Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

La Propuesta Teórica de Pichon Riviere....

Publicado por activado 6 Julio 2013

La Propuesta Teórica de Pichon Riviere....

POSTULACIÓN TEÓRICA DEL DR. E. PICHÓN RIVIÈRE

Lucia Balmaceda de Mascialino.

Para Enrique Pichón Rivière la psicología social en sentido estricto se define como social a partir de la concepción del sujeto, que es entendido como emergente, configurado en una trama compleja en la que se entretejen vínculos y relaciones sociales.

Según el planteo pichoniano la subjetividad está determinada histórica y socialmente en tanto el sujeto se constituye como tal en procesos de interacción, en una dialéctica yo-no yo, mundo interno-mundo externo, en un interjuego entre sujetos, de la que el vínculo como relación bicorporal y el grupo como red vincular constituyen unidades de análisis. Sin embargo no es una psicología de los grupos sino una reflexión acerca del sujeto y su comportamiento, que marca una forma de abordaje de ese sujeto en el interior de la red vincular en la que emerge y se configura, a partir de esa contradicción interna entre la necesidad y la satisfacción.

De allí la importancia de lo grupal en tanto escenario e instrumento de la constitución del sujeto. Pichón Rivière aporta también temas del psicoanálisis a la psicología social, es decir no sólo toma aquello que compete específicamente a esta disciplina sino que además de sus aportes sobre la noción de vinculo o su concepto sobre” mundo interno estructurado como grupo interno“, como trama relacional internalizada, formula su teoría de la Enfermedad Única concibiendo a la enfermedad mental como emergente de una dinámica que en un momento dado aparece generando patología.

El que enferma, dice: “es el portavoz más señalado de ese proceso, y su intolerancia a un determinado monto de sufrimiento que no pudo soportar lo hace sucumbir y hacerse cargo como chivo emisario de la enfermedad del grupo”. Según su concepto de salud y enfermedad, «el sujeto es sano en la medida en que aprehende la realidad en una perspectiva integradora y tiene capacidad para transformar esa realidad transformándose a la vez él mismo. La salud mental consiste en el aprendizaje de la realidad y en la resolución de las contradicciones que surgen en la relación sujeto-medio.»

En un homenaje que se le rinde a Pichón Rivière en el año 1967 en la Revista Acta Psiquiátrica y Psicológica de América Latina, José Bleger refiriéndose a este tema dice: “La teoría de la enfermedad única y la teoría de la relación objetal, cuya postulación básica es que toda conducta es siempre una experiencia con otro... ha permitido no sólo el pasaje a la psicología social y a la utilización más amplia del psicoanálisis en los fenómenos sociales sino también ha hecho que el mismo esquema conceptual de la psicología y el psicoanálisis del hombre individualmente enfocado, sea a su vez el de una psicología social”.

Para la psicología social el modo de abordar a ese sujeto sujetado a la necesidad, que mantiene una relación dialéctica con el medio, es observar cómo resuelve la contradicción sujeto-medio y sujeto-estructura social. Resulta evidente entonces que el análisis de las conductas, del comportamiento, debe hacerse en el contexto social al cual el sujeto pertenece. El sujeto debe ser comprendido como emergente de la estructura social que lo contiene

.

Pasemos ahora a analizar el concepto de “hombre en situación”. Alrededor de 1948 era objeto de debate el modo cómo debía ser abordado el objeto de conocimiento de la psicología; se había entablado una polémica entre quienes sostenían que la psicología era individual y trataban en el campo psicológico al hombre abstracto, y los que sostenían este concepto sartreano del «hombre en situación», entendiendo que el sujeto debía ser abordado en su relación dialéctica con el medio.

Eso es lo que está planteado en la expresión hombre en situación, concepto que Pichón Rivière amplía en 1971 agregando «sujeto productor y producido en una praxis”, es decir sujeto como portavoz de una determinada situación protagonizada por los miembros del grupo social, su familia, con la que está comprometido desde siempre y a la que ha incorporado a su mundo interior. Desde esta visión, entonces, el que enferma es el portavoz de ese grupo familiar que lo enfermó, y actúa como emergente porque está denunciando a esa estructura familiar generadora de enfermedad, que también puede curarlo, si se realiza un trabajo en común en el que se logre la cooperación mutua, una buena redistribución de las ansiedades y una correcta redistribución de los roles.

Por otra parte afirma: «la vieja oposición entre individuo y sociedad se resuelve entonces en este nuevo campo de la psicología social, en el que sólo existe el hombre en situación ; esto significa que el hombre debe ser abordado en su relación dialéctica con el medio», debe ser tomado como emergente de la estructura social que lo condiciona, y es éste el concepto que permite sostener como premisa fundamental para comprender el comportamiento, las conductas de todo ser humano, que los procesos psíquicos son la resultante de la interacción entre el sujeto y la estructura social (sujeto-medio), y eso a su vez es determinante del mundo interno del sujeto a partir de las condiciones en que se desarrolla y se resuelve ese par contradictorio y dinámico necesidad- satisfacción.

La necesidad no es sólo material sino también de sentimientos afectivos; sin amor no hay crecimiento posible, ya que por el amor se afirma la personalidad, se aprende a dar y recibir y se potencia el hombre.

En síntesis, el planteo de Pichón consiste en que hay una sola forma de abordar a ese sujeto-objeto de reflexión de la Psicología Social: a través del vínculo y del análisis de la propia estructura de relaciones, es decir abarcando las relaciones entre los hombres, la naturaleza y la sociedad ; empresa en que la dialéctica resulta un instrumento pertinente, porque el sujeto es naturaleza pero se construye histórica y socialmente en una praxis, en una actividad transformadora del medio para producir su propia vida.

Refiriéndonos, pues, al campo específico de la psicología social hay que tener en claro que esta disciplina no es una psicología aplicada sólo a lo grupal, si bien como método de trabajo, para comprender las conductas del sujeto lo aborda como emergente de esa estructura social en la cual está inserto: pareja, familia, instituciones, comunidades.

Por supuesto, el grupo en cuanto escenario e instrumento de la constitución del sujeto es importante para analizar los vínculos, las relaciones sociales y las conductas. José Bleger en su libro Psicología de la conducta dice: «Toda manifestación del ser humano se da siempre en el nivel psicológico y es por lo tanto factible de ser estudiada por la psicología, tanto si se trata de una manifestación mental como corporal (movimientos, gestos, tics etc.) o en el mundo externo.

Una conducta en el área de la mente, por ejemplo el pensar, debe ser estudiada tanto por la psicología como por la biología y la sociología; hay una psicología del pensamiento, una biología y una sociología del pensamiento..., la psicología no es solamente la ciencia de los fenómenos mentales, la psicología abarca el estudio de todas las manifestaciones del ser humano y éstas se dan siempre, en realidad, en el nivel psicológico de integración. Sin psicología no hay un conocimiento total del ser humano. Tampoco lo hay con la psicología sola”.

Para la psicología social lo importante son las configuraciones vinculares y los valores culturales e ideológicos que el sujeto adquiere en función de su pertenecía al grupo o clase social donde actúa, por eso hablamos de “hombre en situación”. El pasaje del psicoanálisis a la psicología social lo marca ya Freud cuando en 1921 en Psicología de las masas y análisis del Yo había señalado que la identificación con el jefe permitía reemplazar el ideal del Yo mediante un ideal del yo común.

Freud había abierto el camino describiendo en las organizaciones el papel de cohesión del yo, y luego los discípulos de Melanie Klein, sensibles a la amenaza de pérdida de la identidad yoica en las situaciones grupales, comprobaron en ellas la presencia masiva de la angustia de despedazamiento, de la angustia persecutoria, de la angustia depresiva, así como el recurso a las instituciones como mecanismo de defensa contra estas angustias. El psicoanálisis permite considerar el material que aporta un campo de investigación como el de la psicología social en dos aspectos: una superestructura o contenido manifiesto y una infraestructura o contenido latente.

De modo que tanto la teoría como la práctica se resuelven en el campo de la investigación, cualquiera sea el momento operacional del trabajo. El contenido manifiesto del comportamiento humano se explica por el contenido latente del mismo.

Psicología social hoy

La psicología social como campo de confluencia se ubica entre la psicología, la sociología y la antropología cultural, y su objeto de estudio no es diferente del de otras ciencias sociales sino que habría que hablar de diferentes niveles de aproximación al objeto de estudio que es el análisis de la conducta social o de los distintos ámbitos de la conducta, que dividimos en psicosocial o relación del sujeto con su mundo interno, Socio-dinámica o de relación con el grupo familiar y otros grupos, e institucional o de relaciones del sujeto con las instituciones básicas de su vida comunitaria (laborales, educacionales, recreativas).

Definición

Parte de la psicología que se ocupa de las vivencias y las conductas en el marco de la vida social. Su análisis está centrado en la influencia que ejerce la estructura social, con sus normas, sus leyes y todo el dispositivo cultural, sobre los procesos psíquicos del sujeto. El vínculo es el hilo conductor para el análisis del sujeto y su comportamiento, al que se aborda en sus condiciones concretas de existencia, en su cotidianeidad (hombre en situación). Para la psicología social lo importante son las configuraciones vinculares y los valores culturales e ideológicos que el sujeto adquiere en función de su pertenencia a un grupo o clase social en que se desenvuelve.

Objetivos

Promover la acción social para trabajar en la prevención de la salud y la ayuda comunitaria.

Promover la toma de conciencia participativa, reforzando lo grupal a través de la orientación psicosocial del sujeto que lo ayude a estar, sentir y producir grupalmente evitando así los desajustes individuales.

Promover técnicamente la superación participativa, y la educación intelectual y cultural de la población.

Rol del Psicólogo Social

Entre las actividades que desarrolla se cuentan:

  • Diagnóstico psicosocial en temas como diagnóstico social, actitud social, opinión pública y poder, opinión pública y masa, rumor.
  • Diagnostico de los procesos psicológicos vía estudios grupales.
  • Diseño de métodos y técnicas que aplicadas contribuyan como alternativas de desarrollo.
  • Investigación continua que contribuya a la explicación del origen, desarrollo y alteración de los fenómenos psicológicos, logrando así su sistematización
  • Indagación de las dificultades con que tropieza cada sujeto en los grupos de los que forma parte, como la familia, la empresa donde trabaja, o la comunidad a la que pertenece.
  • Por último, como dice Pichón Rivière, “El campo de acción del psicólogo social es el de los miedos: su tarea es esclarecer su origen y el carácter irracional de los mismos, los que en última instancia pueden ser reducidos a dos: el miedo a la pérdida y el miedo al ataque”.

Para saber, hay que leer.... a la vez es divertido...

Para saber, hay que leer.... a la vez es divertido...

Comentar este post