo externo.
Si no hubiera un elemento que persista a nivel de personalidad y si todo cambiara, no podríamos encontrarnos con otros, ni conocerlo, ni reconocerlo. Estos son algunas condiciones de factores de la personalidad constantes, que son la condición para estructurarse un encuadre. La personalidad no es un encuadre, sino que el encuadre son las pautas para realizar la interacción de las personalidades de un grupo, una institución o en la comunidad”.

41. ENCUADRE OPERATIVO (F. Mora).

Termino utilizado por H. Foladori para adecuar el termino “encuadre” referido a la situación psicoanalítica, tratando de dilucidar su especificidad en el marco del trabajo grupal usando la técnica de grupos operativos, de este modo dice Foladori: “Entiendo por encuadre operativo un espacio especialmente construido por el especialista en la concepción operativa de grupo, que brinda garantías mínimas de seguridad psicológica a los efectos de que se puedan desarrollar en su interior una serie de procesos que tienen que ver con la verbalizacion y la producción de sentido, a partir de un motivo, tarea convocante.

Reserva el término solo para “aquellos espacios construidos ex profeso, con una intencionalidad y planificación que de garantias de control de variables y de los procesos en juego. Es decir, encuadre operativo hace no solamente a una lectura de los efectos que se han producido (eficacia operativa), sino a la capacidad de producirlos en tanto se han diseñado sus condiciones.

42. ENFERMEDAD MENTAL

Proceso que resulta de un intento fallido del sujeto de adaptarse activamente a la realidad y de enfrentar y resolver las ansiedades básicas, y, en especial, el núcleo depresivo patogenético universal. Encuentra su expresión en la conducta desviada, enferma o anormal.

1. Concepto.- De la lectura de sus textos, podemos inferir que Pichon Rivière propone tres niveles de acercamiento o de análisis para conceptualizar la enfermedad mental, que van desde el más empírico o descriptivo, hasta el más teórico o explicativo: la enfermedad como intento fallido de adaptación a la realidad (adaptación pasiva), como intento, también fallido, de elaboración de las ansiedades básicas, y finalmente, y en forma más específica, como intento fallido de elaboración o de desprendimiento (121) de un núcleo depresivo patogenético universal. El primer nivel es Inter-dialéctico, pues ve la enfermedad desde la relación sujeto-ambiente, y los otros dos son intra-dialécticos, al intentar comprender la enfermedad desde procesos intra-psíquicos. Sintetizamos a continuación estos tres niveles de análisis de la enfermedad mental.

a) Enfermedad y lectura de la realidad.- La enfermedad implica un proceso de adaptación pasiva a la realidad, en contraste con la salud, que es adaptación activa (174).

Más concretamente, Pichon Rivière propone como un postulado básico de su teoría de la enfermedad mental, el siguiente: "toda conducta 'desviada' es la resultante de una lectura distorsionada o empobrecida de la realidad. Es decir, la enfermedad implica una perturbación del proceso de aprendizaje de la realidad, un déficit en el circuito de comunicación, procesos estos (aprendizaje y comunicación) que se realimentan mutuamente" (174).

Este proceso de adaptación fallida a la realidad se encuentra asociado con un problema a nivel intra-psíquico, cuyo examen torna comprensible la conducta enferma. En efecto, tras toda conducta 'anormal', 'desviada' o 'enferma' "subyace una situación de conflicto, siendo la enfermedad la expresión de un fallido intento de adaptación al medio" (9, 173). La enfermedad resulta ser así, entonces, un proceso que se puede comprender. Este factor intra-psíquico está relacionado con las ansiedades o miedos básicos.

b) Enfermedad y ansiedades básicas.- "La enfermedad es un intento de elaboración del sufrimiento provocado por la intensidad de los miedos básicos. Como intento, resulta fallido por la utilización de mecanismos defensivos estereotipados, rígidos, que se muestran ineficaces para mantener al sujeto en un estado de adaptación activa al medio" (65).

Concretamente, La enfermedad mental o conducta desviada, "resulta del deterioro de la comunicación y del fracaso en el aprendizaje de la realidad en un momento del desarrollo (fijación), lo que promueve el regreso del sujeto (regresión) a este momento disposicional de su historia con la utilización de formas arcaicas de mecanismos defensivos para controlar o atenuar los dos miedos básicos, de pérdida y ataque. Las características de este estereotipo condicionan las características fenomenológicas de la enfermedad, configurando la situación de resistencia al cambio, sobre la que se centrará la tarea correctora" (141).

c) Enfermedad y núcleo depresivo patogenético.- La enfermedad mental, en tanto vinculada con un núcleo depresivo patogenético, es explicada desde la llamada teoría de la Enfermedad Única. Tengamos entonces presente que mientras la enfermedad mental es un fenómeno, la enfermedad única es una teoría, en este caso propuesta por Pichon Rivière para explicar su origen (etiología) y desarrollo (patogenia). Desde este punto de vista, la teoría de la enfermedad única considera en la enfermedad mental "una génesis y una secuencia vinculada a situaciones depresivas, de pérdida, de privación, de dolor que son vividas como catástrofe interna en un clima de ambivalencia y culpa..." (180). En última instancia, todas las estructuras patológicas son tentativas de elaboración o desprendimiento de la situación nuclear designada por Pr como situación depresiva básica patogenética (ver Enfermedad Única).

En efecto, "la locura es la expresión de nuestra incapacidad para soportar y elaborar un monto determinado de sufrimiento, siendo este nivel de tolerancia específico para cada uno de nosotros y depende en gran medida de la dificultad relativa de superar la depresión infantil básica, tejida de frustraciones, aspiraciones, demandas biológicas excesivas, provocando la emergencia de la agresión (rabietas), ansiedades depresivas y paranoides (los miedos), la ambivalencia, la culpa, inhibiciones, etc" (51, 187).

2. Enfermedad y familia.- Las consideraciones anteriores se centran en la enfermedad desde el punto de vista de lo que se sucede individualmente al sujeto enfermo, tanto inter como intra-dialécticamente. Sin embargo, el enfoque integrativo de Pichon Rivière considera también a la enfermedad desde un punto de vista familiar y social en general, mostrando que la patología individual y las condiciones ambientales se influyen recíprocamente de manera dialéctica.

Más concretamente en un contexto familiar, la enfermedad es una "cualidad emergente, cualidad nueva que nos remite, como signo, a una situación implícita, subyacente, configurada por una particular modalidad de la interacción grupal, la que en ese momento resulta alienizante". La conducta desviada debe así ser entendida como una anomalía que afecta a la estructura total en su proceso de interrelación intra-sistémica o Inter-sistémica (186).

3. Clasificación.- Pichon Rivière utiliza cierta terminología clásica para clasificar las enfermedades mentales, describiendo las neurosis, las psicosis, las psicopatías (dentro de las cuales ubica a las perversiones), etc. Habla también de la hipocondría y de la paranoia (25) como expresión del miedo al ataque al yo desde el área 2 (cuerpo) y desde el área 3 (mundo externo), respectivamente.

Pichon Rivière explica cada una de estas formas patológicas desde su teoría de la enfermedad única. Por ejemplo, señala que "las neurosis son técnicas defensivas contra las ansiedades básicas. Son las más logradas y cercanas a lo normal y si bien resultan intentos fallidos de adaptación se encuentran más alejadas de la situación depresiva patogenética. Las psicosis son también intentos de manejo de las ansiedades básicas pero menos exitosas que las neurosis, es decir, con un mayor grado de desviación de la norma de salud. Lo mismo sucede en las psicopatías, cuyo mecanismo prevalente es el de la delegación. Dentro de las psicopatías, las perversiones se manifiestan como formas complejas de elaboración de las ansiedades básicas y su mecanismo general se centra alrededor del apaciguamiento del perseguidor (objeto malo). El crimen (también incluido en este cuadro) constituye la tentativa de aniquilar la fuente de ansiedad proyectada en el mundo externo. cuando esta fuente es ubicada en el propio sujeto se configura la conducta suicida" (25, 181-182).

[1] Ibíd. Pág. 94.

Hacer hablar al texto, mas allá de lo textual, es la tarea del lector.

Hacer hablar al texto, mas allá de lo textual, es la tarea del lector.

Comentar este post