Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Sociedad

Publicado por Francisco Mora Consulta En Psicoanalisis activado 10 Marzo 2013

Sociedad

Para entender la Ideología.

Alejandro Simonetti.

No sé si ya mandé un texto con un método para detectar la ideología de un texto periodístico. Se trata de detectar, a través de los adjetivos que usa y otros signos, cuál es el Sujeto Valorizado en la ideología del autor y cuál es el Contrasujeto Desvalorizado.

Si un texto dice "la maniobra estatizadora del gobierno pone en peligro nuestros ahorros", el Sujeto Valorizado es "nosotros", ("nuestros ahorros", el fruto de nuestro trabajo, etc.) y el Contrasujeto Desvalorizado es el gobierno, el que "estatiza" (si en vez de Cristina fuera Bush, el periodista diría "nacionaliza" como un acto de patriotismo, en cambio "estatizar" se presenta como una "maniobra", un acto de robo, de expropiación, de "poner en peligro" los ahorros.

Otro periodista, con otra ideología, escribiría "la recuperación de la función previsional del Estado, prevista en el proyecto girado al Congreso, lleva tranquilidad a los futuros jubilados cuyos ahorros quedarán a salvo de los vaivenes del mercado financiero". Aquí el Sujeto Valorizado es el gobierno, que asume sus funciones para amparar las jubilaciones amenazadas por la "timba financiera" y el Contrasujeto Desvalorizado es el mercado financiero y los gobiernos que pusieron en peligro el dinero de los jubilados al privatizar las jubilaciones.

Adhiero a la segunda ideología, pero se trata de saber cuál es la ideología del que escribe. Alejandro Simonetti.

1-Origen y Evolución del significado de Ideología:

El problema de la Ideología irrumpió en la sociedad moderna con la ilustración, corriente filosófica y cultural que a fines del siglo XVIII, cuestionó y criticó a la sociedad medieval y el antiguo régimen político, social y religioso de Europa.

El filosofo iluminista Destutt de Tracy escribio un tratado de ideología (1801), y utilizo el vocablo aplicandolo a la teoría del conocimiento, para explicar así el origen de las ideas según el análisis de los filósofos empiristas (Locke, Hobbes…) Esta orientación de la palabra ideología sirvió en el siglo pasado para fundamentar, los proyectos utilitaristas de la burguesía, tendientes a crear una sociedad y una cultura basadas eminentemente en intereses prácticos. E n efecto de Tracy sostenía que la ideología debía integrar todas las ciencias: política, económica, moral, derecho….

Con el advenimiento del marxismo el concepto de ideología sufre un cambio. Marx y Engels lo relacionan con el materialismo histórico- dialéctico. Critican toda la corriente de filósofos hegelianos que cuestionaban solamente las ideas, sin jamás aludir a las contradicciones de las praxis históricas. En definitiva, la ideología, para Max, no es mas que una manifestación del conservadorismo burgués, que habla de ideología para negar y oponerse a la acción revolucionaria. De esa manera se falsifica la realidad con el propósito de ocultarla, y evitar cualquier cambio social.

En este siglo, el termino ideología tomo un nuevo giro, bajo el influjo de las escuelas y corrientes sociológicas. Max weber (1864-1920) sostenía que la cultura y las estructuras socioeconómicas de la sociedad se influencian recíprocamente. Todo se realiza dentro de un proceso racional, donde cada elemento social ejerce cierto influjo en las restantes.

Estas ideas llevaron a Karl Manheim (1893-1947) a relativizar totalmente el concepto de ideología (ideología y utopía 1929) .Ella seria un modo de considerar el mundo, el color del cristal que tiene la sociedad para mirar la realidad, y de actuar sobre ella. Las situaciones sociales determinan las ideologías, y por tanto, ellas son siempre algo relativo; son verdades parciales, que responden a un interés o utilidad. En consecuencia, en un contexto social puede haber varias ideologías, según sean los intereses de los grupos sociales. El mismo filosofo K. Jaspers (1883-1969) considero a la ideología como a un saber parcial, contrapuesto al valor de la verdad, que tiene un carácter universal y trascendente.

En estos últimos decenios la llamada Escuela de Frankfurt (Adorno Habermas….) quiso recuperar el sentido marxista de la ideología, o sea la considero un enmascaramiento alienante de una realidad social contradictoria. La ideología es esencialmente un instrumento opresor en manos de aquellos que detentan el poder para defender sus intereses. Adorno en Critica Cultural y Sociedad (1970) dice: “No es la ideología lo que es falso, sino su pretensión de estar de acuerdo con la realidad”. Con la revolución cultural de 1968 se amplio aun mas el concepto de ideología para criticar a las mismas ciencias y su pretendida objetividad (H.Marcuse, J. P. Sastre y Illich)…

Haberlas (Conocimiento e Interés) sostiene que una continua actividad critica impediría la ideología quedar atrapada bajo el poder dominante, para pasar a convertirse en un saber al servicio de los intereses de las personas y de los grupos sociales.

2- Dos significados del término Ideología

Para evitar confusiones creemos útil sintetizar y distinguir los dos sentidos con que suele usarse en la actualidad el concepto de ideología.

2.1- Sentido amplio y neutral:

En sentido general la palabra ideología designa cualquier sistema de pensamiento de carácter filosófico-practico situado a un nivel mas elevado que el de las ciencias. Representa una cosmovisión a través de la cual se interpretan el mundo, la realidad, la persona humana, las relaciones económico-sociales e incluso las relaciones transcendentales del hombre con Dios.

En este concepto se unifican tres aspectos que hacen de la ideología algo diferente de un simple conjunto de ideas.

El aspecto cognoscitivo o intelectual o sea las ideas sobre el hombre, sobre las cosas y sobre la sociedad. Al ser una visión del mundo, la ideología afirma cosas acerca de la realidad que conoce: El aspecto valorativo que corresponde a la escala de valores afirmados. En la ideología se jerarquizan las cosas en razón de su importancia.

Al valorar algo se juzga aquello que es más importante y se distingue de lo que es menos importante; El aspecto ético que afirma la bondad o la maldad acerca de algo. Este ethos es inherente al carácter práctico que posee la ideología.

En la cosmovisión ideológica hallamos pues una síntesis de ideas, de valores y de normas. Por eso lo teórico va unido a lo práctico. No existen en la ideología solo principios filosóficos, ni únicamente indicaciones practicas, si no un ensamble de ambos elementos. La ideología se sitúa entre la teoría y la práctica. Considerada así la ideología aparece entonces con el doble carácter señalado en el titulo: Amplio porque se aplica indistintamente a cualquier sistema de pensamiento y de acción;

Neutral porque no se pretende clasificar nada en bueno o malo en verdadero o falso. Solo se alude a lo que se afirma, o como se agrupan los individuos según su cosmovisión.

A veces los medios de difusión con el deseo de aparecer imparciales, emplean la acepción ideología con este significado neutral. En tal caso debemos considerar la ideología, desde el punto de vista de sus enunciados, como a un conjunto de proposiciones destinadas a presentar un contenido de una cosmovisión especifica. Los medios de difusión, conforme a sus lenguajes, la dan a conocer al público, y este, para descifrarla, deberá atenerse propiamente al contenido significante.

Como este concepto amplio y neutral de ideología, podemos abarcar tres conjuntos de fenómenos:

Las doctrinas políticas, sociales y económicas, por ejemplo el socialismo, el ecologismo, el peronismo… Las doctrinas religiosas: budismo, judaísmo, cristianismo, islamismo… Las cosmovisiones propias de una época o de una cultura: el iluminismo, el romanticismo, el existencialismo, el hippismo…

2.2- Sentido estricto del sistema negativo:

La sociología del conocimiento emplea hoy el término ideología con un significado estricto y negativo:

Estricto porque no se aplica indistintamente a cualquier sistema de pensamiento.

Negativo porque solo designa una deformación de la realidad provocada por intereses creados.

Así, pues según esta acepción peyorativa, la ideología es una falsificación de la realidad, generalmente inconsciente, destinada a ocultar y por lo mismo, a justificar los aspectos injustos, inhumanos y opresores de la sociedad. De esta descripción se infieren algunas características importantes de la ideología:

1°- Se genera a partir de intereses de clase:

La ideología no se produce en el vació, sino a partir de situaciones sociales, particulares. Hay ideas que corresponden a intereses y conveniencias de ciertos grupos sociales dominantes. Así por ejemplo, durante la época de las monarquías absolutas europeas el rey y las clases nobles creaban e imponían su ideología sobre el resto de la ciudadanía. Hoy en forma análoga, sucede lo mismo en nuestra sociedad.

En los años 70 una encuesta sociopolítica mostró que la situación de Cuba era mas conocida y repudiada en la América Latina que la de cualquier otro país del continente, en una relación de 9 a 1, Al generarse las ideologías en las clases dominantes, es lógico que ellas traten de imponerlas sobre todos los ciudadanos; especialmente en los mas pobres. Y sucede que estos mismos grupos dominados adquieren la percepción de la realidad que les proporcionan dichas ideologías.

Muchos obreros y campesinos latinoamericanos no explotados (no perciben la infraestructura económica), si no que piensan y repiten lo que enseña la ideología dominante “El que trabaja mas y mejor gana mas” . Aquí aparece la orientación praxica de la ideología, que tiende a darle un rumbo a la acción social. Lee la realidad, no movido por la búsqueda de la verdad, si no por motivos de utilidad concreta a favor de una clase social.

Es propio de la ideología pues subordinar el conocimiento a los intereses utilitarios. Por eso ella se manifiesta como un fenómeno parcial y al mismo tiempo diversificado y múltiple porque puede ser adoptado por diversos grupos sociales, según las conveniencias de sus intereses. Esto no significa sin embargo, que toda verdad ideológica sea falsa o relativa. Eso dependerá del grado de evidencia interna que posea y de la coherencia de los argumentos que esgrima.

2°- Es legitimadora del sistema dominante:

Además de estar orientada hacia la praxis colectiva, la ideología asume un significado con relación al poder. Su objetivo es para implantar sus intereses y legitimizar el funcionamiento social de su proyecto. En el fondo la ideología lleva en su seno una tendencia totalitaria. Quiere asegurar su dominio sobre la sociedad entera. Los que detentan el poder económico, social, militar… le hacen cumplir a la ideología la función de legitimizar el sistema impuesto.

Por eso, lo más importante de la ideología no son sus contenidos, si no la función que cumplen en su contexto social. De ahí su inclinación a contagiar todos los campos culturales: educación, ciencia, religión, deporte….. Como dijo un autor “no existen verdades ideológicas, sino un uso ideológico de las verdades”. Por que en definitiva, los contenidos de las mas diversas ideas pueden utilizarse en función ideológica. Por la capacidad que tiene la ideología de encubrir y simular la realidad, se dice que ella es una mala conciencia.

Al afirmar que los medios de difusión son un poder, se esta relacionando su actuación con la función ideológica de afirmar la propuesta de los grupos dominantes que controlan dichos medios. Sus mensajes invitan a la ciudadanía a ocupar el tiempo libre de manera emotiva e impactante, y así los problemas mas hondos y urgentes son sistemáticamente ocultados por la ideología. En consecuencia, el poder se mantiene, no por la calidad interna, sino por la distracción permanente de los dominados, que no perciben su propia alineación.

3- Posibilidades de una crítica de las Ideologías

Abordar la crítica de las ideologías significa aceptar una diferencia entre ellas y otras formas de pensamiento, que serian precisamente, no ideológicas. En otras palabras, hay que admitir previamente la existencia de zonas culturales que de suyo no se identifican con las ideologías, y desde las cuales es posible levantar un pensamiento crítico de ellas.

No hay duda, sin embargo, de que las sociedades sufren, de una manera u otra, influencias ideológicas, aunque sean inconscientes, y de que las actividades culturales a menudo son manipuladas en función de fines extraños a si mismos. Pero esto no debe llevarnos a la conclusión de que la intencionalidad fundamental o la razón intelectual última de cualquier forma de pensamiento o de acción, deben ser ideológicas. Existen ámbitos de la vida humana que en su especificidad no son ideológicos en el sentido estricto del termino, como por ejemplo, la ética, la acción educativa, las relaciones amorosas…

De hecho la existencia humana es una extraña mezcla de elementos conscientes y racionales (valores, ideas, proyectos…) con otros inconscientes e irracionales (sentimientos oscuros, intereses, pulsiones…) Las ciencias humanas, y especialmente la sociología, ya han puesto suficientemente de relieve que en la practica es poco probable que un individuo tenga un dominio completamente lúcido y transparente sobre los aspectos de su vida. Por eso la praxis humana (intelectual, educativa, artística, científica, religiosa…) es susceptible de ideologizaciones aunque su carácter propio no se identifique con la ideología. Dicho esto podemos señalar dos tipos de pensamientos ideológicos:

Los sistemas de ideas que luchan por los intereses de aquellos individuos a quienes la sociedad oprime o margina.

Esta actividad intelectual es de denuncia, por consiguiente su finalidad tiende a derribar los argumentos ideológicos que usa un sistema para justificar la opresión. En este sentido no es ideológico el pensamiento de los negros que en Sudáfrica denuncian la ideología del apartheid.

El pensamiento no ideológico hace referencia a la Persona Humana como totalidad, como valor integral sin subordinarse o amoldarse a las reglas de intereses restringidos. Esto no quiere decir sin embargo que un pensamiento, al no ser ideológico, sea verdadero. A veces suceden que se hacen denuncias justas, pero usando argumentos falsos.

Por otra parte tampoco estamos afirmando que las ideas no ideológicas estén exentas de parcialidad e intereses. Pueden estarlo pero son conscientes de ello. Lo que buscan es evitar la trampa de la mentira ideológica que oculta la opresión y el atropello de la persona humana. Para superar la ideología no hay que vivir obsesionados por la pureza e incontaminación ideológica, sino que es necesario vivir el compromiso cultural a favor de los oprimidos, generando formas de expresión y de comunicación que sean instrumentos de libertad integral.

Los sistemas de ideas que a nivel epistemológico se usan como instrumentos para detectar o desenmascarar la ideología presente en una sociedad o en una cultura.

Con este enfoque se apunta a cuestionar los contenidos ideológicos, mostrando la conexión que hay entre las teorías y las reglas de juego prácticas que interesadamente acompaña la acción de la ideología. Si la ideología se caracteriza por la íntima inter-relación entre teoría y praxis a un sistema de pensamiento crítico le corresponde rigurosamente identificar los elementos que en esos dos polos se van enlazando y combinando hasta crear moldes culturales ideologizados, con las consecuencias practicas que pueden tener en un contexto social. Más allá de la aceptación o rechazo que puede suscitar el materialismo histórico de Marx, es un clásico ejemplo de una teoría antiideologíca, porque su objetivo a nivel epistemológico, consiste precisamente en aportar elementos claves de lectura para superar la ideología.

En relación con nuestro tema de los medios de difusión social otro tipo de pensamiento anti-ideológico es el conjunto de conocimientos científicos que ofrece un instrumental epistemológico para detectar concretamente los mecanismos comunicacionales que utilizan los medios masivos para convertirlos contenidos de sus mensajes en ideología.

Según puede apreciar, tal como existe la posibilidad de ideologizarlo todo, también cabe la alternativa de usar pensamientos anti-ideológicos para desmontar las ideologías. La índole propia del hombre honrado en busca de la verdad y de la autenticidad, supone capacidades para liberarse de las distorsiones y falacias de las ideologías estrictas y negativas. Pero esta formación a la sensibilidad crítica necesita ser cultivada, no solo a nivel intelectual sino, sobre todo en su dimensión ética.

4- Para un análisis crítico de las Ideologías

Las ideologías son un bagaje que siempre llevara en su seno una sociedad. Pero es posible superarla mediante una actitud crítica frente a ellas: es decir, sabiendo leerlas a la luz mas amplia y profunda de la realidad global del hombre. La metodología para el análisis critico de las ideologías pretende ofrecer instrumentos de lectura, aplicables a los diversos tipos de mensajes que nos llegan a través de los medios de comunicación

4.1- Las ideologías en sentido amplio y neutral:

Creemos que hay poco por decir sobre la lectura crítica de mensajes según como lo entiende la primera concepción del término ideología o sea en su significado amplio y neutral. Los medios de comunicación suelen presentar esa clase de ideología con un lenguaje en función referencial; es decir centrado sobre el referente. Se trata de mensajes de información para describir la ideología en forma lo mas objetiva posible.

El núcleo de tales mensajes se descubre analizando: Los significantes que ocurren en el discurso: Los contenidos específicos de este: Aclarando eventualmente el contexto comunicacional.

He aquí un ejemplo de presentación de una ideología hecha en función referencial: El socialismo utópico de Henri de Saint-Simón (1760-1825): El conde Henri de Saint-Simón desarrollo sus ideas en varios escritos de su madurez, tras una vida agitada, en la que conoció los más diversos ambientes y países.

Saint Simón, al comienzo de su carrera había ya escrito “La Edad de Oro de la Humanidad no esta detrás de nosotros esta por venir y se encontrara en el perfeccionamiento del orden social. Nuestros padres no la vieron; nuestros hijos la contemplaran algún día. Tenemos el deber de prepararles el camino” Para Simón la revolución Francesa sirvió para terminar con el poderío de la nobleza. Ahora es necesario instaurar un nuevo mundo inspirado en la organización de la iglesia. Esta tuvo el poder en la edad media y su autoridad fue acatada por todos.

Con el fin de que pueda llevar la felicidad a todos debe unirse la técnica y las ciencias unidas gobernarían al mundo, asegurándole la paz por medio de un parlamento europeo que se encargaría de que todos trabajaran, para que nadie viva a costa de otros y se pagase a cada uno según sus meritos. “Saint Simón no creía que esta revolución incumbiera a todos los ciudadanos, si no a los científicos y a los hombres de industria, pero por otra parte creía que la industria privada debía pasar al Estado, aunque los artículos de consumo sean de propiedad privada.

En síntesis trataba de organizar la industria y la vida social a semejanza del ejército: con graduaciones de autoridad y de clases.

4.2- La ideología en sentido negativo:

Metodológicamente lo que más nos interesa es el análisis de las ideologías tomadas en sentido negativo o sea como distorsiones de la realidad, como enfoques parciales, pero absolutizados por intereses de poder.

La estructura semiótica de la ideología. La ideología no consiste en ideas desconectadas, sino que se presentan como un sistema ideológico; es decir como una totalidad hecha por partes y cuyos elementos dinámicos dependen unos de otros. Sus componentes se interrelacionan, y algunos ejercen un influjo de determinación sobre los restantes, aunque a veces no es fácil percibirlo. La semiótica estudia este fenómeno desde la perspectiva de la estructura de los mensajes .Por eso se pregunta ¿Cuál es la estructura de una ideología? ¿Qué es un sistema ideológico?

Estas ofrecen los siguientes elementos de reflexión:

Lo ideológico es un nivel de significación presente en los mensajes, y no una clase particular de mensaje.

Esto explica porque el nivel ideológico procede generalmente por connotación y no por denotación. Ejemplo: La carga ideológica de una película no suele ser lo explicito si no lo implícito

Puede tratarse de una comedia con la función explicita (denotada) de hacer reír, mientras que otro nivel (el implícito y connotado) los supuestos valorativos que sostiene ocultan un rol ideológico muy diverso. Esto mismo puede suceder con un texto escolar. A nivel didáctico, puede cumplir muy bien su cometido de enseñar el idioma español; pero a nivel ideológico implícito, ofrecer otra cosa muy distinta.

La presencia ideológica es por ende, una presencia invisible e inconsciente. A nivel psicológico ordinariamente los individuos no tienen conciencia de su posición ideológica, y por eso la sostienen y la comunican, creyendo que se trata de una postura original y personal…Son dominados por las significaciones y no por los significados.

En la elaboración ideológica, los códigos son manejados de tal manera, que llegan a producir contradicciones ideológicas, pero inadvertidamente Así va creándose la atmósfera ideológica de la sociedad que todos respiramos sin darnos cuenta. Las instituciones de poder se convierten en expresiones culturales de la ideología dominante, y hacen propuestas ideológicas bajo mil formas: educativas, patrióticas, científicas, religiosas…Ejemplo Un periodista norteamericano quiso saber si la Declaración de Independencia de su país era bien conocida por sus compatriotas, y de que forma se la conocía. Como muestra tomo este texto, sacado de la Declaración de la Independencia de los Estados Unidos de América:

“Sostenemos estas verdades, que son evidentes por si mismas: que todos los hombres son creados iguales; que el creador los ha dotado de ciertos derechos inalienables, entre ello la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad; que asegurar estos derechos se han constituidos gobiernos entre los hombres, cuyos justos poderes derivan del consentimiento de los gobernadores: que cuando alguna forma de gobierno se vuelve destructora de esos fines, le asiste al pueblo el derecho de cambiarla o abolirla, y designar un nuevo gobierno…

El periodista leyó este texto en un encuentro de juventudes, y el 28% afirmo que había sido escrito por LENIN. Luego escribió el mismo texto como si fuera una petición y solicito a 100hab. Del Estado de la Florida que lo firmaran:

-*Algunos se negaron rotundamente, por considerarlo un panfleto comunista.

-*Otros afirmaban que no tenían nada que ver con un texto cargado de frases tontas y de un sentido religioso.

-*Otros finalmente dijeron que debía ponerse en conocimiento de la policía o de los servicios de seguridad.

2° La ideología es un sistema de reglas, y no una suma de proposiciones.

No se trata de una colección de pensamientos o de ideas, sino de una reglamentación no escrita, que hace posible una formulación afirmativa o negativa. Frases como estas: “El que estudia triunfa”. “La propiedad privada es un derecho natural” no dicen nada en tanto no se relacionan con todo el conjunto del discurso. Entonces si va revelándose su valor ideológico de mentira porque se inscribe en un contexto de ocultamiento de la realidad. En efecto. No es cierto que aquel que estudia triunfa. En América Latina hay datos aplastantes que lo demuestran. Basta recurrir a las abundantes informaciones de todos los Ministerios de Educación de nuestros países.

Sin embargo dentro de las reglas ideológicas ya se implantó la convicción de que basta estudiar para triunfar. Podemos decir, entonces que la ideología es una especie de gramática del pensamiento que tiende a hacer funcionar los juicios en base a su propia coherencia, descartando todo aquello que dentro del sistema de reglas aparece como incongruente.

Si digo el árbol se subió al niño, encuentro inmediatamente una incongruencia semántica. En la gramática ideológica hallamos también la llamada regla de frecuencia según la cual adjetivos se van aplicando adecuadamente a un sustantivo y a los verbos que se combinan con dichos sustantivos. Ejemplo: En 1985, a un grupo de educadores argentinos se les pidió que asociaran el sustantivo INDIGENA con otras palabras. Casi todas las asociaciones fueron de carácter negativo, o al menos descartaban connotaciones directamente positivas. Asociaron términos como: tribu, solitario, rudimentario, antropófago, pobre, aplastado

Nadie le atribuyo al termino Indígena adjetivos positivos tales como: inteligente, creativo, trabajador, organizador

El sistema de reglas de funcionamiento ideológico puede compararse con una computadora: la ideología no radica en los datos que alimentan la maquina (input explícitos), sino en el programa interno e invisible con el cual ella procesa todos los datos

3° La ideología funciona a través de mecanismos de selección y combinación de los mensajes..

Para descubrirla debemos indagar lo que hay detrás de aquellos. Los medios de difusión seleccionan y combinan las proposiciones generalmente en forma inconsciente pues ya trabajan según la gramática ideológica. El ejemplo más patente en esto lo tenemos en la combinación y selección informativa que desde 1980 en adelante están dando todos los medios de difusión occidentales sobre la situación de Nicaragua y el problema de Centroamérica. La prensa Mundial esta obsesionada y lo presenta como un peligro continental. Casi no se mencionan las situaciones inhumanas de los países limítrofes.

En más de cuarenta años tampoco se hablo de dictadura de Somoza en Nicaragua y de Duvalier en Haití hasta el día que cayeron. En todos estos asuntos, sin tomar una posición política a favor o en contra de tal o cual gobierno, la ideología aparece como una visión parcial de las cosas, porque selecciona todos los mensajes desde una única perspectiva pretendiendo interpretarlos como si fuesen la totalidad.

Muchos comunicadores y educadores arman mensajes ideológicos, pero sin darse cuenta. Incluso la ideología dominante se manifiesta con frecuencia entre aquellos que no la comparten. A veces toma varias formas, a primera vista muy dispares, pero que en el fondo, son una misma cosa.

No es fácil desmontar el engranaje de la ideología porque toca todos los medios: prensa, publicidad televisión, canciones… Para hacer ejercicio analítico de ideología, es inútil recurrir a mensajes concretos-por ejemplo de la prensa-, y observar como se seleccionan y combinan las informaciones. Este trabajo se ha hechota muchas veces, y hay libros publicados sobre ello. De lo que se trata ahora, es darle un contexto metodológico aplicable a la enseñanza práctica de lectura crítica de la ideología. Y esta es la tarea propia de la didáctica.

5- Pasos para descubrir la Ideología en un mensaje:

Para descubrir una ideología presente en un texto, debemos indagar lo que hay detrás de este.

1-Ante todo ha y que detectar el sujeto o modelo referencial sobre el cual gira todo texto, diario, fotonovela, película, publicidad…….. Se trata de responder a la pregunta: ¿Cuál/es el protagonista o personaje centradle todo este mensaje?

2- A nivel explicito o denotado hay que prestar atención a lo que manifiesta el mensaje, o sea a sus enunciados: en palabras, imágenes, música ¿Qué características tiene el sujeto o protagonista?¿Que atributos o cualidades se le asignan?

3- Otro paso consiste en detectar a nivel implícito o connotado cuales son las representaciones simbólicas que sugiere el texto del mensaje, o sean las estructuras de conceptos allí contenidas ¿Qué ideal de personaje ( por ejemplo, de mujer o varón) quiere presentarnos? ¿Qué tipo de persona connotamos o nos lleva fácilmente a connotar el texto?

4- Finalmente, a nivel ideológico, se llega a la estructura profunda y oculta. Este se capta buscando la oposición fundamental (llamado, también, segundo termino) a los términos anteriores explícitos (paso 2°) tales

Como aparecen en el mensaje: Digamos que es el contra sujeto, y se descubre mediante el eje semántico en torno al cual se ordena el discurso; por ejemplo: rico/pobre, bueno/malo, joven /viejo, democrático/dictatorial, etc.

Mediante esta oposición básica se puede reconstruir la ideología latente del mensaje es decir los valores afirmados y/o negados. En resumen en la expresión ideológica los niveles aparecen invertidos con respecto a la expresión directa del mensaje. En efecto: En la ideología hay un nivel oculto o sea estructura significativa básica general con determinadas representaciones, las cuales generan: un nivel manifiesto que son precisamente los enunciados del texto: lo visto, lo leído u oído.

En el mensaje enunciado tenemos ante todo, lo dicho explícitamente (los enunciados) y de ellos se va pasando a las representaciones o estructuras de conceptos, hasta llegar a la estructura profunda o ideología.

Sociedad