Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Dos Poemas Cortos

Publicado por Rafael Antonio Flores activado 29 Junio 2013

Dos Poemas Cortos

Los clavos.

Rafael Antonio Flores.

El escalofrío recorre mi espalda con ímpetu, penetra la columna y parte en dos mi cuerpo, las coyunturas y tuétanos se trastornan mientras el ardor similar al de clavos atravesando mi hígado me dobla de dolor.

Dolor que atraviesa, dolor que sostiene, dolor que sujeta; así se saborea el lenguaje, la historia, la existencia; como clavos que traspasan, se encajan en cada uno de nosotros, de manera violenta violan el espacio y así sostienen.

Así se saborea el dolor, con su sabor metálico y color carmesí profundo.

Porque esos clavos derraman sangre y producen dolor. Esas puntas matan mientras sostienen y sostienen mientras matan, las palabras, las ideas, la historia, son esas las dagas con las que atacamos a los otros, rompemos con todo; y dejamos sentir nuestro sabor metálico, mientras, traspasan con ímpetu el costado metálico carmín de nuestro tronco, pues somos el escalofrío que lentamente recorre mi espalda.

-Los clavos de la noche, fragmento-

-Pensamientos bajo el sol, escribir, esbozo I-

Rafael Antonio Flores.

Escribir como una fuga de la realidad, pues esta no oye lo que uno escucha, no sabe lo que uno ve; escribir alivia cuando los pensamientos duelen, cuando la piel aprieta y las voces gritan.

Escribir para describir la realidad, escribir para configurar los fenómenos, escribir para trastornar (se).

Un acto bélico lleno de memorias y palabras, continuo deshacer para poder hacer, es la entrega inmediata de la esencia actual de mí ser, que ha sido puesta para hollarse en la mirada, palabras y escritos de los otros.

Escribir para que mis palabras se graben en piedra, se esculpan con cincel y martillo; tallar las palabras en la superficie, rompiendo lo cotidiano.

Escribir para penetrar en los otros y traspasar sus límites, transgredir sin ser detectado; violento, arcaico, agresivo, escribir.

Dos Poemas Cortos

Comentar este post