Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Grupo Operativo en Emergencias Sociales ....

Publicado por activado 21 Abril 2013

Grupo Operativo en Emergencias Sociales ....

Grupo Operativo de Descarga de Estrés Post-Traumatico.

Primera experiencia en Mexico, 1985. Analisis a la luz

De los conocimientos actuales sobre CISD y PTSD (1)

Daniel Carbajal Guzmán

Resumen.- Después del terremoto del 19 y la réplica del 20 de septiembre, las víctimas de los cinco niveles aparecieron en los albergues, la psicología mexicana no contaba en aquella ocasión, con personal capacitado, psico-traumatólogos, para atender los síndromes de estrés postraumático agudo y la atención y prevención de posteriores trastornos. La Secretaría de Hacienda y Crédito Público abrió las puertas de su Club Deportivo que se encuentra ubicado en uno de los que fueron los núcleos del desastre, la colonia Roma, para albergue, el que permaneció como tal durante 6 meses. En este lugar el día 26 de septiembre un grupo de psicólogos mexicanos entrenados para coordinar grupos operativos convocaron al primer grupo de desfogue de estrés postraumático que se hizo en México. Este trabajo es analizado a la luz de los conocimientos actuales sobre Desfogue de Estrés por Incidentes Críticos y Trastorno de Estrés Postraumático.

Urgencia histórica en México, el 19 de Septiembre de 1985.

El 19 de septiembre de 1985 vivíamos ya en un desastre, por el cambio de paradigma económico en 1982 al imponerse el neoliberalismo, un liderazgo gubernamental fallido, una sorpresiva inflación galopante y la caída en picada de los precios del petróleo[1]. Un macrosismo que se produjo a las 7:19 a.m. y su réplica el día siguiente a las 19:38, al sumarse nos toman por sorpresa impactándonos de manera estremecedoramente destructiva, si consideramos la magnitud del sismo, la vulnerabilidad por lo inesperado y nuestra incapacidad de respuesta por la falta de prevención.

En el período de atención a la emergencia producida por el sismo de 8.1 de la escala Richter, que estremeciendo a la Ciudad de México y a los estados de Jalisco, Michoacán y Guerrero, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), abrió el Club Deportivo Hacienda, (ubicado en uno de los núcleos del desastre) para albergar a los damnificados y voluntarios que se impusieron la tarea de participar en el rescate y salvamento de seres humanos, de los derrumbes de los Multifamiliares Juárez, la colonia Roma y los alrededores.

Prioritario cubrir las necesidades surgidas de la demanda de atención de 3500 personas, que pernoctaron la noche del 21 de septiembre en estas instalaciones. Y un grupo menor que se mantuvo a lo largo de 6 meses.

Los psicólogos que laborábamos en la Dirección de Servicios Sociales fuimos convocados para auxiliar al director, Gonzalo Carrillo González. Los psicólogos de la Escuela Primaria “Luis Cabrera”, Gonzalo Gutiérrez Candiani, Irma Leticia Muñoz Frías y el que suscribe, que éramos un equipo con muchas experiencias de trabajo terapéutico y lecturas compartidas, a quienes se sumó Gloria Caballero Pascual-leone, nos dimos a la tarea de participar tratando de entender que necesidades psicosociales tenían estas personas.

Si aceptamos que nuestros conocimientos son fragmentarios, que no teníamos hace 20 años, los conocimientos desarrollados a la fecha sobre los eventos traumáticos, que son peligrosos, arrolladores, repentinos, poderosos con fuerza intensa y causan miedo extremo, ansiedad, introversión y evitación; el Trauma es un estado de susto extremo provocado por la experiencia de vulnerabilidad, incapacidad, pérdida de control y amenaza de la vida por ataques personales como violación, toma de rehenes, terrorismo, tortura, catástrofes, crímenes, desastres, o accidentes graves, etcétera[2].

El trauma puede causar sentimientos de culpabilidad, vergüenza, baja autoestima, desconfianza, humillación y un maltrato de los auxiliadores puede producir una segunda traumatización[3]. Lo aprendimos sobre la marcha en la experiencia vivencial en el contacto con los damnificados o en la teoría aposteriori.

Las víctimas de los cinco niveles[4] aparecieron en los albergues. Cuando hay un incidente crítico aparecen las víctimas primarias que son los involucrados en el incidente, las secundarias que son los acompañantes, auxiliadores o testigos, las terciarias que son sus familiares, las cuaternarias los trabajadores de emergencias y el último nivel que a veces somos todos al presenciar directamente ó por los medios de comunicación masiva los eventos traumáticos.

El cuadro clínico que presentan las víctimas son reacciones de pánico, desorganización cognitiva, desorientación, disociación, insomnio severo, trastornos del movimiento, reacciones paranoides, e incapacidad de autocuidado y trabajo[5]. Este cuadro requiere una atención inmediata con objeto de facilitar el encuentro con la resiliencia, que es un mecanismo de persistencia y adaptación a pesar de la experiencia, que poseemos todos los seres humanos.

El trastorno por estrés postraumático(TEPT) es una claudicación adaptativa personal por la intensidad de los estresores. Pero no todos las víctimas de un incidente Crítico presentan TPET, solo el 15 %[6] David Green como experto en atención de stress postraumático en victimas de desastres de guerra, tenía muy claro, algo que en México no ha quedado claro hasta la fecha, que después de un desastre quien tiene prioridad en atención son las víctimas, quienes presentarán un cuadro sintomático, que debe ser atendido de manera estratégica, pronta y expedita.[7] Pero en México pensamos que la reconstrucción empieza con los bienes materiales, por lo que se ha descuidado en los programas de protección civil la organización, capacitación y actualización permanente de planes de atención a los damnificados por expertos en salud mental, estos juegan un papel secundario o terciario en los proyectos cuando llegan a existir.

El grupo operativo de desfogue de estrés postraumático.

En México al momento del desastre no había nadie, excepto el visitante casual israelí David Green, que tuviese alguna experiencia en desfogue de estrés postraumático o primeros auxilios psicológicos después de un desastre. Y nosotros tomamos la decisión de adquirir ésta, a partir de la asistencia a la conferencia que impartió en la UNAM. Teniendo como base la experiencia de la coordinación de grupos operativos como herramienta de trabajo para enseñanza-aprendizaje, terapia, encuentro, diagnóstico, solución de conflictos, integración de equipos de trabajo y ahora para desfogue de estrés postraumático.

Si ustedes van a la página 271 del libro que publicamos en 1988, encontrarán que denominamos a la crónica: “Grupo Terapéutico de Emergencia” que es el trabajo de psicólogos pioneros, que se presentan en el dormitorio de las víctimas a invitar a participar en el grupo operativo de descarga, (nadie acudió a una invitación por el magnáfono en un privado), que abren la primera sesión en un pasillo a la vista de todos, con 13 personas que aceptan la invitación, era el día 26 de septiembre, el estrés se sentía a flor de piel. Significamos la afiliación al grupo por sentarnos en el suelo, diferenciándonos del resto que se encontraba parado o fuera del círculo. Con el avance del proceso grupal los mirones decidieron participar, desde afuera cosa que se les impidió.

Abrimos el primer grupo de terapia de emergencia, (pág.54) con un encuadre a seis sesiones de una hora y media cada una, de las 20:30 a las 22:00 en días subsecuentes, utilizando grupo operativo, una coordinación, un grupo, una tarea.

El rol de la coordinación del grupo lo hice yo. Irma Leticia Muñoz realizó el rol de observadora de emergentes. La crónica de lo acontecido en el grupo fue puntualmente realizada por Gloria Caballero y aparece excelentemente narrada en el apéndice uno del libro arriba mencionado, destacando el registro de las devoluciones y todos y cada uno de los discursos producidos por el grupo en el proceso.

Este trabajo realizado durante la etapa heroica es un trabajo pionero en México, en atención a víctimas de un desastre con la técnica de Grupo Operativo. Extensión que logramos gracias a las necesidades producidas por el desastre, cuya definición justamente se refiere según Quarantelli (1954) a que con el desastre las necesidades rebasan los recursos.

A continuación veremos algunas viñetas de la crónica del proceso grupal

Viñetas de pretarea

Primera sesión

Virginia: yo soy de Tlatelolco; no soy del grupo de ustedes. No tengo dinero para pagar la renta. Vivo con dos hijos y mi mamá. ¿qué voy a hacer si no gano lo suficiente? Soy mecanógrafa. (se observa que presenta espasmos nerviosos)

Juan: vivía en la calle de San Luis Potosí. Tengo incertidumbre de donde voy a quedar y a la vez me siento inseguro.

Gema : es un desahogo y todavía tengo ganas de llorar.

Erick : (explica cómo vivió el temblor y no puede explicar lo que sintió) Dios nos dió la oportunidad de seguir viviendo. No he llorado pero me siento mal; aquí siento que nos falta aire.

Luis: volvimos a nacer los siete, desde un sexto piso, ni siquiera tuvimos tiempo de asustarnos. Mi esposa quedo atrapada pero ya está a salvo.

(Se observa inquietud con respecto a la información que se está registrando)

(Todo el grupo expresa su molestia con la persona que está en la puerta asumiendo una actitud despótica y una conducta histérica. Se le llama para que se integre al grupo y se presente)

Virgen: soy voluntaria. ( hace una exposición de todas las ventajas que tiene sobre ellos así como todos sus privilegios, repartiendo bendiciones y externando su amor por todos ellos)

Carlos: (trata de hablar y presentarse. Su padre hace la presentación. Las personas que se encuentran en la galería, hacen ruido y no permiten hablar)

Es importante señalar que esta sesión se realizó en el vestíbulo de un salón de actos implementado como dormitorio, con constante interferencia porque era el paso de muchas personas. Solo en ese lugar se pudo conjuntar un grupo de damnificados que sienten mucho temor del contacto con desconocidos.

Galerias: denominamos al conjunto de personas que se reunió alrededor del grupo, pero no quisieron participar con la filiación de sentarse en el suelo.

Viñetas de tarea. (En un privado, con sillas)

Tercera sesión

Sonia: yo de la unidad pero estamos afectados, por casualidad vi que están apoyando al Juárez. Nosotros también tenemos derecho a que nos ayuden, a orientarnos para que tengamos donde vivir, para proteger a nuestros hijos, para que nos apoyemos. No se como la vean ustedes que cada vez están más apoyados.

Virginia.- aquí solo se habla de los multifamiliares y me siento aislada.

Coordinador.- vamos a tratar de referirnos a este grupo. De pronto tu hablas de la deserción, implícitamente estás hablando de este grupo. ¿Qué paso con el grupo?

Alejandro.- el grupo se siente frustrado. No se le contestan las preguntas; todo queda en el aire.

Pedro.- ¿Qué tratan de hacer con este grupo?

Narciso.- tomar conciencia de lo que nos pasa, hacernos responsables de nosotros mismos. La gente tiene miedo de venir aquí. Yo pasé la voz, pero dijeron que aquí solo se habla de política y no quieren hablar de eso. Se quedan inmersos en si mismos. Pienso que mi forma de ayudarme es ayudándoles a ustedes.

Nithew.- entiendo que los voluntarios habían tenido éxito. Soy maestro y durante estas semanas he podido ayudar como voluntario, pero el próximo lunes mi vida estará más llena de trabajo, va a ser más difícil venir, la gente está en crisis. Ahora si es posible ser voluntario, pero después tenemos que volver a nuestra familia y a nuestro trabajo. Vamos a guardar cosas que la gente va a necesitar. Yo estoy muy impresionado con la felicidad de la gente. No tienen nada, pero es increíble ver que están contentos. Hay noches que están muy mal. Hace unos días el ambiente era muy tenso, pero creo que esa tensión va a disminuir; que habrá un cambio en la gente. Hace falta mucha observación para conocer las necesidades que hasta ahora no se han detectado. Esto parece el despertar de una pesadilla. Sería bueno que este lapso no fuera muy largo. Hay muchas personas que se pasan el día con los brazos cruzados.

Virginia.- a los niños no les cuesta trabajo reintegrarse sino a los padres, y los niños se están dando cuenta de la situación.

Aurora.- si, yo creo que están ayudando

Coordinador.- ¿el grupo está deprimido hoy?

Aurora.- sí yo me siento deprimida. Ayer volvió a temblar y después vi el programa 60 minutos que me hizo revivir esos momentos. Después oí una canción que dice: “dime por qué los niños ya no ríen”. Habían pasado ocho días sin que temblara y ayer se derrumbo mi tranquilidad. Es una tremenda depresión; me siento inútil. Mi familia se ha encargado de sacar los muebles de la casa y me imagine que se iba a caer. Desde entonces quisiera llorar pero no puedo. Mañana lloraré.

Virginia.- yo tampoco puedo llorar. Hace tres o cuatro años que murió mi tío. Siempre íbamos a pasear con él y, cuando murió no pude llorar.

Coordinador.- ¿Y tu padre?

Virginia.- murió cuando yo era niña. Mi madre nunca nos contó, pero creo que murió en un accidente.

Coordinador,- ¿Qué pasó con tu tío?

Virginia.- se enfermó de la noche a la mañana, se le llenaron los pulmones de agua. Cuando murió tuve que hacer todos los trámites y no tuve tiempo de llorar. Después fueron a desinfectar la casa y estuve muy ocupada.

Coordinador.- ¿Por qué no lloras frente a tu mamá?

Virginia.- por no hacerla sufrir

Coordinador.- ¿Cómo vas a construir el nuevo edificio de tu vida, si no has removido los escombros, por el miedo que tu madre vea que sufres? Dale la oportunidad que sufra, de que tu sufras. Ve con ella abrázala y llora. Estás cargando con el sufrimiento de tu madre y de tus hijos. Llegaste a imaginar que los niños no se han dado cuenta. Mañana te enseño unos dibujos hechos por los niños. Si no lloran juntos te vas a enfermar, mira cómo está tenso tu cuello.

Virginia.- los niños si lloraron pero cuando llegue les dije: ...ya cálmense. Ya estoy aquí con ustedes. Si lloro voy a provocar la muerte de mi madre.

Reflexiones después de la devolución de la observadora de emergentes:

Alejandro.- nuestro grupo esta formado para tomar conciencia. Siento que es muy valioso lo que nos están dando y por eso pienso: ¿Por qué no promueven a este grupo para que otras personas se integren? ¿Por qué no promoverlo? Creo que sería bueno para los otros. Ustedes piensen en la manera de atraer a los que tienen que reflexionar. Es como una medicina que no debe guardarse si alguien la necesita.

Aurora.- mis tíos dijeron que ya no regresarían porque sólo se habla de política. Esta es mi tercera sesión y mi medicina ya surtió efecto; ya pude llorar. Ayer vi a mi hija toda sucia, nunca la había visto así y tuve sobresaltos en la noche, entonces tome la decisión de llevarla con su madrina y separarme de ella, pero mi tía estaba en desacuerdo. Mi tía se enojo y me insultó. Me siento inútil. Ya no quiero soportar las presiones de mis tíos, quiero enterrarlos, ser nueva. No nací acompañada. Todos se me han acercado a pedir auxilio. Yo puedo sola lejos de mi madre, de mi padrastro, lejos de todo, sin mentiritas. Voy a enterrar el pasado, por eso estoy aquí.

Cuarta sesión

Coordinador.- vamos a empezar, hoy vamos a terminar a las diez. Irma no va a venir porque perdió a una prima, tuvo que decidir entre estar con su familia o con nosotros

Alejandro.- En este grupo hemos encontrado muchos beneficios; nos hemos encontrado a nosotros mismos.

Virginia.- ya lloré toda la noche, me desahogué. Estuve tranquila todo el día y tuve más lucidez. Antes estaba como sonámbula, andaba mal. Me habían dicho que fuera por un oficio que comprobara que soy damnificada y no había ido, pero ya fui. Con ese oficio puedo pedir un préstamo que es de mucha utilidad.

Tomás.- yo trabajo de noche y cuando llegué por la mañana, a mi casa no encontré a mi familia. No tengo dinero me quede sin papeles, no tengo nada. Murieron mis padres y cuatro hermanos. (se trabajaron algunas cosas específicas con Tomás)

Después de un ejercicio que consistió en escribir todo lo que quisieran decirle al temblor:

Narciso.- yo no lo sentí en absoluto. Luego salí a la calle. El asfalto estaba roto, vi los edificios caídos, gente llorando. Estuve recorriendo la Lagunilla y Tepito. El viernes estaba en la calle cuando ocurrió el segundo temblor. Me asusté y lloré un poco. Vi luces en el cielo y me asusté mucho. Me siento culpable de haber pasado lo que pasaron muchas personas aquí.

Aurora.- ¿Qué puedo decirle yo al temblor? Vino a destruir. Destruyó a mi gente, a mi hija. Vino a destruir. Desde entonces vivimos en zozobra. Duermo a ratos, quisiera que todo se detuviera para volver a empezar. Siento ganas de progresar pero tengo miedo de que tiemble.

Virginia.- es doloroso y cruel, me parece como si hubiera visto una película, la gente, los derrumbes, la angustia que sentí por ver a mis hijos. Hacía falta sufrir para entender las cosas, arrepentirnos y pedir perdón a dios. Si nos dejo con vida fue para levantarnos y, si es necesario levantarnos tres o cuatro veces más. Tenía bienes materiales y ahora tengo bienes morales.

Alejandro.- quiero hablarle al temblor, decirle que aparte de respetar mi vida, tiene otras cosas. Con el temblor he tenido decisión para obrar. He visto como lo ven otras personas. Veo que el temblor no mata a personas lo que mata es el concreto hecho por el hombre. Ese temblor me hizo que yo tomara decisiones. Me acerqué al grupo quise darles lo que yo sabía y, cual fue mi actitud ante el temblor. Nos dio la oportunidad de seguir haciendo cosas.

Aurora.- el temblor nos quitó todo menos la vida.

Tomás.- quiero sentirme calmado y unido, solo. Únicamente lloro. Aurora me dijo: te voy a llevar a un grupo. Quiero unirme a ustedes.

Viñetas de proyecto

Sexta sesión

Virginia.- yo también quiero establecer mi hogar, no soy del ISSSTE pero todo se arregla aquí. Los Tlatelolcos ya tenemos algunas soluciones. Nos dijeron que en quince días ya podemos ir a ver unas casas en Atzcapotzalco o en Cuautepec

Juana.- lo que a ti te causa felicidad a nosotros nos causó enojo.

Sonia.- yo quería irme a Querétaro, pero no había nada allá.

Coordinador.- interesantes planteamientos se esta rehumanizando el grupo, ya no se está trabajando con el “deber ser” sino con el “ser” que gustos, que atracciones que perversiones, que pasa con nosotros somos personas que seducen. Se pueden estar cayendo las imágenes

Aurora.- en lo personal estoy muy tranquila en el aspecto sexual. Soy sola con dos hijos. La persona con la que tengo relaciones vino a verme. No soy conformista; no solo hay interés sexual, sino que él también ha cuidado a mis hijos. Son cuestiones bonitas. Todos tenemos metas.

Aurora.- con lo que he analizado ahora en el grupo me voy a vivir sola con mis hijos. Voy a responsabilizar a un niño y una niña. Esto es lo que me dio este grupo. Gloria me dijo: “piénsalo, medítalo” voy a levantarme es mi principio.

Resultados y Conclusiones.

El discurso de los damnificados en el grupo operativo de descarga de estrés postraumático, se refiere primero al sismo y sus consecuencias y a los eventos actuales, de la interacción humana en un albergue improvisado tras el desastre con un dormitorio y comedor colectivos.

La reflexión colectiva del grupo permitió la posibilidad de comprender al otro, al verlo como espejo en un diálogo cara a cara, al establecerse la comunicación disminuyó la ansiedad. El diálogo a través de las sesiones tuvo una continuidad. El análisis grupal sobre la exteriorización de sus ansiedades, les dio claridad sobre sus juicios, enriqueciéndolos con la experiencia de acercamiento al otro y la ventaja de protección gregaria, de trabajar en equipo para el logro de la tarea.

Los ejercicios de movilización corporal en la segunda y quinta sesiones y el ejercicio de dirigirse al temblor y decirle todo lo que se deseara, ayudaron a destrabar la desconfianza en el otro y al cumplimiento de la tarea que consistía en exteriorizar los sentimientos. El proceso grupal no difiere en los momentos de apertura desarrollo y cierre o de pretarea, tarea y proyecto ni en la elaboración de las ansiedades universales de los grupos terapéuticos.

Las devoluciones de la observadora de emergentes, 20 minutos antes de concluir las sesiones y el espacio de discusión de la devolución, juegan el papel más importante del trabajo terapéutico. Estas devoluciones cuestionan la construcción socialmente aceptada por el grupo de su realidad.

Un porcentaje grande de personas no logró superar las ansiedades esquizoparanoides y desertaron, pero fueron suplidas por nuevos ingresos.

Los psicólogos coordinadores del grupo, debieron integrar a la galería al grupo, cuando en la primera sesión los que no se atrevieron a participar en el grupo, significándolo por sentarse en el suelo, decidieron participar porque lo habían seguido, presenciado. Pero la ansiedad controladora nos lo impidió.

El cierre, la despedida fue difícil, pero concluyó con planes y proyectos nuevos y la sexualidad como esperanza de vida. Los damnificados no acuden a la convocatoria de participar en un grupo de descarga de estrés postraumático, su estado físico, cognitivo y emocional se los impiden. Fue atinado acudir a estructurar la demanda terapéutica de los damnificados con información, invitación a participar y la apertura grupal en el dormitorio.

La aportación de los conceptos de E. Pichón-Riviere sobre enfermedad única y toda su escuela sobre ansiedades y su elaboración y lo social, han sido de primer orden en el desarrollo del trabajo con víctimas de incidentes críticos. El trabajo del Dr. Isaac Mendelsohn y Dr. García Masip, en la SHCP, rindió los más extraordinarios frutos en México, ya que a partir del entrenamiento en coordinación de grupos operativos que ellos establecieron, pudimos atender de manera humanitaria el primer grupo de desfogue de estrés postraumático que se realizó en este país hace 20 años. Cuando poco se sabía de CISM. (Manejo de Estrés por Incidente Crítico, por sus siglas en inglés)

La apertura del grupo una semana después fue muy pertinente. (Mitchel, J. T. y Everly, G. S. 1994) es un momento preciso. El desfogue de Estrés por incidente Crítico se realizó de manera profesional a partir de la experiencia previa de trabajo terapéutico con grupos. Por esta razón se analizaba la crónica, dinámicamente por el grupo coordinador, sesión por sesión. Si partimos de la definición de desastre como un evento, en el que los recursos preventivos son rebasados por la demanda, es importante no descuidar este terreno con más investigación con grupo operativo, sería bienvenido este trabajo. La explicación de las causas del desarrollo de trastorno por estrés postraumático todavía están por venir. Se sabe que a pesar del desfogue aparece el TEPT (Danny Bromdel Israel Center for Treatment of Psichotrauma comunicación personal)

Las experiencias de miedo intenso de los pacientes en el trastorno por estrés postraumático, afectan a los profesionales de la salud mental que los atienden, sobre todo si estos vieron la destrucción que provocó el desastre. El tratamiento a los sobrevivientes puede provocar ansiedad y culpa en el terapeuta. El intento de la víctima de encontrar en el terapeuta un objeto de amor, puede provocar en el segundo sentimientos contratransferenciales de integración o de rechazo. Para prevenir estos trastornos nos permitimos asistir a un grupo de descarga para personas que trabajaban con damnificados patrocinado por UNICEF.

La teoría de los grupos es muy compleja, se presenta en dos niveles, el conceptual y el empírico concreto, que los psicólogos enfrentan siendo ellos mismos objeto y sujeto en su experiencia profesional. Los terapeutas requieren necesariamente un espacio de desfogue de estrés. No todos salimos bien librados de aquella experiencia ya que el siguiente año yo presente una somatización en la columna vertebral, por estrés postraumático agudo, a pesar de haber asistido a un grupo de descarga para terapeutas de víctimas, patrocinado por UNICEF y coordinado por terapeutas psicoanalíticos, a quienes su rigidez e inexperiencia en estos casos les impidió el cumplimiento de la tarea.

Notas.-

[1] Humberto Mussachio. Ciudad Quebrada. Entrevista realizada por Guadalupe Loaeza. En Carbajal, Carrillo, Kurian Fastlicht, Loaeza, Merodio. Terremoto. Ausentes /presentes 20 años después. Planeta 2005. pp 143

[1] www.traumaweb. Internet portal del Israel Center Treatment of Psichotrauma

[1] Fastlicht Kurian Stephanie “La conspiración del silencio y la trasmisión masiva del trauma transgeneracional” AMETD REVISTA MÉDICA DE SALUD. Ago 2004. año 1 núm 1 pp. 18-24

[1] Fastlicht Kurian Stephanie “Las fases de un desastre”. AMETD. REVISTA MÉDICA DE SALUD. Mar 2005. Año 2 núm 3 pp 29-33

[1] Sánchez Ortiz Luis Alejandro. Efectos psicológicos en el personal de los servicios de emergencia. En Puente S. F. (comp.) Video Cruz Roja Mexicana SAPTEL 2003

[1] Idem

[1] Carbajal et.al. op cit pp 190

Bibliografia.

Bauleo A: Psicología y sociología de grupo.

Bauleo, A. La propuesta grupal

Bauleo, A. Idealogía, grupo y familia. (Editorial Folios)

Daniel Carbajal, Gloria Caballero, Gonzalo Carrillo, Martha Merodio. 1988.

Testimonios del Terremoto en México (Septiembre 19, 1985). Implosión: derrumbe psicológico hacia dentro donde quedan atrapadas los emociones. Dirección y coordinación del proyecto editorial Stephanie Kurian Fastlicht. Incluye relatos de Guadalupe Loaeza. Editorial Diana. 1ª Edición.

Fastlicht Kurian, S., Hacia un modelo de intervención psicológica ante desastres civiles. El trauma del desastre dentro del “Proceso Albergue” después del sismo de 1985. Tesis para presentar el grado de Doctorado UNAM, México,1988.

Mitchel, J.T. y Everly G.S. CHEVRON, 1994. Human Elements Training for Emergency Services, Public safety and disaster personnel

Pichon-Riviere Enrique: El proceso grupal del psicoanálisis a la psicología social. .

Pichon R. E., Teoría del vínculo. (Editorial Nueva visión)

Grupo Operativo en Emergencias Sociales ....

Comentar este post